En la zona falta agua pero por el momento hay suficiente reserva de pasturas para los ganados

Para los días 2, 3 y 4 de marzo, la Sociedad Rural de Durazno está organizando la próxima exposición. Así lo con firmó, el Ing. Gonzalo Bastos, Presidente de la Sociedad Rural de Durazno, al ser entrevistado en las últimas horas por Martin Olaverry.

La feria del centenario de las exposiciones va a ser el 2, 3 y 4 de marzo -manifestó – el 2 de marzo comenzará la entrada de reproductores, el 3 serán  las clasificaciones, y el 4, ventas y espectáculos. Hay productores que todavía no se han inscripto; están en fecha para las inscripciones todavía. Va a ser una exposición de las importantes que ha habido superando a las de los últimos años, que ya de por sí habían sido muy buenas.

La exposición de Durazno es considerada en algunas razas como la antesala del Prado, sobre todo en Hereford, aunque el Angus, en estos últimos años ha tenido también un crecimiento muy importante en Durazno.

- ¿Qué han establecido ustedes para el período y cierre de inscripciones a propósito de esas consultas que está haciendo la gente?

– El cierre de inscripciones va a ser el 17 de febrero. Los reproductores después podrán ingresar hasta el viernes 2 de marzo, pero la fecha de cierre de inscripciones es el 17 de febrero indefectiblemente para todas las razas. Todo este mes estamos trabajando fuerte en la parte de los stands, de empresas agrícolas, que hoy en día en Durazno ha cambiado mucho el escenario: de aquel departamento que era ganadero y algo forestal, hoy, la agricultura es una herramienta de gran importancia, hay toda una movilización desde el punto de vista de mano de obra, de la estructura logística agrícola que la ha llevado a ser un pilar importantísimo en la economía del departamento, y eso también está reflejado en la exposición de Durazno.

- Las charlas técnicas que siempre se llevan a cabo en Durazno tienen temas de actualidad, ¿ya están definidas?

– No, tenemos dos o tres medias conversadas que queremos que sean de impacto, pero falta definir cuál de ellas, porque coincide que la fecha de la conferencia, que sería el viernes 2, habrá remate de reproductores, justamente un remate de Sanguinetti, de Merilin, y posiblemente alguno más. Entonces, creo que para poner charlas, va a haber una de impacto; creemos que va a ser de muy buena recepción. Posiblemente después, como siempre, hay una sucesión de charlas del Ministerio, del Plan Agropecuario, del INIA, que se van intercalando dentro de los días de exposición.

- Hace unos años atrás, cuando comenzaba este fenómeno, algunos veían a la agricultura como una amenaza para la ganadería. ¿Cómo se ve hoy a la agricultura? Lejos de transformarse en una amenaza, ¿ha sido una oportunidad más de crecimiento para el sector ganadero particularmente?

– Sin dudas que sí. El impacto de la agricultura fue favorable en el sentido de la intensificación ganadera. La ganadería no ha disminuido sino que se ha intensificado, han surgido feedlots, han aparecido reservas forrajeras caso silos de grano húmedo. Al haber un equipo agrícola importante en la zona, al haber maquinaria, al haber logística, el productor ganadero está al alcance de hacer también sus cultivos forrajeros para reserva propia y venta también.

Aquellos temores, en realidad no se llegaron a concretar. Algunos agricultores han sembrado algunas áreas que eran demasiado marginales y que el tiempo, al no haber ayudado, fueron áreas que les faltaron rendimientos demasiado atractivos. Pero eso es un mínimo porcentaje; ahora hay una adecuación. Se está haciendo la agricultura sobre áreas que realmente se sabe que son importantes, rentables, productivas, y la ganadería, si está, se intensifica y los feedlots siguen apareciendo. Aquello de que el productor ganadero no daba suplementos, seguimos los caminos que hubo en los tambos en algunas décadas atrás, y hoy, el ganadero es tanto invernador como recriador, está suplementando y está armándose desde el punto de vista forrajero para enfrentar las situaciones climáticas y tener su stock.

- ¿Cómo está hoy la zona centro del país, el departamento de Durazno, en lo que tiene que ver con el aspecto forrajero de acuerdo a lo que han sido las precipitaciones? ¿Qué suerte han tenido en el centro del país con respecto a las lluvias?

– Malas. La zona donde tengo el establecimiento y los alrededores, al norte de Durazno, está falta de agua. Ha habido lluvias importantes pero muy localizadas en dos o tres lugares. Desde mediados de diciembre no cae agua en forma aceptable. La pastura, la parte forrajera, está seca. Lo que sí se observa en la mayoría de los casos es que pastura hay, está seca pero no hay una posibilidad grande de decir que por la falta de pasto pueden correr riesgo la vida de los animales. No es así. El problema que empezó a formarse ahora es el corte de algunas cañadas, problemas en las aguadas, pero si bien estamos con un déficit hídrico importante y ha llovido bastante menos de lo normal para este mes, las pasturas están secas pero en la mayoría de los casos hay reservas forrajeras que permiten esperar con cierta tranquilidad que cuando venga la lluvia se siga produciendo bien, porque uno ve la mayoría de los ganados con buen estado. Así que podrán tener una pronta recuperación en caso de lluvias.

- Teniendo en cuenta las características que tiene la Sociedad Rural de Durazno, que nuclea particular y fundamentalmente a productores ganaderos. Hay un asunto que la Federación Rural tiene como uno de los temas principales y de los primeros en la agenda en este comienzo de 2012, que es la exportación de ganado en pie. ¿Cómo ven esto particularmente, esta situación que está planteada hoy con respecto a lo que es la política que lleva adelante el MGAP sobre este asunto?

– Creemos que la exportación de ganado en pie es indispensable que se mantenga, que no haya limitaciones salvo casos excepcionales. Hoy es una salida, una competencia de suma importancia para el productor. La exportación de ganado en pie es el arma que tuvieron los productores para poder mantener los valores en los precios, en la competencia con los frigoríficos, y a su vez es una boca de salida, y más cuando estamos en un período de seca que no sabemos hasta qué punto vamos a llegar, es tener la tranquilidad de que podemos contar con una salida de vacunos para exportación. Por lo tanto, toda medida contraria a eso es muy perjudicial y peligrosa y puede traer desánimo a los productores.