Endurecer la represión sin apuntar a una mayor equidad no es el camino

90e42f2e43402151e91e5c72b87b888f

 

Los abigeatos o robos de ganado y con ello nos referimos específicamente al robo de lanares o vacunos que son los más frecuentes, es uno de los más graves problemas que tiene el país. Es que como lo han explicado las propias autoridades en la materia hoy no se trata de quien roba una oveja para comerla, sino de verdaderas organizaciones que disponen hasta de vehículos adecuados para trasladar numerosos animales por vez.

Para probar lo que decimos basta con recurrir a los pocos casos que se han aclarado en este sentido.

El gobierno electo ha manifestado que habrá de crear una Dirección en el Ministerio del Interior para atender a los casos de la seguridad rural e incluso estudia la posibilidad de ampliar las posibilidades para la defensa personal.

Si bien tenemos temor de que las cosas se salgan de su cauce y vuelvan a repetirse casos como el reciente en que resultó víctima fatal un adolescente al tocar un alambrado electrificado, no podemos menos que entender que el dueño de una propiedad privada, cansado por los frecuentes robos de sus bienes tome las precauciones que la ley le autoriza.

No podemos compartir siquiera el hecho de que alguien robe para alimentar a su familia, por la sencilla razón de que entendemos que en un país que existiera equidad, nadie debiera tener necesidad de robar para satisfacer sus necesidades o las de los suyos.

Preferimos luchar por lograr equidad dentro de la ley y no por usurpar lo que no es nuestro.

Pero es la realidad de adonde hemos llegado. La política del “hacé la tuya”, o de lograr dinero fácil, nos ha llevado a esto. Hoy no hay códigos, nos hay límites para tener, tener y tener, que es lo que se ha pregonado y por lo tanto de lo que se trata es de conseguir lo que otro tiene sea a precio que sea.

Para tener una idea concreta de esto, bastaría con preguntar a cualquier niño de los asentamientos o barrios carenciados o incluso de otros ámbitos donde se conoce o padece con mayor crudeza por estos temas, ¿Qué quiere ser cuando sea mayor?. La respuesta es conocida “narcotraficante”.

Es que existe al menos el mito de que quien vive mejor, no trabaja, maneja dinero en cifras importantes y demás, es que se dedica a esto.

Obviamente que no compartimos y que entendemos que algo debe hacerse para enfrentar esta situación, pero no es con la sola represión, sino con normas  y leyes más justas que podamos lograrlo algún día.

A.R.D.