En el «Fortín de Santa Rosa» de Atlántida, Universitario velará las armas para ser rey

«Aunque en la temporada estival recibe unos mil veraneantes, El Fortín se mantiene como uno de los refugios más agrestes de la Costa de Oro. Situado entre Marindia y Villa Argentina (a minutos de Atlántida), es un balneario perfecto para el descanso familiar y la conexión con la naturaleza. Los bosques densos y la poca urbanización es el mayor atractivo de El Fortín para los que prefieren vacaciones tranquilas. Tanto en verano como en temporada baja, las caminatas ecológicas por las callecitas del balneario son siempre una opción. Las casas y cabañas de alquiler están entre los bosques, así que la forestación se disfruta apenas se pone un pie fuera. Sobre la Avenida Santa Rosa de Lima, la calle principal del balneario (por donde se ingresa), se ubican lindísimos chalets sombreados. Entre pinos y eucaliptus, este camino lleva a la rambla, situada sobre barrancos que regalan una vista magnífica del Río de la Plata y la ciudad de Atlántida. La playa está mucho más deshabitada que la de los balnearios más populares de la Costa de Oro; quienes escapan a las multitudes estarán plenamente a gusto».
RUMBEANDO PARA EL ESTE
Como para leer y profundizar el conocimiento sobre EL FORTÍN DE SANTA ROSA en Atlántida, porque será el lugar de espera para Universitario, de cara al juego del sábado frente a Lavalleja de Minas. Tiempo del segundo y definitivo partido por la Divisional «A» del Torneo de Clubes de OFI. Paradisíaco ciento por ciento, allá se irá el rojo, con su bagaje de ilusión a cuesta: ser por primera vez en la historia, Campeón del Interior. Desde la Comisión Directiva y en consonancia con el Cuerpo Técnico, toda la agenda ya resuelta. La delegación partirá mañana viernes a la hora 9 desde la sede, el almuerzo en Durazno y el arribo a Atlántida previsto sobre la hora 18. Desde Salto a Atlántida, 512 kilómetros. Sesión que no faltará ordenada por el Profesor Carlos Ribero. La cena en ese «ámbito de concentración», descanso después y al día siguiente (sábado) sobre la hora 16, el traslado a Minas, distante 90 kilómetros. En el 2011 fue Ferro Carril, el último equipo rey del Interior. Ahora Universitario cimienta esa convicción: la de poder.