En la primera semana de movimientos de preparación, una sola opinión de cara al futuro… Hay que ganar todo

Es así, de pique nomás lo decimos, o al menos lo que pensamos desde nuestro lugar a la hora de analizar no solo lo que fuera la producción del grupo seleccionado salteño en la temporada pasada, sino también pensando lo que será el inicio de este nuevo proceso de selección (arrancó el lunes próximo pasado sus trabajos de preparación), de cara a una nueva competencia en la copa nacional de selecciones mayores que arranca en los primeros días del mes de enero de 2015.
Y aquí no debemos olvidar que esto es todo materia opinable, en cada uno de nosotros hay un técnico, y siempre estaremos pensando por ejemplo, (y nos incluimos), que tal, o cuál jugador bien podía estar formando parte del grupo, esto fue, es y seguirá siendo así, las cosas como son.
El tema es que el entrenador es uno, en este caso la responsabilidad recayó nuevamente sobre Ramón W. Rivas, y este decidió convocar a los que ya conocemos, y son los que iniciaron los trabajos el pasado lunes allí en el estadio Dickinson bajo las órdenes del resto del Cuerpo Técnico, ya que el entrenador Ramón W. Rivas se encuentra gozando de unas cortas vacaciones luego del epílogo de  la temporada oficial de la L.S.F, donde el equipo dirigido por este mismo hombre, el Club A. Universitario, se consagrara como el mejor de la temporada 2014 del fútbol salteño.
Rivas estará retornando en los próximos días, y allí sí, se pondrá al frente del grupo seleccionado, que por el momento trabaja en la parte física bajo las órdenes del “Profe” Carlos A. Ribero junto al resto de sus colaboradores.
Lo que vamos a decir ahora, es nuestra opinión simplemente, que surge lógicamente luego de haber observado lo surgido, y lo que dejó,  en el proceso anterior, donde nuestra selección de Salto fue sorteando cada fase de competencia, para “meterse” en la final del Interior, donde perdimos, y no se pudo lograr el objetivo principal. Aquí las cosas como son.
No nos gusta utilizar la palabra fracaso, y mucho menos cuando sabemos lo que trabajó el grupo para intentar conseguir el objetivo en aquella oportunidad, si algo no se le pudo criticar nunca a los muchachos de aquel grupo, que también estuvo orientado por Ramón W. Rivas, justamente fue eso, el trabajo y el compromiso con la causa. Es cierto, tuvieron todo, no les faltó nada, cosa que descontamos también sucederá en el presente proceso, es más, debería ser así por otra parte, para luego poder exigir rendimientos, y resultados en cancha. Las cosas como son.
Pensamos  no será esta la excepción y seguramente  los objetivos plateados se irán buscando cumplir paso a paso, sabemos que esto es fútbol, y que luego en cancha son once contra once (no podemos olvidar que el rival también juega), pero pensamos que la producción de nuestros muchachos estará acorde a lo que es la justa nacional que arranca en unos días. La base del grupo es la del equipo campeón “salteño” (Universitario) junto a otros jugadores que sin dudas se han destacado en sus equipos a lo largo de la temporada, y a los cuales el técnico conoce muy bien. Habrá que ver ahora, está en  Ramón W. Rivas buscar la mejor oncena para saltar a la cancha en el debut, que se producirá nada más, y nada menos que jugando de local en el Dickinson ante la selección “Blanca” de Paysandú en el clásico más añejo del Litoral…pensamos debería ser esta la mejor  medida, a la hora de calibrar las chances a futuro, ya que tanto Artigas, como Bella Unión no dejan de ser rivales de cuidado, pero nos parece que Salto se encuentra un par de escalones más arriba, eso repetimos, en nuestra opinión. Lo cierto es que pensamos esta vez, ya no sirve el vicecampeonato nacional, hay  que ir “quemando” etapas, esto es partido a partido, para definitivamente llegar a la instancia que todos pretendemos  jugar nuevamente la final de la copa nacional del interior, y esta vez ganarla. Esta es la  primera, de otras opiniones que realizaremos referidas a las chances, y posibilidades de nuestra selección mayor en este nuevo proceso… hay que ganar todo, a eso sí lo tenemos claro, ya no sirve el vicecampeonato.  Salto tiene con qué,  y esperemos que esta vez, la tercera  sea la vencida, es nuestro deseo, y el de todo el pueblo “futbolero” de nuestro departamento… así de simple, así de sencillo.
