En tiempo de Coronavirus

La última semana prácticamente la ciudad, el país y el mundo han vivido en torno a un tema: CORONAVIRUS

Sin duda de un día otro la cotidianeidad de nuestra vida cambió, los centros educativos cerraron, se suspendieron los espectáculos públicos, se solicita permanecer en casa, no concurrir a ninguna reunión familiar.
Pero entre todo eso la vida sigue, a otro ritmo, pero sigue, las obligaciones continúan y muchos, que no pueden quedarse en sus hogares, salen a enfrentar día a día esta nueva realidad.
Calles vacías, comercios cerrados, la aventura de conseguir alcohol en gel, de repente la gente reza mucho más que antes, otros comenzaron a hacerlo ahora, se volvió a leer, a escuchar radio, a escuchar esa melodía que se tarareaba pero no se pensaba en el significado de la letra.
Dentro de toda esta realidad aparecen nuevas oportunidad para penar en la sociedad por sobre lo individual.
Muchos pensamos que esto tiene un por qué y un para qué, nada pasa en vano.

Adriana Martínez.

 

El comportamiento humano en tiempo del coronavirus desde una visión sociológica

Dr. Juan Romero, sociólogo

¿Cómo se analiza el comportamiento de nuestra sociedad en tiempos de crisis sanitaria desde el punto de vista de la sociología? Fue la pregunta que le formulamos al Doctor Juan Romero. «Concuerdo con un artículo de un colega de la Complutense -comenzó diciendo-, Pablo Santoro, quien para comenzar a analizar toda esta situación -que no es nueva para las ciencias sociales porque podemos arrancar desde Orson Welles con aquella bajada de marcianos y todo lo que generó en los años 30-, hay dos elementos que él plantea y concuerdo con él, como para empezar a analizar sociológicamente estas situaciones.
El primero, la centralidad social que tiene el trabajo invisible de los cuidados. ¿Quién cuida? ¿Cómo cuida? ¿Quiénes son? ¿Qué edades tienen? Hay un trabajo invisible de cuidados en estas situaciones que emerge con muchísima fuerza. Llevando esto a política pública, el Sistema Nacional de Cuidados pasa a ser central, ¿se lo va a dejar caer? ¿Se lo va a dejar como está? ¿Se lo va a mejorar? Pero hay un trabajo invisible de cuidados, personas que cuidan en la casa y que es central. Después está el punto de vista sanitario, donde el problema actual del coronavirus no es tanto el virus en sí sino lo que genera el virus. El sistema sanitario, por ejemplo a nivel local, no podría resistir 300 personas en CTI, porque no hay lugar para todas ellas. ¿Y qué pasa con los accidentados? ¿Qué pasa si a alguien le da un paro cardíaco? Y podemos seguir. Entonces, entra en cuestión el sistema de cuidados.juan romero
El segundo elemento, que no deja de ser menor en todo esto, y que es transversal, son los efectos de la desigualdad social y de las diferencias de clases sociales y de capitales económico, cultural, educativo, sociales, etcétera, que genera todos estos comportamientos tan dispares, porque se dice, ‘la gente fue, se llevó todo’. ¿Quiénes son? ¿Ese señor que vende maní? ¿El señor bagayero que pasa por casa? No, no son todos, son algunos. No son todos las Carmelas que van a cumpleaños de 500 o 600 personas. Y comienza a verse ese tipo de comportamiento, donde las desigualdades sociales en estas situaciones se hacen más visibles y yo diría, más descarnadas.
Esto, llevado al tema del empleo en Salto, tenemos una sociedad en donde el 40% de los que trabajan están en situación de informalidad. Entonces, ¿a esa gente se le dice teletrabajo? ¿Cuánto puede resistir esa gente sin la changa diaria en esta situación? ¿Quién les va a dar una mano? ¿O no se le va a dar una mano? Esa gente, ¿tiene cobertura social? ¿A dónde van a ir? Y seguramente ese 40%, que son 20 mil personas, van a ir al Hospital, porque no tienen FONASA, no va a ir al Centro Médico. Entonces uno dice, ‘pucha, es un problema gordo’. Donde el 2% de esos 20 mil demanden camas, no sé si el sistema sanitario local lo resiste. Esta serie de problemas comienzan a desnudarse por un virus, en términos sociológicos.
Luego está lo que se llama la microsociología, como la microsociología de los saludos, ¿van a comenzar a cambiar los saludos de acá en adelante? ¿Vamos a ser tan besuqueros, seguiremos con los abrazos? Después que pase esto, ¿cambiará el tema de los saludos?
Lo otro que también emerge son las nuevas formas de colaboración científica. Estamos viendo hoy en la prensa que se van a producir kits de detección del coronavirus a nivel nacional, lo va a hacer un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias. Si uno mira la cara de esos gurises, son jóvenes, es decir que durante 15 años, por lo menos 10, estuvieron formándose a nivel nacional, tuvieron becas, hicieron sus maestrías y doctorados, lo hicieron en el PEDECIBA (Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas), lo hicieron en la propia UDELAR, y cuando uno que está en la comunidad académica dice que necesita más presupuesto, 6% para la Educación, 1% para ciencia y tecnología, es para esto. Entonces, esos gurises estuvieron 10 años formándose, ahora demuestran el por qué y que no despertó de un día para el otro esa formación científica. Y parte de esa gurisada está acá en Salto en el Laboratorio de Virología, generan no solo conocimiento sino herramientas nacionales, que obviamente son mucho más baratas que importar kits en una situación complicada como la que estamos viviendo.
Lo otro que desnuda son los nuevos arreglos familiares. En nuestra sociedad, por ejemplo, el papel que tienen los abuelos como cuidadores de los nietos. ¿Cuántos padres hoy dejan a sus hijos con los abuelos y cuando salen del trabajo los levantan? Ahora eso no se puede hacer, y en la cotidiana capaz que eso no se valoraba porque estaba naturalizado. «Te va a ir a buscar el abuelo», «tomá la leche en la casa de los abuelos que cuando salga del trabajo te paso a buscar», eso era rutinario, hoy no se puede hacer porque hay que cuidar a los abuelos.
Esto nos muestra entonces los nuevos arreglos familiares que existen, cómo se altera la vida cotidiana en el día a día, que nos termina cuestionando lo frágiles que somos ante situaciones naturales, que siempre han existido y que van a seguir existiendo.

