Esposa del Policía Farinha dijo que ya cobraron la pensión prometida y que están a la espera del ingreso de su hijo

Esposa del Policía Farinha dijo que ya cobraron la pensión prometida y que están a la espera del ingreso de su hijo

El efectivo fue asesinado el pasado 8 de marzo junto a la mujer que cuidaba a manos de la expareja de la víctima

El acto de conmemoración del Día del Policía Caído en el Cumplimiento del Deber es la ceremonia donde la institución policial homenajea a aquellos funcionarios que dieron su vida por la ciudadanía, señalados como actos directos del servicio.
En esta ocasión fueron cinco los funcionarios homenajeados y entre ellos estuvo el Cabo Fernando Farinha, funcionario de la Jefatura de Policía de Salto, que perdió su vida mientras cumplía servicios de custodia en una vivienda a una víctima de violencia doméstica que también fue asesinada ese mismo día.
Fue justo el pasado 8 de marzo de este 2018, en el Día de la Mujer, cuando el agresor llegó hasta el lugar hiriendo de arma de fuego a su expareja y al funcionario policial que se encontraba en el lugar falleciendo ambos a raíz de los disparos.
En la oportunidad, EL PUEBLO dialogó con la esposa del efectivo fallecido hace ya 9 meses, quien manifestó que si bien el reconocimiento fue un “acto de conmemoración y de recuerdo, era también un momento bastante triste; un momento de desazón familiar donde se vuelve a remover lo sucedido; pero, recordarlo de esta manera, es un reconocimiento y una forma de no olvido”.
Consultada por este diario respecto a si la familia se ha sentido durante este tiempo respaldada por la institución policial, expresó que sí, que “ya nos han pagado la pensión, la que desde hace dos meses cobramos, habiendo sido el trámite mucho más ágil que en otros casos”.
También, remarcó que está esperando “el puesto que se le otorgará en la Policía a mi hijo mayor, a quien le pidieron un tiempo de espera, que descansara, para que pasara un tiempo por todo lo que pasó, pero prometieron que se lo darían, así qué, estamos en la espera”.
Como “ciudadana”, la esposa del Cabo Fernando Farinha, Policía caído en el cumplimiento de su deber, quiso resaltar que el funcionario policial debería estar “más resguardado en el cumplimiento de su función; en el sentido de saber a qué van a enfrentarse ante una tarea”.
“Mi esposo esa noche se levantó como todas las noches, sin saber a quién iba a cuidar. Ya se sabía que era a una persona que estaba resguardada por violencia doméstica, y que el hombre era una persona que había sido militar y que poseía armas, por lo que no podría haber sido así, tendrían que tener un protocolo en el que se sepa a quién van a cuidar y a qué se van a enfrentar, porque, el Policía que va a cuidar, a custodiar a una persona que sufre violencia doméstica, tendrían que saber de quién la van a cuidar, a proteger, (para saber) el contexto con el cual se van a enfrentar”.