Enrique Beriau comercializó el cien por ciento de la voluminosa oferta presentada ayer en el local Palomas

Cumpliendo con el calendario de ferias mensuales en el local Palomas, el escritorio Enrique Beriau realizó ayer un nuevo remate, donde presentó una voluminosa oferta de lanares y vacunos, finalizando con  la venta de algunos yeguarizos.

Si bien se atrasó el comienzo de la actividad por un problema con la amplificación, lo que obligó al martillero Enrique Beriau a rematar a capela durante la primera hora y media, el remate fue exitoso, ya que las ventas fueron totales para todas las categorías y se lograron buenos valores.

ENRIQUE BERIAU: BUENA FERIA

Al finalizar las ventas, Enrique Beriau dialogó con EL PUEBLO manifestando su agradecimiento por acompañarlo durante todos los meses desde enero a esta fecha en cada actividad, así como expresó su conformidad con el resultado de esta última feria del año teniendo en cuenta que se comercializó la totalidad de la oferta.

Comentó que en los lanares anduvieron muy bien, en cuanto a los vacunos indicó que la vaca gorda pesada anduvo muy bien, las de abasto entendió que se vendieron a precios dentro del mercado, y destacó la venta de las vacas de invernar que hicieron entre 450 y 500 dólares.

En lo que respecta a las vaquillonas de dos años, consideró que se pagaron muy bien y tuvieron mucha demanda, al igual que los ganados de cría. Añadió que los terneros,  novillos  y manufactura, se pagaron a valores dentro del mercado. “Redondeamos una feria muy buena, muy voluminosa para el momento y para el local Palomas, los precios fueron buenos, algunos dentro del precio del mercado, otros por encima, pero los remates son así, estamos muy satisfechos”.

Beriau agradeció a los compradores, a los vendedores, a la gente que lo acompañó durante todo el año, así como a los medios de prensa que “son parte de los éxitos que hemos tenido en el local Palomas”.

Anunció que la próxima feria será el 22 de enero, y adelantó que ya tiene varias consignaciones confirmadas.

Finalmente  deseó a todos una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

IGNACIO BERIAU

Por su parte Ignacio Beriau, quien condujo la segunda parte del remate, teniendo en cuenta que a primeras horas de la tarde de ayer rindió uno de los últimos exámenes de su carrera como veterinario, se mostró conforme con el remate, y expresó su ansiedad por finalizar sus estudios para dedicarse “más de lleno al escritorio Enrique Beriau”, para darle una mano a su padre, “siento que él  quiere y noto las ganas que tiene de que esté a su lado, y son recíprocas, porque yo también quiero”.

Si bien no estuvo al comienzo, se refirió a las ventas que pudo realizar, como las piezas de cría que “hicieron buenos valores, por encima de lo esperado”. En cuanto a los yeguarizos entendió que se vendieron en un buen precio, conformando a compradores y vendedores.

LOS VALORES

Corderos: 51 y 49,50, corderos livianos 34 dólares. Borregos: 60, ovejas de abasto entre 45 y 48,50, ovejas livianas 30 y 37 dólares, capones 58,50. Toros Aberdeen Angus 1.650, Hereford 1.500, vacas gordas entre 610, 695 y 720, vacas preparadas entre 478-580, vacas de invernar  entre 435, 460 y 478 dólares, novillos de 1 a 2 entre 420 y 542, novillos de 2 a 3 442 a 532, novillos de más 3 años 645, vaquillonas más de 2 años 475, vaquillonas de 1 a 2 340 a 392,  terneras 280-248, terneros 268 a 282 los más livianos, 330 a 352 los más pesados, piezas de cría 312 y 315, manufactura 182 a  358, toros industria 435 a 752, dos yeguas a 632 y 570, potrillos a 225 y 290.

