En términos generales Salto y Artigas están en una situación forrajera razonable y la condición de los ganados es correcta para este período

El Ing. Agr. Danilo Bartaburu, director de la Regional Litoral Norte del Instituto Plan Agropecuario (IPA) se refirió a la situación agropecuaria que atraviesa la zona norte del país. En diálogo mantenido con EL PUEBLO indicó que la helada del pasado jueves dio inicio a lo que sería el invierno agronómico porque desde ese punto de vista, provocó un quemado importante de las pasturas y pérdida de calidad consiguiente de las mismas, además señaló que la consecuencia más importante es que a partir de ahí empieza a aparecer un estancamiento de las pasturas, algo típico del período invernal.
Bartaburu consideró que esa helada de la semana pasada, “marcó el quiebre de situación”, ya que “hasta ahí veníamos casi que en un otoño, pero a partir de ahí se presentaron signos de la entrada del invierno”. Aunque para estar a fines de junio resaltó que – salvo la situación de Paysandú, Artigas y Salto en términos muy generales están en una situación forrajera razonable y la condición de los ganados es correcta para este período. Explicó que Paysandú presenta una situación bastante más difícil, sobre todo lo que sería el litoral sur de dicho departamento, que está con un déficit hídrico muy marcado y por lo tanto en esa zona la situación es más complicada. Por otra parte hizo referencia a las últimas lluvias registradas este lunes, que anduvieron entre 20 y 40 milímetros, indicando que pese a ello hay zonas de Paysandú y de Salto, complicadas en cuanto a las aguadas, pero de todas formas analizó que “mirando la realidad ganadera (estrictamente el rubro ganadero), para estar situados a fines de junio, en términos generales estamos en una situación correcta”.
PREÑECES OSCILAN ENTRE 70 Y 75%
En cuanto a las preñeces manifestó que como dato promedio las preñeces en esta zona son del orden del 70-75%. Bartaburu hizo hincapié en que este dato es muy variable entre predios. Indicó que las diferencias son notorias entre los distintos establecimientos fruto de los distintos manejos como la carga animal, los manejos del entore, los destetes, entre otros.
Respecto a otros años comentó que desde el punto de vista de las preñeces, estaríamos arriba de cifras promedios de lo que serían las preñeces para esta zona y considerando períodos largos de tiempo, estaríamos en cifras bastante promedios.
AGRICULTURA
Por otra parte y respecto a otras novedades de la región, focalizando el norte de Paysandú en temas agrícolas, comentó que están marcados por las cuentas muy ajustadas de los temas de agricultura de secano, “no escapa nadie a la realidad del cultivo de la soja, ni a que las siembras de trigo fueron notablemente inferiores a otros años”, mencionó que en Paysandú por ejemplo se habla de un 50% del área menos de siembra de trigo, y agregó que por suerte salió una opción de siembra de cebada que más o menos va a andar en la misma área que otros años. Refiriéndose a la zona de Artigas indicó que en el cultivo de arroz, en general hablando con los arroceros, hablan de una situación económica muy ajustada.
SECTOR LECHERO ATRAVIESA GRAVES PROBLEMAS ECONÓMICOS FINANCIEROS
En cuanto al sector lechero manifestó que está con graves problemas económicos -financieros de la mano de tres causas que son: la bajada del precio de la leche, un descenso en la producción en el otoño como consecuencia del déficit hídrico que hubo en marzo, abril y parte de mayo y un incremento en los costos y la suba del dólar- del tipo de cambio que naturalmente que a los lecheros y a todo lo que son sistemas intensivos de producción les repercute fuertemente porque son estructuras de costos muy dolarizadas, por lo cual la suba del precio del dólar le afecta mucho a los lecheros porque cobran en pesos y sin embargo tienen una estructura de costos muy atada al dólar.
Finalmente Bartaburu se dirigió a los productores indicando que a esta altura del año hay que trabajar con los loteos de los rodeos de cría por condición corporal, asignación de potreros según pasturas, suplementación de las categorías de recría, especialmente la categoría de terneradas de destete que es la que más responde a la suplementación invernal.
“Como siempre las oficinas del IPA y los técnicos están a la orden por cualquier consulta o demanda tanto por parte de los productores como de las organizaciones de productores”, expresó.