 

Muchos adultos mayores con “interés por tener contacto telefónico con alguien que escuche sus inquietudes, necesidades o simplemente quiera charlar”

Lic. Agostina Russo, Psicogerontóloga:

Agostina Russo Díaz es salteña, aunque reside desde hace algunos años en Montevideo. Es Psicóloga y Diplomada Psicogerontóloga, posgrado de la UDELAR, que se basa en el estudio e intervención en Vejez y Envejecimiento. Ante la situación actual de emergencia sanitaria nacional, consultada por EL PUEBLO para el presente informe nos invita a reflexionar sobre algunos temas y también sugerencias para Personas Mayores en estos días de aislamiento. “Las Personas Mayores son población de riesgo ante la situación de emergencia por el COVID-19, por lo que se les ha sugerido que se queden en sus casas, esto nos ha llevado a la población en general, a poner el foco de atención en ellas”, comienza diciendo, y agrega que “es un momento clave para visualizar a la población mayor, sus derechos y las necesidades de los mismos, que están mucho más allá de lo que pueda estar pasando en estos días”.
Afirma además que hay una estigmatización muy fuerte en nuestra sociedad; discriminación y mitos sobre la Vejez y hacia las Personas Mayores. Y nos invita a pensar sobre temas como la soledad. “Soledad en términos de <soledad subjetiva> como se dice académicamente, la cual refiere a lo que la persona entiende por soledad, que no sólo se trata de personas que viven solas, sino que puedan sentirse solas, aunque tengan redes de sostén, familia, vecinos, amigos”.
“BRIGADA PARA 65 AÑOS – QUEDATE EN CASA”Psic. Agostina Russo