DANIEL SILVEIRA
Es así, de pique nomás lo decimos, o al menos lo que pensamos desde nuestro lugar a la hora de analizar no solo lo que fuera la producción del grupo seleccionado salteño en la temporada pasada, sino también pensando lo que será el inicio de este nuevo proceso de selección (arrancó el lunes próximo pasado sus trabajos de preparación), de cara a una nueva competencia en la copa nacional de selecciones mayores que arranca en los primeros días del mes de enero de 2015.
Y aquí no debemos olvidar que esto es todo materia opinable, en cada uno de nosotros hay un técnico, y siempre estaremos pensando por ejemplo, (y nos incluimos), que tal, o cuál jugador bien podía estar formando parte del grupo, esto fue, es y seguirá siendo así, las cosas como son.
El tema es que el entrenador es uno, en este caso la responsabilidad recayó nuevamente sobre Ramón W. Rivas, y este decidió convocar a los que ya conocemos, y son los que iniciaron los trabajos el pasado lunes allí en el estadio Dickinson bajo las órdenes del resto del Cuerpo Técnico, ya que el entrenador Ramón W. Rivas se encuentra gozando de unas cortas vacaciones luego del epílogo de  la temporada oficial de la L.S.F, donde el equipo dirigido por este mismo hombre, el Club A. Universitario, se consagrara como el mejor de la temporada 2014 del fútbol salteño.
Rivas estará retornando en los próximos días, y allí sí, se pondrá al frente del grupo seleccionado, que por el momento trabaja en la parte física bajo las órdenes del “Profe” Carlos A. Ribero junto al resto de sus colaboradores.
Lo que vamos a decir ahora, es nuestra opinión simplemente, que surge lógicamente luego de haber observado lo surgido, y lo que dejó,  en el proceso anterior, donde nuestra selección de Salto fue sorteando cada fase de competencia, para “meterse” en la final del Interior, donde perdimos, y no se pudo lograr el objetivo principal. Aquí las cosas como son.
No nos gusta utilizar la palabra fracaso, y mucho menos cuando sabemos lo que trabajó el grupo para intentar conseguir el objetivo en aquella oportunidad, si algo no se le pudo criticar nunca a los muchachos de aquel grupo, que también estuvo orientado por Ramón W. Rivas, justamente fue eso, el trabajo y el compromiso con la causa. Es cierto, tuvieron todo, no les faltó nada, cosa que descontamos también sucederá en el presente proceso, es más, debería ser así por otra parte, para luego poder exigir rendimientos, y resultados en cancha. Las cosas como son.
Pensamos  no será esta la excepción y seguramente  los objetivos plateados se irán buscando cumplir paso a paso, sabemos que esto es fútbol, y que luego en cancha son once contra once (no podemos olvidar que el rival también juega), pero pensamos que la producción de nuestros muchachos estará acorde a lo que es la justa nacional que arranca en unos días. La base del grupo es la del equipo campeón “salteño” (Universitario) junto a otros jugadores que sin dudas se han destacado en sus equipos a lo largo de la temporada, y a los cuales el técnico conoce muy bien. Habrá que ver ahora, está en  Ramón W. Rivas buscar la mejor oncena para saltar a la cancha en el debut, que se producirá nada más, y nada menos que jugando de local en el Dickinson ante la selección “Blanca” de Paysandú en el clásico más añejo del Litoral…pensamos debería ser esta la mejor  medida, a la hora de calibrar las chances a futuro, ya que tanto Artigas, como Bella Unión no dejan de ser rivales de cuidado, pero nos parece que Salto se encuentra un par de escalones más arriba, eso repetimos, en nuestra opinión. Lo cierto es que pensamos esta vez, ya no sirve el vicecampeonato nacional, hay  que ir “quemando” etapas, esto es partido a partido, para definitivamente llegar a la instancia que todos pretendemos  jugar nuevamente la final de la copa nacional del interior, y esta vez ganarla. Esta es la  primera, de otras opiniones que realizaremos referidas a las chances, y posibilidades de nuestra selección mayor en este nuevo proceso… hay que ganar todo, a eso sí lo tenemos claro, ya no sirve el vicecampeonato.  Salto tiene con qué,  y esperemos que esta vez, la tercera  sea la vencida, es nuestro deseo, y el de todo el pueblo “futbolero” de nuestro departamento… así de simple, así de sencillo.
DANIEL SILVEIRA