Ese frentazo congelante…

Salto 2 Paysandú 2

El tercer minuto adicionado. Cuando Paysandú va directo a la última tentativa aérea. Gerardo Daglio más arriba que todos. Manda el frentazo congelante. Fue el gol agónico. Fue el empate. Fue el 2 a 2. Pero además, admitamos que fue justicia con el trámite. Y sorpresa además por el declive táctico de Salto en la media hora final, siendo solo resistencia defensiva y algún pelotazo a la búsqueda de ese aventurero solitario que fue Maycol Trindade.
Al minuto del segundo tiempo, como anillo al dedo. Federico Acosta se mandó un rechazo de antología, pero en el rebote, Darío Rondán decidió con el 2 a 1. ¿Qué mejor y potencial situación que esa? ¿Cómo entender entonces después, el quiebre estructural de Salto y los apagones permanentes? Silvera fue excluyendo en Paysandú a Timoteo Acosta, Parodi y Caratte y sin embargo, Paysandú concluyó siendo emperador.
Con Salto sin poder de cuestionamiento de pelota por el medio. Y aunque ya Patritti se vino a menos en la misión desniveladora, Paysandú fue canto de ofensiva y propinó el terrible golpe del final.
La noche del frentazo congelante. Salto se fue con el alma herida. Ninguna duda es la que cabe, frente a los números que van opacando el sueño de clasificación.
LAS DUDAS ABIERTAS
Sobre los 23′ del primer tiempo, la cabeza ganadora de Dos Santos. El 1 a 0. Cuatro minutos después, Gabriel Ximeno fue soberbio en la reacción cuando Soria (¡qué buen jugador!), le apuntó a matar. Ya Salto con las primeras señales de desencuentro. A contramano. Fracasando en lo que Gabriel Paique buscó: los acoples de Charly Cabrera y Javier Gómez, para sumar elementos de construcción y llegada. En la media hora, la mano de Javier en el área. El penal para no discutir y Francolino para sentenciar. Paysandú terminó siendo más táctico siempre, sobre todo cuando Caratti-Patritti y Parodi, se embanderaron generosamente en la misma dimensión: el fútbol por el fútbol mismo. A Salto le costó siempre más.
Ese es el punto. Por eso, la media hora final del segundo tiempo, fue de sofocones.
De no encontrarle vuelo a la idea y sucumbir en medio de un modesto listado de aventuras ofensivas. Salto no fue convicción buscando: fue aventura.
Paysandú varió nombres. Menos fútbol y más corazón. Hasta el empate de Daglio. El que ganó en el segundo piso. El del frentazo congelante.
Después Salto se fue… con el alma herida. Casi al filo… de la nada.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

El tercer minuto adicionado. Cuando Paysandú va directo a la última tentativa aérea. Gerardo Daglio más arriba que todos. Manda el frentazo congelante. Fue el gol agónico. Fue el empate. Fue el 2 a 2. Pero además, admitamos que fue justicia con el trámite. Y sorpresa además por el declive táctico de Salto en la media hora final, siendo solo resistencia defensiva y algún pelotazo a la búsqueda de ese aventurero solitario que fue Maycol Trindade.

Al minuto del segundo tiempo, como anillo al dedo. Federico Acosta se mandó un rechazo de antología, pero en el rebote, Darío Rondán decidió con el 2 a 1. ¿Qué mejor y potencial situación que esa? ¿Cómo entender entonces después, el quiebre estructural de Salto y los apagones permanentes? Silvera fue excluyendo en Paysandú a Timoteo Acosta, Parodi y Caratte y sin embargo, Paysandú concluyó siendo emperador.

Con Salto sin poder de cuestionamiento de pelota por el medio. Y aunque ya Patritti se vino a menos en la misión desniveladora, Paysandú fue canto de ofensiva y propinó el terrible golpe del final.

La noche del frentazo congelante. Salto se fue con el alma herida. Ninguna duda es la que cabe, frente a los números que van opacando el sueño de clasificación.

LAS DUDAS ABIERTAS

Sobre los 23′ del primer tiempo, la cabeza ganadora de Dos Santos. El 1 a 0. Cuatro minutos después, Gabriel Ximeno fue soberbio en la reacción cuando Soria (¡qué buen jugador!), le apuntó a matar. Ya Salto con las primeras señales de desencuentro. A contramano. Fracasando en lo que Gabriel Paique buscó: los acoples de Charly Cabrera y Javier Gómez, para sumar elementos de construcción y llegada. En la media hora, la mano de Javier en el área. El penal para no discutir y Francolino para sentenciar. Paysandú terminó siendo más táctico siempre, sobre todo cuando Caratti-Patritti y Parodi, se embanderaron generosamente en la misma dimensión: el fútbol por el fútbol mismo. A Salto le costó siempre más.

Ese es el punto. Por eso, la media hora final del segundo tiempo, fue de sofocones.