En estos días, Agostina formó parte de la iniciativa de un grupo de psicogerontólogos egresados de la Universidad de la República, que formaron una brigada voluntaria para ayudar a personas mayores de 65 años, poniéndose a disposición para colaborar en hacer mandados como puede ser compra de productos en supermercados o farmacias, comercios en distintos barrios de Montevideo. Lo hacen de forma totalmente honoraria y en coordinación con las personas mayores. Entre sus acuerdos de protocolo a seguir, dispusieron no aceptar ningún intercambio económico ni propina. A propósito, narra que “en estos días tuvimos una altísima tasa de demanda y llamadas telefónicas; si bien muchos se contactaron por los mandados, también se empezó a observar la realidad de trasfondo: el interés por tener contacto telefónico con alguien que escuche sus inquietudes, necesidades o simplemente quiera charlar con ellos”. Además destacó el agradecimiento recibido: “muchos simplemente llaman para agradecer que alguien está pensando en ellos”, comentó.

RECOMENDACIONES PARA ESTAR EN CASA: NO GENERAR PÁNICO NI ANSIEDAD
En este sentido, la licenciada realiza una serie de recomendaciones para poder organizar el tiempo en casa y las actividades: “El aislamiento, en tiempos de emergencia sanitaria, muchas veces hace perder nuestros hábitos de rutina diarios, puede repercutir sobre todo en nuestra alimentación, sueño y ejercicio físico y mental.
Es importante mantener una rutina de actividades para hacer en casa, que incluyan horas de comida, sueño y entretenimiento y ejercicio físico. Son tiempos que se caracterizan por el acceso a mucha información, lo que lleva a una sobre información. No debemos subestimar lo que está sucediendo, no negarnos, ya que la desinformación ha puesto en riesgo la salud de muchas personas. Por esto, es importante leer medios de información oficiales, no reenviar cadenas y videos que favorezcan el pánico colectivo. Es importante aprovechar la tecnología para mantenernos en contacto con nuestros familiares. El dialogar, el poder comentar con otros aquellos sentimientos, reflexiones que surgen de estas situaciones es necesario, pero se sugiere elegir con quién compartirla y no hacerla en grupos que pueden perjudicar la ansiedad de otros. Las situaciones de aislamiento pueden generar eventos de ansiedad, por lo que se sugiere usar el humor, promover chistes, hablar de otros temas. A su vez, ejercitar la respiración, tomarnos una pausa, tomar esto como una parte de nuestro autocuidado diario. El cuidarse también es cuidar al otro, la empatía, la solidaridad también forman parte de estos esfuerzos a aunar para transitar esta emergencia”.
CUIDADO Y SEGURIDAD
Por otra parte, entiende la profesional que “es necesario reparar en aspectos relacionados con el cuidado y la seguridad”. Este aspecto ha sido muy importante en la iniciativa que tuvo la mencionada brigada. Agostina cuenta que “somos nosotros quienes ponemos los números de teléfono a disposición de las personas, para que sean ellas quienes se contacten y aclaramos siempre que no entramos en el domicilio, y que una vez que vamos a buscar el dinero para hacer la compra, les dejamos documento de identidad, a modo de garantía. Recomendamos no pasar números de tarjeta, ni de débito, ni de crédito, ni número ni PIN a nadie, ni en esta situación ni en ningún momento”.
Esta situación ha permitido visibilizar la heterogeneidad de situaciones en las que viven las personas mayores en nuestro país. Si bien hubo una gran demanda en por parte de algunas personas del interior en replicar esta acción, la licenciada menciona, que “dados los recursos humanos y que se trata de una iniciativa comunitaria, no se han auspiciado otros grupos. Sin embargo, hemos brindado asesoramiento y apoyado a otros colectivos en la transmisión de la experiencia, y quedamos a disposición para seguir colaborando”.

