Escritorio Indarte y Cía. obtuvo precios destacados en el 187º remate de Plazarural

Segundo remate de octubre

Este miércoles y jueves se desarrolló el 187º remate de Plazarural. El Ing. Agr. Gonzalo Indarte, integrante del escritorio Indarte y Cía. comentó a EL PUEBLO que el remate fue un éxito; en un mercado totalmente firme del primer al último lote comenzando por los terneros, con una dinámica que estaba dentro de lo previsto, donde en el mercado se nota claramente una demanda muy firme con respecto a la reposición y una oferta que todavía no ha 0021129284aparecido en volumen, “realmente Plazarural en el segundo remate del mes de octubre, con un volumen importante que es un atractivo para los compradores; eso afirmado por el valor de las haciendas gordas, con una industria demandante, con arriba de 40 mil reses de faena por semana, ayudan para que la dinámica sea la que fue en este remate”.
Algo a destacar fue la diferenciación que hace el productor en los ganados buenos con respecto al precio, lo cual es importante ya que el criador adquiere buena genética y la valora pagándola más, dijo Indarte.
Resaltó que particularmente el escritorio tenía a su consignación parte de una liquidación de un ganado negro que logró precios destacados como fueron piezas de cría a 400 dólares; “valores que no se veían hace mucho y muestra que los ganados buenos, se pagan bien, tal como se vio en el correr del remate”.
En general, un remate muy ágil donde se vendió un porcentaje muy alto, que redondea un éxito para este segundo remate del mes de octubre, concluyó.
ZAFRA DE TOROS
El escritorio Indarte tuvo a su cargo en esta zafra de reproductores remates Hereford y Angus con buenos resultados, “estamos muy satisfechos con la zafra, tenemos la suerte de tener ventas de cabañas que ya están impuestas, que la gente ya las conoce desde hace mucho tiempo, donde se destacó que si bien hay compradores nuevos, hubo compradores que se repiten año a año, lo cual nos deja muy contentos, tanto a nosotros como a las cabañas”.
Indarte resaltó que la firma vendió la totalidad de la oferta en todos los remates, y con valores muy buenos.
Por otra parte analizó que de la mitad de la zafra en delante, el porcentaje de ventas de lo que se había pensado al principio de la zafra, fue –a excepción de los remates de punta- menor y no condice con la realidad teniendo en cuenta el interés firme y marcado por terneros, así como la buena oferta forrajera.