En todos los casos, el dictado de las razones

Los primeros 15 futbolistas convocados. La selección se va ampliando. Va clareando, para esa búsqueda tan inequívoca como puntual. Década pasada con Salto al margen de consagraciones, aunque en algunas ediciones, alcanzó señales de protagonismo. Los primeros 15, que van ameritando tiempos. Pero también juicios. Razones.
GOLEROS
Rodolfo Martín Ferrando (Salto Uruguay)
Inapelable su nombre. No solo por categoría, sino por vigencia. Más allá de los 30 años, las aptitudes intactas. Será un referente.
Luis Dominguez (Salto Uruguay)
Mejora sensible en la estabilidad emocional. Eso fue repercutiendo en un aspecto sustantivo: cada vez menos expuesto a la duda. Madurando.
DEFENSAS
Enzo Albano (Ferro Carril)
En los últimos partidos, notoria merma. Fue uno más en la crisis albinegra. Es de los laterales por derecha, con más vocación de desenganche.
Juan Viera (Ferro Carril)
Es líder natural, aunque deberá equilibrar el temperamento. Evitar jugar al filo del reglamento. Potencia física como pocos y tiempista por naturaleza.
Bruno Fiordelmondo(Ferro)
El “Talco” en la selección. Marcaje y escala. De los que parece número puesto en la titularidad.
VOLANTES
Marcelo Menoni (Ferro)
Dinámica en marca y creación. Pero además tiene gol. La verdad sea dicha: de los volantes más aptos del medio y si gana en continuidad de rendimiento, evitando lagunas, tanto mejor.
Juan Iriarte (Ferro Carril)
Cuarto volante o enganche. El “Juanchi” es táctico y es resolutivo. Tiene menú para ofrecer. Y es menú del bueno.
José Di Nápoli (Ferro Carril)
Nunca fue Campeón con una selección mayor. Es la asignatura pendiente. Gravitante a favor de una razón clave: su regularidad.
Antonio Gómez (S. Uruguay)
Polifuncional. Defensa o volante. ¿Puede ser el doble “5” con Di Nápoli?. Vitalidad. Tiene entrega apta. Y pegada al gol.
José González (S. Nuevo)
Zurda para crear. Zurda con fantasía. Lo bueno: se manda en gambeta hacia adelante, por eso el surco es capaz de abrirse. Una convocatoria cantada. Tiene talento. En el mercado del fútbol…¿Cuánto se cotiza el talento?
DELANTEROS
Carlos Vera (Ferro Carril)
Es el clásico jugador de mitad de cancha hacia arriba. Para rotar y llegar. Suele plantearse con Vera: el peor enemigo que tiene es él. Si se convence de toda la utilidad que dispone. Cómo no suponer que es un jugador para trascender?. Por criterio, riqueza conceptual y el gol que tampoco le falta en el libreto.
Marcio Backes (Universitario)
Terminó en superlativo nivel. Fue pieza sustancial en la “U”. No solo por mandatos técnicos, sino por coraje espiritual. Entendió que el fútbol no solo pasa por la destreza técnica, sino también por el latido del corazón en pro de la causa.
Jonathan Dos Santos (Salto Uruguay)
Un incurable del gol. El valor de una pegada dinamitera. Aunque disponga de recorrido mínimo, el remate será terrible siempre. Si la pelota le llega limpia, cómo no suponer que puede ser factor de desnivel?.
Fabricio Lairihoy (Ferro Carril)-
Permaneció al margen de toda la temporada en Ferro Carril. La interrogante asiste puntual: cómo llega en el plano futbolístico. El “Cuervo” es goleador por instinto. Está…ahí. Es cosa de calibrarlo. Hay que extenderle un cheque en blanco. Es obvio suponer que Ramón Rivas supo de sus razones para citarlo.
Gustavo Carballo (River Plate)
Los desniveles del “Tavo”. A veces sí. A veces no. Es rentable o no produce. Con él, no hay de grises. No tienen validez los términos medios. Bueno…de Gustavo depende. O disfruta de esta posibilidad o expone la duda que suele ser su compañera fiel. ¿Se entiende?
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Los primeros 15 futbolistas convocados. La selección se va ampliando. Va clareando, para esa búsqueda tan inequívoca como puntual. Década pasada con Salto al margen de consagraciones, aunque en algunas ediciones, alcanzó señales de protagonismo. Los primeros 15, que van ameritando tiempos. Pero también juicios. Razones.

