Endurecen las penas para los autores de abigeatos y demás personas que estén involucrados en las actividades

Si el Senado de la República aprueba las modificaciones al Código Rural que establece las penas para el delito de abigeato, en adelante se penará no sólo el hecho en sí, sino también otros actores que estén involucrados. Es así que las personas que oculten o comercialicen carne robada o malhabida serán también pasibles del delito de abigeato.

Asimismo se eleva de seis a ocho años la pena por este delito y se faculta a la Justicia a proceder al decomiso y remate de todos los elementos, herramientas, armas, vehículos y demás utilizados por los autores de abigeatos.

El gobierno quiere ponerle más penas al abigeato
La comisión de Constitución y Legislación del Senado aprobó este martes, por unanimidad, los cambios que endurecen las penas para quienes cometan el delito de abigeato. El proyecto ya cuenta con media sanción, al ser aprobado por Diputados, y este jueves será votado en la Cámara de Senadores, donde se espera que logre la mayoría requerida.
Dicha ley impondrá penas más severas y ampliará los alcances legales para penar a distintos actores vinculados al delito de abigeato.
El acuerdo modifica los artículos 258, 259 y 259 bis del Código Rural, que refiere al delito de abigeato, destacó a El Observador el presidente de la comisión, senador Carlos Daniel Camy.
El legislador explicó que en esencia se mantiene la pena que establece el Código Rural de tres meses de prisión y máximo de seis años de penitenciaría para quienes cometen el delito de abigeato (muerte, faena de ganados, etcétera), pero existe en la nueva redacción una ampliación de los sujetos activos del delito.
Por lo tanto, se aplica la misma pena a aquellas personas que oculten o comercialicen los productos obtenidos del delito.
Otra definición importante es que se prevé una pena mínima de dos años y máxima de ocho años para los que hacen de este delito una organización criminal.
Una tercera modificación del Código Rural dispone el decomiso de toda herramienta que fuera empleada para cometer los ilícitos detallados en el proyecto y la Justicia procederá al remate de todos los elementos usados directa o indirectamente para cometer los delitos de abigeato, según los artículos 258 y 259, explicó el legislador nacionalista.