En tres semanas Sylvester Stallone podría llevarse su primer Oscar como actor por “Creed”, que ya puede verse en Salto

Decir que “Creed” en realidad es “Rocky 7” es un despropósito, como cuando en la película “¿Y dónde está el piloto 2?” (1983), ya se hacía un chiste con el anuncio que ese año se estrenaba “Rocky 24” (o algo así) y aparecía en la foto un Rocky Balboa viejito y decrépito arriba de un ring con la pose justamente de “Rocky 3”, película que acababa de estrenarse el año anterior. ¿Quién podría imaginarse que dejaríamos que esto llegara hasta aquí? Hasta la fecha, solo James Bond lo ha logrado ampliamente, pero con distintos actores.
Sin embargo, Stallone se las ha arreglado para hacerlo, y digamos que dignamente. Nadie toma en serio a este actor, creedproductor, guionista y director, además de artista del pincel. Nadie cree que el tipo a esta altura de su vida, con tantos Rockys, Rambos (4 películas y preparando la serie de televisión) y ahora “Los indestructibles” (“The Expendables”, que ya lleva 3 películas), haya podido perdurar, mantenerse en el tiempo y hacer bastante dinero, teniendo alguna película en el medio, como “Cop Land” (“Tierra de policías”, 1997), cuya actuación tuvo muy buena crítica.
Eso no lo hace cualquiera, y para mejor, este domingo 28 de febrero podría dar batacazo y llevarse el Oscar para su casa como mejor actor de reparto pues ha venido ganando los premios previos en esa categoría que se otorgan previo al Oscar, como el Globo de Oro y el de la Crítica Cinematográfica. La tiene peleada pero no es imposible.
Creed que esto que les digo es posible gracias a la película “Creed” (juego de palabras). Ya con la película “Rocky Balboa” (que vendría a ser “Rocky 6”), Stallone buscó una veta sensiblera. Acá la historia no se centra tanto en él sino en el hijo de quien le dio esa gran oportunidad de ser campeón del mundo, Apollo Creed, quien lo rescata en “Rocky 3” tras perder con Mr. T y donde terminan haciéndose amigos.
Como no podía ser de otra manera en Creed padre, el hijo se llama Adonis (joven que enamoró a la diosa Afrodita por su belleza), pero quiere trascender como boxeador sin usar el apellido del padre. Para eso, no tiene mejor idea que pedir ayuda a Balboa porque lo considera como a un tío, por lo que queda claro que el anonimato dura lo que un suspiro. Balboa se compromete en el entrenamiento, pero una vez más, y a diferencia de los Rambos de Stallone que más se parecen a Robocop, Balboa siempre tiene una veta humana y sensiblera. En esta ocasión, es la pelea del viejo boxeador contra una enfermedad terrible, cáncer.
Lo cierto es que dicen las malas lenguas que le estarían dando el Oscar a Stallone como le dieron el Globo de Oro por el retiro definitivo (jubilación) de Balboa del séptimo arte. Si esa es la razón, es una falta de respeto no solo a Stallone que logra dar una gran actuación en esta película (nunca pensé que escribiría esto) sino también una falta de respeto a los otros actores nominados. Lo cierto es que sería un broche de oro para el personaje de Rocky Balboa y para que Stallone finalmente lo deje descansar, premio mediante.
Sinopsis. Adonis Johnson (Michael B. Jordan, a quien recordaremos por su reciente tropiezo con “Los 4 Fantásticos”) no llegó a conocer a su padre, Apollo Creed, eterno rival de Rocky Balboa y campeón del mundo de los pesos pesados, muerto a causa de los letales golpes del boxeador Ivan Drago, hecho que ocurrió antes de que él naciera. El joven creed.2Adonis quiere seguir los pasos de su padre y dedicarse al boxeo y por qué no, recuperar el título de campeón que consiguió su padre en los 70. Nadie puede negar que lleva el boxeo en la sangre, así que el joven se traslada a Filadelfia, lugar en el que se celebró el legendario combate entre su padre y Rocky Balboa.
Pero para llegar a la cima del pugilismo, necesita mucho esfuerzo y dedicación, que en resumidas cuentas se traduce en mucho entrenamiento. El hijo del antiguo vencedor buscará a alguien que cumpla la función de mentor, para ayudarle en su camino hacia la victoria, momento en el que Rocky Balboa (Stallone) entrará en escena. En un principio el boxeador retirado dudará sobre la propuesta de volver a las andadas, porque insiste en que ya ha dejado ese mundo para siempre. Finalmente aceptará, ya que ve en Adonis la misma fuerza y determinación que tenía su padre. Rocky ayudará al joven a conseguir su sueño, enseñándole sus técnicas y transformándole en cierta manera, en su sucesor