Español presentó en Uruguay una obra interpretada por 300 diminutos ‘actores’

Montevideo, 11 feb (EFE).- El artista David Espinosa presentó en Montevideo «Mi gran obra», una pieza entre lo visual y lo escénico protagonizada por 300 diminutas figuras de 2 centímetros de altura que pone en cuestión los grandes dispendios culturales de los últimos años en España, explicó hoy a Efe el autor ilicitano.
Desde hace tres años, Espinosa ha recorrido el mundo con su obra, principalmente Europa, y se muestra satisfecho de haber llegado por primera vez a Latinoamérica, donde ya actuó en Buenos Aires y Lima antes de interpretar en Montevideo su arte.
«Esto empezó en el 2012, que era el momento cuando peor estábamos económicamente en España y con muchos recortes para la cultura, y apareció de eso, de cuestionar todo ese dinero que nos habíamos gastado hasta ese momento y que nos seguimos gastando en grandes eventos que a nivel cultural no aportan lo que valen», comentó. Para reivindicar esa idea, en sus funciones utiliza alrededor de 300 diminutas piezas -las cuales va acumulando poco a poco y ya tiene en torno a 1.000- con las que representa distintas escenas que podrían componer el «mural vital» de cualquier persona. Asimismo, Espinosa indica que lo que busca es que el espectador realice un «esfuerzo» intelectual, dado que no se le da «todo triturado» en lo que al significado de la obra se refiere. Ese hecho se concreta en que «no hay texto ni una manipulación intentando que parezca que (las piezas) se muevan solas». Muerte, sexo, violencia, referencias al sistema social establecido y a la religión son algunos de los puntos que se tocan a lo largo de «Mi gran obra», la cual Espinosa ha representado en más de 200 ocasiones ante audiencias que se limitan a entre 20 y 24 espectadores por función.
«Es por una cuestión de tamaño».