GOLEROS

Rodolfo Martín Ferrando (Salto Uruguay)

Inapelable su nombre. No solo por categoría, sino por vigencia. Más allá de los 30 años, las aptitudes intactas. Será un referente.

Luis Dominguez (Salto Uruguay)

Mejora sensible en la estabilidad emocional. Eso fue repercutiendo en un aspecto sustantivo: cada vez menos expuesto a la duda. Madurando.

DEFENSAS

Enzo Albano (Ferro Carril)

En los últimos partidos, notoria merma. Fue uno más en la crisis albinegra. Es de los laterales por derecha, con más vocación de desenganche.

Juan Viera (Ferro Carril)

Es líder natural, aunque deberá equilibrar el temperamento. Evitar jugar al filo del reglamento. Potencia física como pocos y tiempista por naturaleza.

Bruno Fiordelmondo(Ferro)

El “Talco” en la selección. Marcaje y escala. De los que parece número puesto en la titularidad.

VOLANTES

Marcelo Menoni (Ferro)

Dinámica en marca y creación. Pero además tiene gol. La verdad sea dicha: de los volantes más aptos del medio y si gana en continuidad de rendimiento, evitando lagunas, tanto mejor.

Juan Iriarte (Ferro Carril)

Cuarto volante o enganche. El “Juanchi” es táctico y es resolutivo. Tiene menú para ofrecer. Y es menú del bueno.

José Di Nápoli (Ferro Carril)

Nunca fue Campeón con una selección mayor. Es la asignatura pendiente. Gravitante a favor de una razón clave: su regularidad.

Antonio Gómez (S. Uruguay)

Polifuncional. Defensa o volante. ¿Puede ser el doble “5” con Di Nápoli?. Vitalidad. Tiene entrega apta. Y pegada al gol.

José González (S. Nuevo)

Zurda para crear. Zurda con fantasía. Lo bueno: se manda en gambeta hacia adelante, por eso el surco es capaz de abrirse. Una convocatoria cantada. Tiene talento. En el mercado del fútbol…¿Cuánto se cotiza el talento?

DELANTEROS

Carlos Vera (Ferro Carril)

Es el clásico jugador de mitad de cancha hacia arriba. Para rotar y llegar. Suele plantearse con Vera: el peor enemigo que tiene es él. Si se convence de toda la utilidad que dispone. Cómo no suponer que es un jugador para trascender?. Por criterio, riqueza conceptual y el gol que tampoco le falta en el libreto.

Marcio Backes (Universitario)

Terminó en superlativo nivel. Fue pieza sustancial en la “U”. No solo por mandatos técnicos, sino por coraje espiritual. Entendió que el fútbol no solo pasa por la destreza técnica, sino también por el latido del corazón en pro de la causa.

Jonathan Dos Santos (Salto Uruguay)

Un incurable del gol. El valor de una pegada dinamitera. Aunque disponga de recorrido mínimo, el remate será terrible siempre. Si la pelota le llega limpia, cómo no suponer que puede ser factor de desnivel?.

Fabricio Lairihoy (Ferro Carril)-

Permaneció al margen de toda la temporada en Ferro Carril. La interrogante asiste puntual: cómo llega en el plano futbolístico. El “Cuervo” es goleador por instinto. Está…ahí. Es cosa de calibrarlo. Hay que extenderle un cheque en blanco. Es obvio suponer que Ramón Rivas supo de sus razones para citarlo.

Gustavo Carballo (River Plate)

Los desniveles del “Tavo”. A veces sí. A veces no. Es rentable o no produce. Con él, no hay de grises. No tienen validez los términos medios. Bueno…de Gustavo depende. O disfruta de esta posibilidad o expone la duda que suele ser su compañera fiel. ¿Se entiende?

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-