Los corderos se pagaron entre 49,5 y 51 dólares, los borregos Ideal se pagaron 60 dólares. Las ovejas se pagaron entre 45, 47 y 48,5 dólares.

umpliendo con el calendario de ferias mensuales en el local Palomas, el escritorio Enrique Beriau realizó ayer un nuevo remate, donde presentó una voluminosa oferta de lanares y vacunos, finalizando con  la venta de algunos yeguarizos.
Si bien se atrasó el comienzo de la actividad por un problema con la amplificación, lo que obligó al martillero Enrique Beriau a rematar a capela durante la primera hora y media, el remate fue exitoso, ya que las ventas fueron totales para todas las categorías y se lograron buenos valores.
ENRIQUE BERIAU:
BUENA FERIA
Al finalizar las ventas, Enrique Beriau dialogó con EL PUEBLO manifestando su agradecimiento por acompañarlo durante todos los meses desde enero a esta fecha en cada actividad, así como expresó su conformidad con el resultado de esta última feria del año teniendo en cuenta que se comercializó la totalidad de la oferta.
Comentó que en los lanares anduvieron muy bien, en cuanto a los vacunos indicó que la vaca gorda pesada anduvo muy bien, las de abasto entendió que se vendieron a precios dentro del mercado, y destacó la venta de las vacas de invernar que hicieron entre 450 y 500 dólares.
En lo que respecta a las vaquillonas de dos años, consideró que se pagaron muy bien y tuvieron mucha demanda, al igual que los ganados de cría. Añadió que los terneros,  novillos  y manufactura, se pagaron a valores dentro del mercado. “Redondeamos una feria muy buena, muy voluminosa para el momento y para el local Palomas, los precios fueron buenos, algunos dentro del precio del mercado, otros por encima, pero los remates son así, estamos muy satisfechos”.
Beriau agradeció a los compradores, a los vendedores, a la gente que lo acompañó durante todo el año, así como a los medios de prensa que “son parte de los éxitos que hemos tenido en el local Palomas”.
Anunció que la próxima feria será el 22 de enero, y adelantó que ya tiene varias consignaciones confirmadas.
Finalmente  deseó a todos una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.
IGNACIO BERIAU
Por su parte Ignacio Beriau, quien condujo la segunda parte del remate, teniendo en cuenta que a primeras horas de la tarde de ayer rindió uno de los últimos exámenes de su carrera como veterinario, se mostró conforme con el remate, y expresó su ansiedad por finalizar sus estudios para dedicarse “más de lleno al escritorio Enrique Beriau”, para darle una mano a su padre, “siento que él  quiere y noto las ganas que tiene de que esté a su lado, y son recíprocas, porque yo también quiero”.
Si bien no estuvo al comienzo, se refirió a las ventas que pudo realizar, como las piezas de cría que “hicieron buenos valores, por encima de lo esperado”. En cuanto a los yeguarizos entendió que se vendieron en un buen precio, conformando a compradores y vendedores.
LOS VALORES
Corderos: 51 y 49,50, corderos livianos 34 dólares. Borregos: 60, ovejas de abasto entre 45 y 48,50, ovejas livianas 30 y 37 dólares, capones 58,50. Toros Aberdeen Angus 1.650, Hereford 1.500, vacas gordas entre 610, 695 y 720, vacas preparadas entre 478-580, vacas de invernar  entre 435, 460 y 478 dólares, novillos de 1 a 2 entre 420 y 542, novillos de 2 a 3 442 a 532, novillos de más 3 años 645, vaquillonas más de 2 años 475, vaquillonas de 1 a 2 340 a 392,  terneras 280-248, terneros 268 a 282 los más livianos, 330 a 352 los más pesados, piezas de cría 312 y 315, manufactura 182 a  358, toros industria 435 a 752, dos yeguas a 632 y 570, potrillos a 225 y 290.
Los corderos se pagaron entre 49,5 y 51 dólares, los borregos Ideal se pagaron 60 dólares. Las ovejas se pagaron entre 45, 47 y 48,5 dólares.






Recepción de Avisos Clasificados