Esposa despechada detenida al inferir cortes a otra mujer a la salida de un “motel de alta rotatividad”

n un hecho poco usual, ocurrido en la madrugada de ayer viernes en un motel de alta rotatividad de las inmediaciones del barrio Saladero, una mujer resultó con varias heridas, luego que otra se las profiriera al encontrar a su esposo con ella en una habitación de ese lugar.
El caso ocurrió sobre las cinco de la madrugada de ayer, cuando la heridora, ingresó raudamente a un motel de alta rotatividad de la zona del barrio Saladero, con una navaja en sus manos y al entrar de repente a la habitación en cuyo interior se encontraba su esposo con otra mujer, ésta sorprendió a ambos.
Pero el sujeto, logró huir raudamente del lugar y dejar a solas a las dos mujeres quienes se enfrentaron y con la navaja en su mano, la mujer le propinó unos siete cortes en distintas partes del cuerpo a la otra persona, lo que motivó que la misma fuera trasladada hasta un centro asistencial, donde pese a que las lesiones no revestían gravedad y estaba fuera de peligro, permanecía internada hasta la tarde de ayer.
Al tiempo que la autora de las heridas, una mujer de poco más de 40 años de edad, fue detenida por la Policía de la Seccional Tercera y remitida ante la justicia penal de Feria, donde luego de prestar declaraciones volverá a ser conducida en la presente jornada. Todavía permanece detenida en la unidad policial de marras.
PRESUNTO
ABUSO SEXUAL
Ante la Seccional Segunda de Policía fue denunciado un caso de presunto abuso sexual, contra un joven de 20 años de edad. La denuncia habría sido presentada por su madre, una mujer de unos 60 años, quien sindicó a una persona también mayor de edad, como presunta responsable de este caso.
Fuentes policiales consultadas por este diario al respecto, señalaron que el caso viene siendo investigado y que por el momento no habría elementos suficientes como para determinar la consumación del delito invocado en la denuncia.
ACLARAN
HURTOS
Al menos tres adolescentes deberán cumplir medidas socioeducativas y un hombre mayor de edad, fue encarcelado, luego que la Justicia los encontrara responsables de haber cometido delitos de hurto y de receptación en todos los casos.
Se trataba de una banda que se dedicaba a robar en distintas casas del barrio Andresito. Los vecinos denunciaron los hechos y la policía investigó a un grupo de personas, entre ellos tres adolescentes, que habían llegado hacía pocas semanas a residir en el lugar, los que aparecieron como responsables de los hechos que se investigaban.
Todos los casos, se cometieron en jurisdicción de la Seccional Cuarta de Policía, cuyos efectivos trabajaron para aclarar los hechos denunciados.
TODOS
PROCESADOS
La Policía trabajaba sobre algunos sospechosos de los que la población afectada, mantenía dudas por ser recientemente allegados a ese barrio.
El lugar se había visto conmovido, luego que en pocos días se registraran varios delitos de hurto, los que fueron denunciados ante la Seccional Cuarta de Policía.
Todos los robos se registraban en el interior de las casas damnificadas y luego los objetos eran vendidos en provecho de los autores. Si bien la policía no pudo recuperar los artículos robados, sí pudo detener a los autores que el jueves permanecieron en la Seccional Cuarta prestando declaraciones y ayer viernes fueron remitidos ante la jueza de Feria, que dictó el procesamiento del mayor y las medidas infraccionales para los otros tres adolescentes.
Por esa razón, un hombre fue procesado con prisión preventiva por un delito de receptación y tres delitos de hurto especialmente agravados.
Al tiempo que otros dos adolescentes fueron derivados al Semeji (Sistema de Ejecución de Medidas a Jóvenes Infractores) dependiente del INAU. Uno de ellos por estar implicados en ocho delitos de hurto especialmente agravados en reiteración real y otro en tres delitos de esta misma naturaleza con la misma agravante y reiteración.
Además, un tercer adolescente y cuarto integrante de este grupo, fue derivado al proyecto Don Bosco de Salto, por un término de 60 días, al serle establecido la participación en dos delitos de hurto en reiteración real.
