Es Bella Vista de Paysandú y para que Ferro Carril sepa

El Atlético Bella Vista de Paysandú sumó tres puntos de arranque en el Estadio Municipal de Guichón, en el debut por el Torneo de lnterior de Clubes de la Organización del Fútbol del Interior (OFI), en partido ante el Club Atlético Peñarol de aquella ciudad.
Sin dudas, que de no haber mediado una excelente actuación del arquero local, Jorge Demotett, el equipo papal pudo haber conseguido una goleada, porque el elenco visitante contó con innumerables chances, en las cuales la mayoría de ellas fueron abortadas por el golero de Peñarol. En la segunda fecha permaneció libre. El tiempo en que Ferro Carril estrenaba su título ante Peñarol de Guichón. Ahora la mira en el domingo desde las 15 y 30′ cuando el equipo de Ramón Walter Rivas acuda en condición de visitante.
EL INTACTO BELLA VISTA
Cabe recordar que en la edición pasada del Torneo de Clubes, Ferro Carril y Bella Vista de Paysandú también se enfrentaron. Fue cuaterno de la franja en el Dickinson (tarde mágica por el «Cuervo» Lairihoy) y en el desquite con ya Ferro clasificado, Bella Vista vencía 1 a 0. Los «papales» sanduceros conservan la base del equipo 2009 y tiene la continuidad en la Dirección Técnica de Ulises Betti. El mismo Betti que ha declarado en Paysandú, respecto «a la necesidad de superar lo hecho el año pasado, cuando entre lesiones y enfermedades, a veces jugamos con más suplentes que titulares. En cada partido, ofrecer una imagen mejor», al decir del entrenador «papal». En su cancha, los dirigentes aguardan el respaldo de su gente y la entrada popular que estará rigiendo, habla de un amparo que el mismo Betti también espera.
LOS POSIBLES 11
Aunque recién hoy jueves y tras la sesión de fútbol, se definirá el Bella Vista que se topará ante Ferro Carril, estos once sanduceros surgen como factibles hombres de arranque. A saber: Gianotti; Lima, Delgado, Pérez y Botta; Di Santo, Calabuig, Belassi y De los Angeles; Sanguinett y Linares. En el juego de arranque ante Peñarol de Guichón, los goles fueron obra de Diego Linares y Darío Calabuig.