De no encontrarle vuelo a la idea y sucumbir en medio de un modesto listado de aventuras ofensivas. Salto no fue convicción buscando: fue aventura.

Paysandú varió nombres. Menos fútbol y más corazón. Hasta el empate de Daglio. El que ganó en el segundo piso. El del frentazo congelante.

Después Salto se fue… con el alma herida. Casi al filo… de la nada.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

ASÍ PASO…

Domingo 27 Enero. Estadio “Ernesto Dickinson” de Salto. Árbitros de Rivera Capital: Juan Madera (Muy Bien). Asistentes: Héctor Umpiérrez y Enrique Farías (Asistentes). Terna de Rivera.  Partido correspondiente a la categoría mayores de la serie 1 de la Copa Nacional de Selecciones de OFI.

SALTO- Gabriel Ximeno;  Javier Gómez, Christian Cavani, Matías Flores , Charly Cabrera; Marcelo Menoni; Luis Eduardo Facio, Jonhatan Dos Santos, Carlos Alberto Vera, Maycol Trindade, Juan Darío Rondán. Director Técnico: Gabriel Paique.

Variantes en el segundo tiempo: Fabio Rondán por Javier Gómez; Domingo Volpi por Darío Rondán; Martín González por Maycol Trindade.

PAYSANDÚ- Federico Acosta; Carlos Francolino, Juan Darío Bicca,

Luis Martínez, Mario Rosas; Ruben Darío Lima, Jonhatan Soria, Mauro Caratte,

Juan Martín Parodi, Paolo Patritti, Timoteo. Director Técnico: Ramón Silvera.

Variantes en el segundo tiempo: Aguero por Caratte; Daglio por Parodi; Aguirre por Acosta.

GOLES: 23’ Jonhatan Dos Santos (S); 30’ de penal, Carlos Francolino (P). Segundo tiempo; 1’ Juan Darío Rondán (S); 48’ Gerardo Daglio (P).

EL MEJOR DE LA CANCHA: Jonhatan Soria.

EL MEJOR DE SALTO: Matías Flores.

1 x 1

SALTO

**********

Gabriel Ximeno (3)- En los goles, batido sin apelaciones. Una atajada notable en el primer tiempo

**********

Javier Gómez (2)- Opaco nivel. Incluso no contempló el fin de escalar. El penal que cometió (manotazo), absolutamente innecesario.

Christian Cavani (3)- Sólido. Recargado frente en el fondo. Cumplió.

Matías Flores (4)- Sacó todo. Del temple al sentido de ubicación. Bien y bien.

Charly Cabrera (2)-Frágil marcando y escasez de acople en ofensiva

**********

Marcelo Menoni (3)- Arrancó bárbaro y concluyó preso de la misma impotencia de control.

Luis Eduardo Facio (2)- Fue posicional. Sin variante. Se perdió en el desorden.

Jonhatan Dos Santos (3)- El frentazo del primer gol. 45’ vitales. En el segundo, mermando.

**********

Carlos Alberto Vera (2)- Nominal. En la media hora final, extraviado arriba. Sin gravitación.

Maycol Trindade (3)- Fue al combate siempre. Una chance espléndida que pudo ser gol en la recta final. ¿Por qué fue excluido?

Juan Darío Rondán (2)- El mérito del segundo gol. Entrega siempre. No dejó de querer.

**********

Fabio Rondán (2)- Ingresó por Javier Gómez. Algunos aciertos puntuales.

Domingo Volpi (x)- Entró para ser multiplicador de marcas. Algo. Y a veces poco.

Gustavo González (x)- Algunos minutos. Sin sintonía.

**********

PAYSANDÚ

**********

Federico Acosta (4)- Es muy buen golero. Por lo menos dos tapadas de excepción.

**********

Carlos Francolino (3)- Un lateral de marca y salida. Bien.

Juan Darío Bicca (3)- Recio y ganador.

Luis Martínez (2)- Complicaciones cuando Maycol Trindade se mandó y buscó.

Mario Rosas (3)- Criterio de proyección.

**********

Ruben Darío Lima (2)- Marca y marca. Escasas luces técnicas.

Jonhatan Soria (4)- El mejor de la cancha. Un eje bárbaro.

Mauro Caratte (3)- La zurda creadora. Silvera le hizo un favor a Salto cuando lo excluyó.

**********

Juan Martín Parodi (3)- Se quedó sin reservas físicas. Conserva la clase.

Paolo Patritti (3)- Siempre importa. Aunque fue perdiendo relevancia.

Timoteo Acosta (2)- Poco. Muy poco.

**********

Gerardo Daglio (3)- La peinada para el gol del empate. ¿Cuánto le vale a Paysandú esa peinada?

Gilberto Agüero (2)- Buscador permanente.

José Juan Aguirre (x)- Complicó.

**********