Estados Unidos se enfrenta a las temperaturas más frías de los últimos 20 años, hubo susto en el aeropuerto de N. York

El intenso frío y los gélidos vientos pueden resultar en temperaturas tan bajas como los 50 grados Celsius bajo cero en algunas partes del país. Tras el paso de la tormenta de nieve que ha cubierto de blanco un tercio de Estados Unidos y afectado a más de 100 millones de personas, esta semana el país se enfrentará a las temperaturas más frías de los útimos 20 años, según ha informado el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, siglas en inglés).
Un vórtice polar, parte de la denominada tormenta invernal Ion, está trayendo consigo fuertes y fríos vientos a través del medio oeste del país que se han sumado a las consecuencias de Hércules, que a lo largo de esta semana ha causado la muerte de al menos 16 personas y paralizado el transporte aéreo del país.
«Las temperaturas más bajas en casi dos décadas se extenderán en el norte y centro de Estados Unidos desde hoy domingo, detrás de un frente de frío del ártico”, ha declarado el Servicio Meteorológico. “Combinadas con fuertes ráfagas de viento, estas temperaturas resultarán en dígitos gélidos que podrían poner en riesgo la vida humana a temperaturas tan bajas cercanas a los 50 grados Celsius bajo cero”, puntualiza el Servicio.
Los estados de Misuri, Michigan, Kentucky, Tenesi e Illinois sufrieron nevadas durante la madrugada de hoy domingo y ahora se enfrentan a fuertes rachas de viento helado que está creando duras capas de hielo. Según informa el canal meteorológico The Weather Channel, la fuerza de la tormenta Ion ya ha descaggado nieve en las montañas Rocosas y los Grandes Lagos a lo largo del sábado, mientras que hoy ya está pivotando hacia el este. En el estado de Misuri, el Departamento de Transporte advirtió de que la mayoría de las carreteras estatales están cubiertas de nieve y la sal no actúa de manera efectiva para eliminarla debido a las extremas temperaturas, que además están acompañadas de fuertes vientos que complican mucho los desplazamientos por tierra.
Las gélidas temperaturas han interferido con los viajes en toda la región y miles de vuelos fueron cancelados o postergados, algunos funcionarios cerraron las escuelas por prevención y en el aeropuerto Kennedy de la ciudad de Nueva York un avión se salió de la pista esta mañana después de que el noreste del país fue golpeado por la primera tormenta invernal de la temporada.
Según las predicciones meteorológicas lo peor en la costa este llegará el martes a medida que los vientos polares se vayan desplazando a esa zona del país, cuando la capital, Washington, registre máximas bajo cero y mínimas que rocen los -15 grados centígrados.
SUSTO EN EL AEROPUERTO JFK DE NUEVA YORK POR LA LLUVIA HELADA
A primera hora del domingo, un pequeño avión regional de la compañía Delta derrapó en una de las pistas.
La ola de intenso frío polar que desde hace días azota la costa noreste estadounidense empieza a remitir, pero sigue causando complicaciones en el transporte. La agencia que regula la seguridad en la aviación civil decidió cerrar de nuevo el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York por la lluvia helada. A primera hora del domingo, un pequeño avión regional de la compañía Delta derrapó en una de las pistas.
No hubo heridos entre sus 35 pasajeros ni daños por el incidente en el principal aeropuerto de EE UU, que ya el viernes estuvo cerrado varias horas por la nieve y el fuerte viento. El avión de Delta, procedente de Toronto, aterrizó sin problemas a las 8 de la mañana (hora local). Al girar para abandonar la pista de aterrizaje en dirección a la terminal, resbaló hacia la nieve amontonada en los bordes.
El avión, un CRJ 200 de Bombardier, fue retirado de la pista antes de las 9.30 (hora local). La agencia del transporte ha anunciado a las 11.00 (hora local) que el aeropuerto JFK ha vuelto a estar operativo. Para el mediodía, el problema de lluvia helada se habrá resuelto porque las temperaturas volverán a estar por encima de los cero grados, frente a los menos 10 de los últimos días.
(EL PAIS DE MADRID)

El intenso frío y los gélidos vientos pueden resultar en temperaturas tan bajas como los 50 grados Celsius bajo cero en algunas partes del país. Tras el paso de la tormenta de nieve que ha cubierto de blanco un tercio de Estados Unidos y afectado a más de 100 millones de personas, esta semana el país se enfrentará a las temperaturas más frías de los útimos 20 años, según ha informado el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, siglas en inglés).

