«Esta selección va siendo parte de un proceso de maduración»

Wilson Cardozo, el día antes de la sub 17

-Hay que felicitarte.
«Bueno….está bien. ¿Por qué?
-Porque la selección sub 17 no solo ganó, sino que respondió a una idea. Esa idea pasó por lo estético. Por contemplar lo que es el placer de jugar bien.
«Nosotros tenemos que partir de una base. Cuando iniciamos el ciclo y planteamos una serie de aspectos fundamentales, se trataba de un objetivo de largo aliento. No para cinco o seis partidos. Lo hicimos pensando en esto que nos está pasando».
-¿El hecho de contemplar una idea?
«No….no. Más que eso: el seguir jugando. El llegar lo más arriba posible».
-¿Qué certezas tenías que este combinado podía llegar a semifinales?
«No se si certeza, pero sí saber que teníamos una serie de cuestiones a favor, que hacen a las posibilidades».
-¿Por ejemplo?
«El entorno del que tanto se habla y que tiene que ver con el apoyo. Dentro de todo, la comodidad para manejarnos, para entrenar, para hacer termas e incluso para darle solución a algunos situaciones personales».
-¿Hablas de los jugadores?
«Cuando llega cada uno, el ser humano pasa a jugar su propio partido. Hay que profundizar en cómo está planteada la vida personal y si existe alguna limitación, dar la mano que se pueda. No es del caso esperar el mejor resultado, si hay cosas que no funcionan bien en la vida de ese jugador».
-Pero en la cancha, no podes negar que tu selección fue abriendo cauce. Generando una corriente de opinión a favor.
«Yo diría que esta selección va siendo parte de un proceso de maduración. Lo que ustedes vieron en el segundo partido frente a Durazno tiene que ver con eso. Cuando se trabaja un partido y se maneja la paciencia para ir encontrando el camino, significa que vamos aprendiendo».
**********
LOS MOLDES DE LA SELECCIÓN
Es la sub 17 de Wilson Cardozo. Es el DT.
El que irradia esta convicción que se fortalece en torno al equipo, pero no solo en función del producto medido en resultado.
Con Wilson es también, la apertura de su propia mente, para admitir el ajuste que se fue alcanzando, para que el funcionamiento enriquecido no deje de decidir.
La selección después de todo, es parte de sus moldes.
Para jugar. Para ganar.
Pero sobre todo, dejando en claro los conceptos que gobiernan al que sueña y al que cree respecto a un fútbol donde el virtuosismo y la eficacia, se den la mano.
**********
-Ese segundo tiempo, va a quedar adherido a la memoria.
«Claro. Porque se planteó una diferencia con el arranque del partido, cuando se nos complicó el armado y la salida, incluso sin estar finos con la pelota. El replanteo existió en el segundo tiempo».
-En el fútbol no se dejará de hablar de sociedades.
«Nosotros no dejamos de señalarlas. Aranda fue eje de muchas de ellas, pero tampoco faltaron aquellos jugadores que tanto pueden marcar como crear subiendo, como en el caso de los laterales. Tuvimos movilidad en el segundo tiempo, se rotó bien y se llegó mejor».
-Las variantes refrescaron también al equipo. ¿Coincidís?
«Porque cada uno de ellos, Duarte, Diego Machado y el mismo «Nacho» Ferreira entraron para decidir desde el rol de cada uno. Eso tiene que ver con la mentalidad. La madurez también aporta desde cada uno. Soltar la pelota en el momento justo, filtrarla para que surjan huecos y llenarlos con la sorpresa que cabe. No se entiende un fútbol sin sorpresa».
-¿Tiene que ver el talento y la inteligencia?
«Pero también la decisión. Llegó un momento que Durazno no supo que hacer. En el segundo tiempo no nos llegaron una sola vez con chance. O sea, no solo que resolvimos atacando, sino que cerramos caminos en defensa. Fuimos compactos. Cuando uno es compacto siempre se está próximo a ganar. Eso pasó. Eso queremos que nos siga pasando».

ELEAZAR JOSÉ SILVA-