«Esta es una liga que no gasta por gastar»

«Antes de fin de año, ya tiene que estar pronto el reacondicionamiento de los techos en el local de la Liga. Está el dinero y solo resta ejecutar lo planificado. A su vez, la carpeta entró al ministerio, para afrontar las nuevas etapas en el Dickinson. Ampliar la capacidad de la tribuna del este, construcción de zona de vestuarios. Que el equipo visitante no tenga que venir al sector de enfrente. Debajo de la tribuna España, los fines no faltarán, uno de ellos, el mejoramiento de los baños de damas, la futura construcción de oficina, sectores para alojamientos. Pero esta última martinezunomención tiene que ver con etapas más allá en el tiempo.
Vamos a lo prioritario. Las ideas no pueden faltar y el afán de evolucionar en todos lo que se pueda. Las obras es una cosa, pero importa rescatar el fútbol como cosa esencial y que llegue a más gente. Se han intentado fórmulas y los que vamos, siempre son los mismos, con algunas excepciones, como liguilla o definiciones adicionales. El fin es incrementar la clientela. En eso, estamos de acuerdo».

«BREGAR POR LOS 34″
Es el nuevo presidente de la Liga Salteña de Fútbol. Pero tiene una historia que no olvida. Allá por 1992 cuando se integró al Cuerpo de Neutrales de la divisional «C» y ya al año siguiente, pasó a ser uno más en la cúpula de mando en la casa del fútbol, con Guillermo Zunini en la presidencia.
WALTER HUGO MARTÍNEZ no solo es el presidente «desde ese arriba» en la misión, porque después de todo con él, no hay de traiciones. Su pasión, por el fútbol. Por la pelota en movimiento. Es un hincha más cuando tiene que ser, por eso en EL PUEBLO, rescata» a la gente que tiene que volver a las canchas, pero el tema es saber cómo. Todos pensamos en que es necesario reacondicionar el calendario, que se puedan jugar partidos nocturnos, potenciar los importantes a manera de adelanto y que por lo menos en 9 de los 12 meses en Salto tengamos fútbol. Si hay equipos que solo juegan cuatro o cinco meses, ¿qué pasa?…el socio se borra y quien pierde es el club. ¿O no es así acaso?»

LA BASE DEL DIÁLOGO
No hay tema que eluda. Después de todo, en la Liga Salteña el menú es amplio. Se alinean posibilidades de futuro, pero el mismo Walter se abroquela en una convicción: «O hay diálogo o no hay soluciones. Y la comunicación planteada en los mejores términos, no tendría que faltar entre los neutrales de la Liga, los neutrales de la «B» y los neutrales de la «C». No pueden existir divisiones, como lamentablemente han surgido en los últimos tiempos. Yo digo que si las conducciones afinan en una misma dirección, el producto también alcanza a los clubes.
Hay realidades que los delegados deben reconocer y que lo que no está bien, es necesario modificar. Ahí está lo acontecido este año con la «B» y sus complicaciones económicas. Entonces, ¿qué se puede hacer por la «B»? Reitero: no quiero ser el presidente de los 12 clubes de la «A». Como presidente me deben importar todos los clubes de la Liga».

«SOMOS UNA LIGA SIN
APREMIOS ECONÓMICOS»
La Comisión de Planificación para retomar funciones. Al 30 de noviembre, alguna conclusión estará planteando en la sesión de ese día en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol. El presidente no oculta una premisa de base: «la liga no gasta por gastar y si algo existe y es real, es el equilibrio en las finanzas, con todo lo que supone el Cr. Borghetti para tutelar de alguna forma toda la cuestión administrativa de la Liga y en esta caso hablo de las finanzas. Es absolutamente meticuloso en la contabilidad. Somos una Liga sin apremios económicos.
Por eso mencionaba respecto a que la selección debe tener su propio mecanismo de financiamiento a partir de los sponsor. Hacia la selección no se pueden desviar otros fondos.
Claro que tengo sueños, como presidente.
Y uno por sobre todo: que exista armonía en todas aquellas partes que tengan relación con el fútbol y que en lo personal, alcance una tranquilidad emocional que perdure en el tiempo. Ser el presidente de la Liga, no solo es un orgullo en sí mismo. Es una responsabilidad.
Y no se puede ir para atrás. Solo queda ir caminando hacia el futuro. La Liga Salteña plantea exigencias y no afrontarlas es fracasar. El puesto me es indiferente, importa el colectivo aunque reconozco que si las decisiones no contemplan en lo que se busca, la guadaña vendrá para mi.».