 

“Hemos tenido que adaptarnos pensando en optimizar la gestión y la atención para prevenir complicaciones”

Para el Dr. Ítalo Gelós

Dr. Ítalo Gelós es médico cirujano, quien junto a los demás médicos y personal de salud, se encuentran en la primera línea de batalla contra un enemigo invisible a simple vista, un virus, llamado COVID 19, conocido popularmente como coronavirus.italo gelos

– ¿Cómo es el trabajo de los médicos en Salto en este tiempo de pandemia?
– Nos ha alterado a todos nuestro ritmo de trabajo, hemos tenido que ir adaptándonos armando protocolos y cambiar la conducta sobre cómo vamos a proceder de acuerdo a cada caso. Hemos tenido que adaptarnos pensando en optimizar la gestión y la atención para prevenir complicaciones y la situación del virus en caso que aparezca para agilizar también la atención en general. Nos ha tomado por sorpresa, hemos tenido pocos meses de preparación para aprender y para hacer las cosas lo mejor posible. Por eso tratamos todos los días de actualizarnos con todo lo nuevo que va saliendo justamente para mejorar la calidad de atención y para informar a la gente lo mejor que se pueda.

– Todo lo desconocido suele generar miedo y preocupación, lo que lleva a la ansiedad de la gente. Ante esto, puede verse la actitud del cuerpo médico a través de las redes sociales intentando tener una acción de cercanía con las personas. ¿Cómo ha sido esa experiencia inédita?
– La verdad es que es algo que se ha ido implementando en el día a día, y es algo que llamó la atención porque uno ya es algo descreído sobre qué tanto se puede hacer desde las redes sociales, pero la idea es tratar de estar más cerca de la gente, desde donde podemos hacer un mejor seguimiento. No creíamos que pudiera ser posible al principio pero terminó siendo bastante efectivo, por lo que se ha transformado en una herramienta de mucha utilidad, podemos hacer un seguimiento del paciente, podemos controlar cómo ha ido evolucionando. Nos sorprendió gratamente esta utilidad de las redes sociales.
– ¿Y cómo ha sido la reacción de la gente ante esta nueva modalidad de atención-seguimiento?
– Hay de todo. La gente está muy acostumbrada a consultar muchas veces, a tener mucha duda, de repente te encontrás con que el paciente ha hecho otras consultas y viene con varias opiniones, así que nos demanda más y tenemos que pedir que se confíe más en la palabra del médico. Hemos visto reacciones de todo tipo, hay gente que lo toma bien, que uno le explica y entiende con tranquilidad, y hay gente que no lo toma tan bien y que demanda mayor atención y mayor presencia del médico, cosa que se está tratando de racionalizar para evitar la propagación de los distintos cuadros virales, sea cual sea la causa.

– En cuanto a la situación en general que estamos viviendo, la experiencia más cercana ha sido lo de la gripe H1N1, aunque pareciera que esto se nos ha ido un poco de las manos, ¿cuál es su interpretación al respecto?
– Recuerdo cuando apareció el patógeno de la gripe H1N1, fue una locura, explotaron las consultas, no dábamos abasto y la gente también descreía de lo que se le decía, estaba muy desconfiada de lo que uno le iba explicando, buscaba más información y otras opiniones. En este caso, en esta pandemia, como la situación se encaró de otra manera, se racionaliza más la parte de asistencia, se organizó de otra manera, y la gente bueno, algunos entienden y otros no, pero me parece como que la parte asistencial se trata de encauzar un poco mejor de lo que fue la asistencia con la gripe A.

