“En el silencio siento la maldad Con total frialdad… Y cruel encanto Yo me pregunto donde esta el final entre el bien y el mal Pa’ ponerse de acuerdo” (Pichón Dutra)

Hoy, con Sergio “Pichón” Dutra: músico y compositor que vive la música desde su naturaleza esencial

Sergio Daniel “Pichón” Dutra da Costa tiene veintinueve años y es músico, sesionista, arreglador, compositor y docente salteño. En la actualidad está al frente del Conservatorio Musical Darío Alegre en nuestro departamento.
Desde muy pequeño recibió la influencia de su padre Denis Dutra, uno de los músicos referenciales en el ámbito murguístico de Salto.3B0A5265
Esa experiencia tan cercana lo catapultó al despertar temprano de su vocación y ese camino lo llevó a alternar con músicos de la talla de Hugo Fatorusso, Darío Alegre y otros de relieve internacional.

¿Qué recuerda de su niñez?
-“Recuerdo mi pasaje por el baby fútbol en Nacional… mis primeras intenciones en música ingresando al Conservatorio Municipal de Salto para estudiar guitarra donde tuve la suerte de tenerlo al Profesor Antonio López y seguir muy de cerca toda la movida de las murgas.
Me recuerdo yendo con mi padre a los ensayos… recorriendo tablados, desfiles y concurso de murgas, donde ese ámbito me hizo interesar por los arreglos corales, la armonía, la rítmica de distintos estilos musicales.
Con diez años comencé en el Conservatorio y luego mi formación continuó en la Escuela Universitaria de Música en la capital del país”.
¿En cierta medida su padre Denis Dutra – también músico y compositor – fue su referente?
-”Siempre estuve cerca de todo lo que mi padre hacía, observaba atentamente su facilidad para tocar varios instrumentos y para armonizar voces…él fue el que despertó en mí lo más lindo de la música.
Me enseñó que para hacer música la técnica y el estudio son muy importantes, pero el secreto esta en lograr sacar las emociones y sentimientos que están en lo más profundo de nuestro ser, trasladándolos al instrumento”.
¿Por qué eligió la guitarra al emprender su carrera profesional dentro de la música?
-”Seguramente porque fue el primer instrumento que incorporé de inmediato por la marcada influencia del Profesor Antonio López en mi tránsito por el Conservatorio Municipal.
López fue para mí un gran maestro en todos los sentidos…. él lograba que el estudiante comenzara no solo a querer la guitarra sino la música en todas su dimensiones… que la música fuera un integrante más de la familia”.
El proceso de componer canciones fue paulatino o desde el comienzo descubrió que tenía la inspiración para hacerlo?
-”Comencé tocando y cantando canciones de grandes compositores a mi parecer pero siempre en mi cabeza estaba la idea de componer… además de hacer cosas de otros que si bien eran muy importantes, cuando se interpreta algo de autoría propia, tiene otro sabor”.
Qué experiencias más significativas rescata de su vida académica musical?
-”Mi gran experiencia fue y es, descubrir que la música es infinita, es amor, es humildad, es saber compartirla de la forma más auténtica”.
Conocer a Malosetti y a mi actual amigo y Maestro Darío Alegre, me dieron la oportunidad de trasmitirme ese conocimiento… pude proyectarme de otra manera, siento que tengo mucho por conocer y mucho para andar…. mucho para aprender”.
¿Qué estrategias son importantes a la hora de transmitir los conocimientos?
-“No sé si se le puede llamar estrategia… tuve la suerte de tener y aún tengo grandes maestros y no podría transmitir diferente a como me lo han transmitido ellos a mí.
Mi padre, Antonio López, Malosetti, Darío Alegre fueron y son mis guías y espero significar de igual manera para mis alumnos. Ellos me enseñaron trasmitir la música con mucho respeto y transparencia”.
¿Cómo han sido sus vínculos con los músicos de trayectoria con los que ha tenido la oportunidad de alternar?
No puedo dejar de nombrar a Darío Alegre que aparte de ser mi maestro actual, es el músico con el que más me vinculo, el me dio la oportunidad de tocar con músicos que nunca pensé que llegaría a compartir escenarios. Hugo Fatorusso me ha dejado un montón de cosas en lo personal y en lo profesional…esos valores que tengo la oportunidad de rescatar en cierta manera me están formando y enriqueciendo no solo como músico sino también como persona”.
¿Cuáles son los factores son los que permiten a un músico que pueda crecer en conocimientos y a nivel artístico?
-”En primer lugar la dedicación. Si quieres crecer musicalmente deberás de exigirte un día más que el anterior.
Es necesario tener la cabeza abierta a todas las propuestas, en la conjunción de propuestas puedes elaborar la que realmente deseas hacer y todas te pueden dar una idea de creación, la diversidad de propuestas hace que puedas rescatar de cada una de ellas las que mas te favorecen para lo que estas haciendo.
Seguramente uno no elige ser bueno, genial, regular o malo.
Solamente hace todo lo posible por sacar lo mejor que uno tiene y desarrollarlo captando distintas formas y expresiones”.
¿Cómo ve el futuro de la música?
-”Es difícil pronosticar el futuro de un arte. Pienso que todavía quedan cosas por crear, creo en que vamos evolucionando como seres humanos y con nosotros también la música.
Creo que tiene sus tiempos.
Salto ha tenido grandes poetas y fue toda una época. Horacio Quiroga, Marosa Di Giorgio, Víctor Lima, Enrique Amorín.
En otros departamentos como Treinta y Tres se destacaron Los Olimareños, en Paysandú cantaban Puerto Montt con Los Iracundos, en Montevideo en unos boliches se paseaba Eduardo Mateo y en las Termas del Arapey el Arquitecto César Rodríguez Musmanno dejaba obras para la eternidad y orgullo de todos los salteños.
Seguramente la música en Salto le espera un futuro prometedor… hay muchos músicos jóvenes que vienen pisando fuerte y seguramente alguno de ellos nos tiene preparada alguna sorpresa de futuro”.
¿A dónde le gustaría llegar a partir de su experiencia?
-Lograr que la música llegue a lo más profundo de mi ser para despertar los suficientes conocimientos en algún momento y trasmitirlos de la manera más sublime.
Quiero extender un agradecimiento personal a mi padre Denis, quien puso por primera vez una guitarra en mis brazos y me enseñó los primeros acordes… a la memoria del Prof. Antonio López.
Estoy seguro que muchísimos de sus alumnos se harán eco de este reconocimiento por lo que ha significado su vida de docente para varios músicos que hoy están en diferentes lugares, portando las enseñanzas de López… también a mi actual Maestro Darío Alegre que me sigue guiando por este infinito camino”.

María Fernanda Ferreira

 







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...