Desde la familia

El 30 de agosto de este año, WALTER HUGO MARTÍNEZ, llegó a los 60 años de vida. Nació en el año 1955, bajo el signo de Tauro. Casado con Graciela. Tiene un hijo: Alejandro. De la unión de Alejandro y Natalia, dos nietos: Facundo de 11 años y «Nacho» de 5. En el caso de Facundo, integra la selección salteña de Baby Fútbol de 11 años. El padre de Walter tiene 92 años y su madre falleció hace tres meses. Su padre trabajó en AFE y su mamá,»lavaba y planchaba para afuera. Pero ojo que en esa época no existía el lavarropas».Fueron 7 hermanos. Walter, uno de ellos. El nuevo presidente de la Liga Salteña de Fútbol.

“La Liga Salteña debe intentar acercamiento con Luis Suárez”

“Confieso que no sé muy bien cómo está planteado el tema de La Liga Salteña de Fútbol con Luis Suárez. Tampoco queremos decir lo que no es. Es cierto también que la Liga ha tenido un vínculo superior con Edinson Cavani, porque quizás Cavani tiene hacia Salto otro tipo de actitud, incluso a partir de sus familiares aquí. Pero soy de los que digo que la Liga Salteña debe intentar el correspondiente acercamiento con Luis Suárez. Cualquiera de los dos, son parte de la elite del fútbol mundial. ¿Si es posible algún tipo de aprovechamiento de los dos?… está por verse. El hecho es saber lo que nosotros podemos aspirar y lo que ellos pueden brindar. No tengo una idea clara, pero si tanto se apunta a “el salteño” Suárez y el “salteño” Cavani, ¿puede ser lógico que a veces surjan distanciamientos? Que tampoco creo que en esto exista mala voluntad de nadie. Si una representación de la Liga tiene que trasladarse a Montevideo para hablar con Suárez, lo va a hacer. No se trata de enviarle un mensaje o un correo electrónico y poder tener entonces, la chance de dialogar, si no surge nada concreto, mala suerte.
Pero quedará la recompensa de que a la gestión la hicimos”.

“Salto Fútbol Club no es un tema de fácil análisis”

“Es cierto. Supe integrar Comisiones Directivas de Salto Fútbol, en la pasada década cuando se creó. Esos primeros momentos, dejaron una sensación a favor y que el departamento entonces podía trascender en el plano interdepatamental.
Después todo se fue complicando. Desde lo económico, pasando por lo deportivo.
Algunas plazas del Interior, tienen su representante en el profesional. Pero que ellos tengan, ¿significan que nosotros tengamos que tener? En otras Ligas tienen 12 ó 14 equipos. Aquí somos 34.
Son realidades diferentes. En este momento, Salto Fútbol Club no es un tema de fácil análisis. El saber por ejemplo, qué sustento real puede tener, qué aceptación en la gente y qué proyección de futuro.
Tampoco podría decir si es necesario para el fútbol salteño ni si es capaz de transformarse en algún tipo de competencia. Pero claramente, aquel tiempo en que Salto FC nació, no es este. Es otra realidad a todos los niveles.
Y de esa diferencia de tiempos no habría que apartarse”.

“¿Qué se le ofrece para que la gente retorne?”

“En los últimos años, la realidad del fútbol salteño es una. El número en la venta de entradas, no se altera tanto de un año para el otro. Tampoco el número de quienes asisten a la cancha.  La variación es mínima entre un año y otro. Nosotros pretendemos que aquellos que se alejaron, retornen. Bien…¿pero qué se le ofrece para que la gente retorne? O uno puede preguntarse en qué hemos fallado o que no contempla al aficionado. Por eso se conformó este año la Comisión de Planificación. Primero evaluar y después proyectar. En lo personal, hubo aspectos de este sistema de disputa del 2015 que me gustó. Los play off no pareció mala idea y volver a una liguilla con cuatro equipos, para muchos era cuestión de sentido común. El fútbol salteño tiene aptitudes y también déficit. Hay que apuntar a los déficit. Y sobre todo, reitero, esa superposición de campeonatos. Clave que tengamos canchas capaces de ser utilizadas en la noche, para que podamos adelantar partidos. No podemos ir a contramano de lo que la gente quiere o reclama”.