– Hay científicos que adelantan que pasado el coronavirus ya vendrán otros, ¿se está tomando nota de lo que está pasando, estamos aprendiendo de esta experiencia para lo que se viene?
– Sería coherente prepararse y tratar que esto nos sirva como una lección y buscar reformular las conductas que de repente tenemos buscando una prevención. Tendríamos que aprender de esta vivencia. De parte de los médicos tratamos que esto nos sirva justamente de experiencia para ir afinando y puliendo conductas a futuro. Y por parte de la gente estaría bueno que también lo tome como experiencia para futuros casos que ojalá no pase pero siempre es posible que venga algún otro patógeno o enfermedad y que haya que actuar pensando en la experiencia pasada para optimizar y mejorar la reacción.
Lo importante es que la gente escuche y lleve a cabo las recomendaciones que se le viene haciendo, porque se ve que hay gente que se lo toma un poco más en serio y gente que no lo toma tan serio. Nosotros vamos aprendiendo sobre la marcha sobre cómo reaccionar frente a estos casos, pero hay que ser cautos, ser precavidos y tratar de ser lo más cuidadoso posible en lo que hacemos.

 

«La violación de las medidas sanitarias dictadas por la autoridad competente, debe causar un daño a la salud humana»

Dr. Diego Gaitán

En diálogo con EL PUEBLO, el abogado y aspirante de la Cátedra de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la UdelaR, Dr. Diego Gaitán, efectuó una síntesis de los delitos que se estarían cometiendo por parte de la ciudadanía al incumplir las disposiciones establecidas por las autoridades ante el estado sanitario actual por el que atraviesa el país.

VIOLACIÓN A LAS NORMAS SANITARIASINFORME Dr. Diego Gaitán
Antes que nada hay que destacar que, esta situación es de conmoción social y hasta mundial. Sin dudas que nos esperan días complicados de aquí en más, por lo cual deben de seguirse tomando medidas, y lo cuanto antes mejor, para evitar que esto llegue a ser más trágico, si aún es posible.
En lo que refiere a la parte penal, lo que existe es el artículo 224 del Código Penal, que establece o tipifica al delito de violación a las normas sanitarias, pero lo que se requiere ahí, es que se cause un daño.
Antiguamente era lo que se llama un delito de peligro, luego, con el tema de la aftosa se lo modifica, transformándolo en un delito de daño, lo que implica en este caso concreto, que la violación de las medidas sanitarias dictadas y publicadas por la autoridad competente, para impedir la introducción o propagación en el territorio nacional de enfermedades epidémicas o contagiosas de cualquier naturaleza, causare daño a la salud humana o animal.
O sea, si violo las disposiciones sanitarias pero, no causo un daño, no hay delito. Por lo tanto, este delito siempre se podrá aplicar a aquel que ha violado las disposiciones sanitarias, pero que cause un daño, porque lo exige como requisito el mismo tipo penal.
Cosa diferente que después se puede aplicar, es, y pongo un ejemplo, el que a sabiendas que tiene la enfermedad, contagia a otro. Ahí sí se podrá aplicar pero, será un delito de lesiones, y, dependiendo de las situaciones, habría que pensarlo muy bien, de homicidio, lo cual sería más complejo.
¿Qué diferencia hay? Bueno, en el delito de lesiones lo que se protege es la propiedad, el bien jurídico es individual. En el delito del artículo 224 del Código Penal, es la salud pública, el bien jurídico es colectivo. Pero insisto, siempre y cuando se aplicará la sanción a ese delito, se cause un daño.
Diferente es la situación de aquel que tiene el virus y que debe estar resguardado, y de igual manera sale, contagia a otro a sabiendas. Ahí estamos frente a una situación más compleja que, ojalá, no exista.
CUARENTENA Y CIRCULACIÓN POR LA VÍA PÚBLICA
Otro punto aparece respecto a la cuarentena; qué pasa con el que no se queda y la cumple en casa. Bueno, ahí tampoco existe un delito, salvo las hipótesis que manejaba. El que tiene que estar en cuarentena y sale a la calle causando daño: contagiar a otras personas, situación que podría ocurrir. Volvemos a lo mismo, en ese caso se estaría frente a delitos de lesiones y de las violaciones de las disposiciones sanitarias.
Después, sobre la gente que anda en la calle, lo que ha trascendido por audios de whats app, de que patrullarán las calles impidiendo el tránsito, bueno, ahí habría una violación a la libertad, por lo que, su impedimento, está en manos de la autoridad competente, mediante una ley. Es decir, el artículo 7 de la Constitución de la República establece el goce de ciertos derechos, salvo lo que establezca una ley de interés general que pueda limitarlos, lo cual se puede hacer, también.
Después, existen las medidas prontas de seguridad, que establecen que podrán aplicarse en caso de conmoción interior, procediendo al arresto de determinados ciudadanos. Es decir, elementos jurídicos hay, habría que ver cuál es la mejor forma de aplicarlos.
Sin dudas que esto, creo, que implica una consciencia social de que quien pueda quedarse en casa, se quede en casa. Creo que mucha gente no ha tomado en consideración, cuan perjudicial puede ser para todos la propagación del virus. Vemos que en muchos lugares la gente sigue saliendo a lugares sociales, sin tomar esa debida consciencia, independientemente de que estemos frente a un virus cuya mortalidad es muy baja, factor que debemos agradecer. El tema es que donde se empiece a contagiar todo el mundo, esto será un caos.
También, podría llegarse al desacato por parte de la ciudadanía, en caso de que se desobedezca alguna orden expresa, pero, ahí debe de haber una limitación a los derechos por medio de ley, algo legítimo.
Resumiendo. Tenemos un delito de violación de disposiciones sanitarias que, para aplicarse, debe mi conducta causar un daño a la salud humana; después, tenemos los delitos de lesiones, que, también, se pueden aplicar cuando alguien, a sabiendas de que, está con el virus, contagia a otra persona, pudiéndose imputarlo a título de dolo o culpa, dependiendo de los casos. Luego viene lo otro, si estoy en la calle, para retirarme el derecho de circulación, debe de existir una ley de interés general o tomarse medidas prontas de seguridad por parte del Poder Ejecutivo, lo que es muy complejo. Ojalá que no se tenga que recurrir a la parte penal y que la gente tome consciencia de la actual situación.

