Elbio Conti: la fiereza del “Pato”

CARLOS EDUARDO REGUEIRA (3)
La solvencia del “Coti” en más de una situación. En el gol de Young, no ligó, desde el momento que la pelota hizo impacto en un defensor salteño, para descolocarlo.
**********
JAVIER GÓMEZ (3)
Más que aceptable y en el primer tiempo, sentido de proyección. Clave que vaya alcanzando la elocuencia de un fútbol capaz de sumar de mitad de cancha hacia arriba.
CHRISTIAN CAVANI (3)
Regularidad siempre. No solo en la trinchera central, sino esa condición para ser auxilio del que necesite. Bien.
ELBIO CONTI (4)
La fiereza del “Pato”. Pero la fiereza bien entendida. Al tiempo del anticipo. De trasmitir temperamento, con aciertos reales. A su manera. La del “Pato”.
MARCELO CAVANI (2)
Arrancó sobre la base de la solidez, pero en la recta final, con vacilaciones de control. Nunca dejó de tener capacidad de entrega. La de siempre.
**********
FABIO RONDÁN (2)
Desde que se inició la Copa del Interior, su más flojo partido. Y como la respuesta fue distante, el equipo lo padeció. Extrañamente peleado con la pelota y la tenue oposición. A tal punto que Young disfrutó de libertad por ese sector.
DARÍO RONDÁN (2)
Al igual que Fabio, al margen de la trascendencia habitual. A tal punto que fue excluído. Francamente una pena la denuncia. No es necesario apuntar que será una baja notoria.
JOSÉ GONZÁLEZ (3)
Cuando alcanza dimensión, se sabe lo que pasa: Salto se clarifica de mitad de cancha hacia arriba. Con desniveles. De todas maneras, el golazo potencia el calificativo. Definió bárbaro, tras la lujosa y creativa maniobra.
RICARDO LAFORCADA (2)
Costó reconocer la misión en el segundo tiempo. Por eso, definitivamente, no gratificó. Los 45′ finales fue partido para él, con todo el contragolpe disponible. No capitalizó. Apto para la evolución. Y cuanto antes, mejor.
**********
LUIS LEGUÍSAMO (3)
Soberbio el tiro libre por el “Tití”, para el canto del 1 a 0. La amenaza permanente, por esa vocación por estar y ser parte de la última estocada. No definió bien en un par de situaciones. A ese nivel, la deuda pendiente.
GEORGE DOS SANTOS (2)
Cuando Nieto lo excluyó, seguro que se le pasó por su mente, la película de las situaciones malogradas. A veces le pasa a los goleadores como él, en que lo simple se vuelve complejo. Tendrá que recuperar aptitud.
**********
HÉBER MARTÍNEZ (2)
El combatiente del “Cabeza”, aunque con errores tácticos e incluso de anticipo y control de pelota.
MARTÍN LIMA (2)
Ilusión de fútbol para el desequilibrio. Pero la consecuencia no fue otra que el derrumbe.
DOMINGO RAMÍREZ (x)
Le costó meterse en el trámite. Eso quedó claro.