En un hecho poco usual, ocurrido en la madrugada de ayer viernes en un motel de alta rotatividad de las inmediaciones del barrio Saladero, una mujer resultó con varias heridas, luego que otra se las profiriera al encontrar a su esposo con ella en una habitación de ese lugar.
El caso ocurrió sobre las cinco de la madrugada de ayer, cuando la heridora, ingresó raudamente a un motel de alta rotatividad de la zona del barrio Saladero, con una navaja en sus manos y al entrar de repente a la habitación en cuyo interior se encontraba su esposo con otra mujer, ésta sorprendió a ambos.
Pero el sujeto, logró huir raudamente del lugar y dejar a solas a las dos mujeres quienes se enfrentaron y con la navaja en su mano, la mujer le propinó unos siete cortes en distintas partes del cuerpo a la otra persona, lo que motivó que la misma fuera trasladada hasta un centro asistencial, donde pese a que las lesiones no revestían gravedad y estaba fuera de peligro, permanecía internada hasta la tarde de ayer.
Al tiempo que la autora de las heridas, una mujer de poco más de 40 años de edad, fue detenida por la Policía de la Seccional Tercera y remitida ante la justicia penal de Feria, donde luego de prestar declaraciones volverá a ser conducida en la presente jornada. Todavía permanece detenida en la unidad policial de marras.
PRESUNTO
ABUSO SEXUAL
Ante la Seccional Segunda de Policía fue denunciado un caso de presunto abuso sexual, contra un joven de 20 años de edad. La denuncia habría sido presentada por su madre, una mujer de unos 60 años, quien sindicó a una persona también mayor de edad, como presunta responsable de este caso.
Fuentes policiales consultadas por este diario al respecto, señalaron que el caso viene siendo investigado y que por el momento no habría elementos suficientes como para determinar la consumación del delito invocado en la denuncia.
ACLARAN
HURTOS
Al menos tres adolescentes deberán cumplir medidas socioeducativas y un hombre mayor de edad, fue encarcelado, luego que la Justicia los encontrara responsables de haber cometido delitos de hurto y de receptación en todos los casos.
Se trataba de una banda que se dedicaba a robar en distintas casas del barrio Andresito. Los vecinos denunciaron los hechos y la policía investigó a un grupo de personas, entre ellos tres adolescentes, que habían llegado hacía pocas semanas a residir en el lugar, los que aparecieron como responsables de los hechos que se investigaban.
Todos los casos, se cometieron en jurisdicción de la Seccional Cuarta de Policía, cuyos efectivos trabajaron para aclarar los hechos denunciados.
TODOS
PROCESADOS
La Policía trabajaba sobre algunos sospechosos de los que la población afectada, mantenía dudas por ser recientemente allegados a ese barrio.
El lugar se había visto conmovido, luego que en pocos días se registraran varios delitos de hurto, los que fueron denunciados ante la Seccional Cuarta de Policía.
Todos los robos se registraban en el interior de las casas damnificadas y luego los objetos eran vendidos en provecho de los autores. Si bien la policía no pudo recuperar los artículos robados, sí pudo detener a los autores que el jueves permanecieron en la Seccional Cuarta prestando declaraciones y ayer viernes fueron remitidos ante la jueza de Feria, que dictó el procesamiento del mayor y las medidas infraccionales para los otros tres adolescentes.
Por esa razón, un hombre fue procesado con prisión preventiva por un delito de receptación y tres delitos de hurto especialmente agravados.
Al tiempo que otros dos adolescentes fueron derivados al Semeji (Sistema de Ejecución de Medidas a Jóvenes Infractores) dependiente del INAU. Uno de ellos por estar implicados en ocho delitos de hurto especialmente agravados en reiteración real y otro en tres delitos de esta misma naturaleza con la misma agravante y reiteración.
Además, un tercer adolescente y cuarto integrante de este grupo, fue derivado al proyecto Don Bosco de Salto, por un término de 60 días, al serle establecido la participación en dos delitos de hurto en reiteración real.