Eso que llaman lógica

En 90 minutos, River Plate no produjo una sola maniobra neta de gol sobre el arco de Diego Burgos. Ferro Carril, fue la otra cara de la historia: produjo y ejecutó.
El 4 a 0 de la franja y su acceso a la punta con Nacional, refleja ese poder de la lógica que a veces tiene relación con el fútbol.
El fútbol de la lógica misma. Y fue lógica.
Porque Ferro ejerció dominio de punta a punta. Propietario de la pelota, entonador de variantes y por sobre todo, sentido estricto de la resolución ofensiva.
En los 20’ del primer tiempo, cuando Sebastián Silveira recogió con derecha pisando el área grande y simplemente mató con el 1 a 0. La sensación que a Ferro se le simplificaría el trámite, y al cabo fue así. Ese todo de Ferro y como contrapartida, el querer de River Plate, pero sin convicción de mitad de cancha hacia arriba.
Por eso, cuando a los 3’ de la recta final, Fabricio Lairihoy decidió con el 2-0, qué otra cuestión para el apunte, que no sea el de la condena?. Ya a esa altura, la rutina del trámite. El ir de Ferro Carril y buscar, con ese lujoso bastonero de Sebastián Silveira.
Las variantes en el segundo tiempo (Gori-Ferreira-Ribero), la prolongación del gobierno albinegro, los cambios de ritmo para elastizar recursos. Y fue el Ferro de los recursos para perforar y acentuar. Alguna pretensión ofensiva de River Plate, pero sin mayor caudal en los metros finales, donde Ferro se hizo mando a partir de la personalidad del “Tato” Viera, más laterales que fueron y vinieron. Cuando de última, Nicolás Ferreira, arrinconó esa pelota al gol, después de la afinada sintonía de ataque, una manera de bajar el telón.
Ya con más lógica inluída. Con más lógica prevaleciendo. Con ese Ferro tornándose dinámica para evitar el congelamiento. Con River Plate hirviendo su sangre, pero padeciendo los males del no poder.
La lógica mandamás.
La lógica de pie.
ELEAZAR
JOSÉ SILVA

En 90 minutos, River Plate no produjo una sola maniobra neta de gol sobre el arco de Diego Burgos. Ferro Carril, fue la otra cara de la historia: produjo y ejecutó.

El 4 a 0 de la franja y su acceso a la punta con Nacional, refleja ese poder de la lógica que a veces tiene relación con el fútbol.

El fútbol de la lógica misma. Y fue lógica.

Porque Ferro ejerció dominio de punta a punta. Propietario de la pelota, entonador de variantes y por sobre todo, sentido estricto de la resolución ofensiva.

pageEn los 20’ del primer tiempo, cuando Sebastián Silveira recogió con derecha pisando el área grande y simplemente mató con el 1 a 0. La sensación que a Ferro se le simplificaría el trámite, y al cabo fue así. Ese todo de Ferro y como contrapartida, el querer de River Plate, pero sin convicción de mitad de cancha hacia arriba.

Por eso, cuando a los 3’ de la recta final, Fabricio Lairihoy decidió con el 2-0, qué otra cuestión para el apunte, que no sea el de la condena?. Ya a esa altura, la rutina del trámite. El ir de Ferro Carril y buscar, con ese lujoso bastonero de Sebastián Silveira.

Las variantes en el segundo tiempo (Gori-Ferreira-Ribero), la prolongación del gobierno albinegro, los cambios de ritmo para elastizar recursos. Y fue el Ferro de los recursos para perforar y acentuar. Alguna pretensión ofensiva de River Plate, pero sin mayor caudal en los metros finales, donde Ferro se hizo mando a partir de la personalidad del “Tato” Viera, más laterales que fueron y vinieron. Cuando de última, Nicolás Ferreira, arrinconó esa pelota al gol, después de la afinada sintonía de ataque, una manera de bajar el telón.

Ya con más lógica inluída. Con más lógica prevaleciendo. Con ese Ferro tornándose dinámica para evitar el congelamiento. Con River Plate hirviendo su sangre, pero padeciendo los males del no poder.

La lógica mandamás.

La lógica de pie.

ELEAZAR JOSÉ SILVA

DETALLES

Campo de juego: Parque Luis T. Merazzi. Partido atrasado, correspondiente a la 11ª fecha de la primera rueda del Campeonato Salteño. Árbitro: Miguel Fernando Monzón (Bien). Asistentes: Héctor Bortagaray-Ricardo González.

Entradas vendidas: 97. Recaudación: $ 10.200.

FERRO CARRIL (4)- Diego Sebastián Burgos 3; Enzo Albano 3, Juan Viera 3, Bruno Fiordelmondo 3 (Juan Carlos Ribero), Matías Suárez 3; Marcelo Menoni 3, Sebastián Silveira 4, José María Di Nápoli 3, Juan Alberto Iriarte 2 (Nicolás Ferreira); Fabricio Lairihoy 3, Rodrigo Quiroga 2 (José Joaquín Gori).

Director Técnico: Ramón Walter Rivas.

RIVER PLATE (0)- Javier Silva 2; Diego Arambarri 2 (Marcelo Díaz), Bernardo De Cuadro 2, Nicolás Jorge 3, Jorge Dalmao 2; Juan Pertusatti 2 (Anthony Saldivia), Edgard Sequeira 2, Marcelo Cavani 3, Walter Monchetti 2; Juan Ignacio López 2, Angelo Sagradini 2. Director Técnico. Prof. Eduardo Noel Mazzarino.

GOLES: 20’ Sebastián Silveira (F.C). Segundo tiempo: 3’ Fabricio Lairihoy (FC); 20’ Marcelo Alexander Menoni (FC); 31’ Nicolás Ferreira (F.C).

EL MEJOR DE LA CANCHA: Sebastián Silveira.

EL MEJOR DE RIVER PLATE: Marcelo Cavani.