 

Para Milton Viera «el ser humano es muy fuerte» y podrá salir adelante confiando en la naturaleza

«Ayudarse con las cosas que vienen de Dios y se complementan con la ciencia»

El reconocido naturista salteño Milton Viera, en instancias como la que estamos viviendo de pandemia del Coronavirus, conjuga la medicina natural y la fe, sin que falten en sus palabras, a cada momento, ciertos toques de humor, para que la situación sea más llevadera.
Con muy buena disposición accedió a conversar sobre el tema con EL PUEBLO ya que entiende que «es importante colaborar para que esto pase pronto»; y así comienza su reflexión: «estamos en una situación angustiante, preocupante, con mucha gente con depresión porque está perdiendo el trabajo, todo eso duele mucho, así que, o estamos todos juntos o es el fin de las cosas, porque no hay país que pueda soportar una economía donde no hay fuentes de trabajo funcionando y la gente queda sin trabajo. En esta tenemos que estar todos unidos; de lo contrario, Adiós Pampa Mía; o entendemos la situación o hasta aquí llegamos…».MILTON VIERA

«El ser humano es muy fuerte…»
De igual forma, Milton Viera se muestra muy firme en su confianza en el ser humano y en la naturaleza en general. Sostiene que «no hay que entrar en pánico; lo único que este virus tiene es que es resistente, pero hasta cierto punto, porque el ser humano no lo conoce y por lo tanto no ha desarrollado todavía una resistencia a él, justamente porque no lo conoce, pero el ser humano es muy fuerte, ha soportado todos los virus, bacterias y epidemias habidos y por haber. Lástima que se van a ir muchos compatriotas, muchos seres humanos en el mundo, pero pienso que con los recursos naturales podremos salir adelante, es lo ideal; porque el ajo, la cebolla, el limón, son antibióticos muy potentes y ningún virus puede hacerles resistencia, ninguno. Será lento quizás, pero al fin y al cabo esos elementos naturales son destructivos de todo cuerpo extraño que llegue y habite el sistema, y lo ayudan al ser humano a defenderse, le proveen anticuerpos fuertes».