Un vórtice polar, parte de la denominada tormenta invernal Ion, está trayendo consigo fuertes y fríos vientos a través del1388955681_290162_1388956099_noticia_normal medio oeste del país que se han sumado a las consecuencias de Hércules, que a lo largo de esta semana ha causado la muerte de al menos 16 personas y paralizado el transporte aéreo del país.

«Las temperaturas más bajas en casi dos décadas se extenderán en el norte y centro de Estados Unidos desde hoy domingo, detrás de un frente de frío del ártico”, ha declarado el Servicio Meteorológico. “Combinadas con fuertes ráfagas de viento, estas temperaturas resultarán en dígitos gélidos que podrían poner en riesgo la vida humana a temperaturas tan bajas cercanas a los 50 grados Celsius bajo cero”, puntualiza el Servicio.

Los estados de Misuri, Michigan, Kentucky, Tenesi e Illinois sufrieron nevadas durante la madrugada de hoy domingo y ahora se enfrentan a fuertes rachas de viento helado que está creando duras capas de hielo. Según informa el canal meteorológico The Weather Channel, la fuerza de la tormenta Ion ya ha descaggado nieve en las montañas Rocosas y los Grandes Lagos a lo largo del sábado, mientras que hoy ya está pivotando hacia el este. En el estado de Misuri, el Departamento de Transporte advirtió de que la mayoría de las carreteras estatales están cubiertas de nieve y la sal no actúa de manera efectiva para eliminarla debido a las extremas temperaturas, que además están acompañadas de fuertes vientos que complican mucho los desplazamientos por tierra.

Las gélidas temperaturas han interferido con los viajes en toda la región y miles de vuelos fueron cancelados o postergados, algunos funcionarios cerraron las escuelas por prevención y en el aeropuerto Kennedy de la ciudad de Nueva York un avión se salió de la pista esta mañana después de que el noreste del país fue golpeado por la primera tormenta invernal de la temporada.

Según las predicciones meteorológicas lo peor en la costa este llegará el martes a medida que los vientos polares se vayan desplazando a esa zona del país, cuando la capital, Washington, registre máximas bajo cero y mínimas que rocen los -15 grados centígrados.

SUSTO EN EL AEROPUERTO JFK DE NUEVA YORK POR LA LLUVIA HELADA

A primera hora del domingo, un pequeño avión regional de la compañía Delta derrapó en una de las pistas.

La ola de intenso frío polar que desde hace días azota la costa noreste estadounidense empieza a remitir, pero sigue causando complicaciones en el transporte. La agencia que regula la seguridad en la aviación civil decidió cerrar de nuevo el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York por la lluvia helada. A primera hora del domingo, un pequeño avión regional de la compañía Delta derrapó en una de las pistas.

No hubo heridos entre sus 35 pasajeros ni daños por el incidente en el principal aeropuerto de EE UU, que ya el viernes estuvo cerrado varias horas por la nieve y el fuerte viento. El avión de Delta, procedente de Toronto, aterrizó sin problemas a las 8 de la mañana (hora local). Al girar para abandonar la pista de aterrizaje en dirección a la terminal, resbaló hacia la nieve amontonada en los bordes.

El avión, un CRJ 200 de Bombardier, fue retirado de la pista antes de las 9.30 (hora local). La agencia del transporte ha anunciado a las 11.00 (hora local) que el aeropuerto JFK ha vuelto a estar operativo. Para el mediodía, el problema de lluvia helada se habrá resuelto porque las temperaturas volverán a estar por encima de los cero grados, frente a los menos 10 de los últimos días.

(EL PAIS DE MADRID)