No me entran ni las balas…
A propósito, Milton nos invita a leer estas palabras que escribió hace pocos días en su cuenta de facebook: «Le estoy saliendo como loco al ajo, a la cebolla y al limón. Y al mate le estoy poniendo eucaliptus, romero, alcanfor y hojas de guayabos. No me entran ni las balas. No se me arrima nadie, los mosquitos y los virus se me vienen peropegan la tal frenada cuando me llegan cerca. Y no me está faltando ninguna oración ni plegaria, y todos los salmos, desde el 1 hasta el 91…y a veces rezo cualquier cosa porque también le estoy saliendo a la grappamiel con limón (risas)».

Que no falte la miel, un alimento completo
«Otra cosa que no puede faltarles en sus casas es la miel –prosigue explicando-, porque es un alimento completo, aumenta naturalmente las defensas y refuerza los anticuerpos, reactiva la recuperación de células dañadas por los virus, activa el sistema inmunológico… Cuando necesiten endulzar algún alimento, háganlo con miel, es una de las cosas maravillosas de la naturaleza, es otra cosa de la creación de Dios».

Ajo, limón, vinagre, eucaliptus…
Además, comentó Viera que «los chinos ya se dieron cuenta mediante las autopsias realizadas, de que el virus cuando da positivo mediante los primeros síntomas, se aloja en la garganta, y es allí donde hay que atacarlo con todo lo que les dije. Lo que lo detiene de seguir su proceso hacia los pulmones es frenarlo allí en la garganta con cosas calientes (más de 28 grados). El ajo, el limón, el vinagre, también funcionan muy bien destruyendo al virus o por lo menos debilitándolo al máximo. Las cosas con alcohol, con una graduación de 70º mínimo también, pero ajo, limón y eucaliptus son los mejores antivirus, no tengan dudas; una vez que llegan al estómago debilitando los jugos gástricos lo destruyen alcomplementan con la

Las cosas naturales vienen de Dios y se complementan con laciencia

A modo de reflexión final expresa Milton Viera: «Tengan fe en Dios, en Jesús, en los ángeles y en los seres de luz. Y utilicen todo lo que sea natural. Todo va estar bien. Hoy en día van a encontrar muchos burros con diploma desaconsejando terapias naturales, no importa, lo han hecho toda su vida. Las cosas naturales vienen de Dios y de toda la creación divina. Se complementan con las cosas de la ciencia. Sin dejar de hacer todo lo que los médicos digan, porque deben de querer lo mejor para la gente al igual que yo, no dejen de ayudarse con las cosas que vienen de Dios y del más allá. Todo lo que les enseñé está probado que funciona desde hace más de treinta años. Si no les hace bien, tampoco les va a hacer mal, porque las plantas medicinales son una creación de Dios al igual que nosotros. Y si son cosas de Dios, son verdaderas y buenas, sin la ayuda de Dios no somos nada».

 

Kake Machado – Venimos trabajando en elmarco del pliego de devolución comunitaria»

Reclusos del INR de Salto elaboran 200 tapabocas por día

La iniciativa surge de la Sub Directora Técnica de la unidad penitenciaria de Salto – quien plantea la posibilidad junto al Sindicato de la Aguja. Dicho costurero fue formulado de manera conjunta con INEFOP y el apoyo de La Fundación de Desarrollo de Salto Grande. Dada la escasez de tapabocas se vio la posibilidad de elaborar tapabocas – considerando también la vulnerabilidad del establecimiento. Originalmente ello surge el día sábado cuando se detectan los primeros casos de Coronavirus en Salto y con una serie de medidas que se implementan en cárceles a nivel nacional.kake003
La Directora del INR de Salto compartió los detalles del trabajo que están llevando a cabo los reclusos de la unidad, a fin de proveer los tapabocas a las mismas autoridades de la unidad. Se trata de dos grupos; unos trabajan por la mañana y otros por la tarde y viene trabajando la gente vinculada al taller que oscila entre ocho y diez internos trabajando.
-¿Quién instrumenta el taller?
-«Hay un docente guía que es puesto por el Sindicato de la Aguja – Analía Estévez. Primeramente se elaboraron muestras a fin de que el área médica las fiscalizara y posteriormente aprobara y luego se empezaran a producir.
-¿Cómo se organizan para hacer el trabajo?
-«Algunos cortan con la máquina cortadora, otros cosen con máquinas industriales y otros pegan la entretela. La explicación médica que tenemos nosotros es que el virus es de dimensiones razonables; por ente este tipo de tapabocas son los que se pueden usar… pero son descartables. Los tapabocas son para que los usen las personas para quienes tienen problemas o síntomas respiratorios. Uno plancha y esteriliza… luego el producto se acopia».
-¿Cómo se sienten las personas vinculadas al proyecto?
-»Es parte del proceso de desarrollo técnico que tiene esta unidad. Es la construcción de un hábito, de una cotidianeidad el generar la disciplina del trabajo y el estudio. Son las metas que tiene esta unidad a partir de su largo proceso. Lo toman como algo natural… tratamos de que todas las actividades que se hacen en la unidad sean atravesadas por una gran responsabilidad de devolución social porque hace mucho rato que nosotros trabajamos específicamente en el marco del pliego de devolución comunitaria y en ese entendido funciona. La labor se hace de forma corriente con la docente a cargo».
¿Qué otros proyectosse están llevando a cabo en el INR?
-«En realidad comenzó el año con una fuerte impronta en lo educativo que ahora está suspendida por las órdenes impartidas por la Dirección Nacional. Están suspendidos los cursos de Primaria, Secundaria y todos los talleres. El que está funcionando es el Sindicato de la Aguja con unos números bien interesantes. Estamos promediando entre las trescientas ochenta personas privadas de libertad y hay aproximadamente unas doscientas noventa y cinco vinculadas a las áreas educativas. Es la línea que aplicamos aquí en Salto que contribuye al desarrollo individual de las personas privadas de libertad, creación de hábitos y potenciar herramientas para que se puedan sostener en el afuera, siendo la meta principal del INR. Por el momento venimos trabajando específicamente en esta meta para cubrir la demanda del Ministerio del Interior y en horas de la mañana concretamos con ASSE para poder comenzar a trabajar para ello. Es una demanda concreta para atender las necesidades existentes en la comunidad y aún no sabemos si lo vamos a trabajar en carácter de plaza laboral».
ELABORACIÓN DE TAPABOCAS PARA ASSEkake001
La idea – teniendo en cuenta que se está obteniendo un promedio de doscientos tapabocas por día a fin de poder cubrir las necesidades del INR, de la Jefatura Departamental y de la Guardia Republicana como primer tramo, reafirmando la primera instancia de protección, más allá que en el correr de la semana vamos a empezar a trabajar para ASSE en un acuerdo para que la organización pueda hacer entrega a sus usuarios.
En esta línea se viene trabajando a partir de la creación del INR, por ello se aplica este proyecto en nuestro departamento, contribuyendo al desarrollo individual de las personas privadas de libertad.

ALCOHOL EN GEL
Otro proyecto en el que se viene trabajando en el INR de Salto es en la elaboración de alcohol en gel; se están haciendo pruebas para lograr la excelencia del producto, teniendo en cuenta el manejo de los ingredientes que éste tiene que tener. En principio será para el consumo interno de las dependencias del Ministerio y luego se verá.