“Estamos de acuerdo; hay que dejarlo todo”

Abrir diálogo con Oscar Aranda, es transformar al fútbol en una pasión que le viene de siempre. Porque pasó por varios equipos a nivel de la Liga Salteña, más Con Los Mismos Colores de Bella Unión. Y porque después fue asumiendo esta condición de Director Técnico. El año pasado llegó a Saladero. A los albinegros no le faltaron desniveles, pero salvó el examen clave: el que ambientó la continuidad en el fútbol mayor de la “A”.
Por eso, a principios de este 2016, la ratificación en funciones. Es de los que no niega que el fútbol en algunos clubes de la Liga Salteña de Fútbol, pasa por el sacrificio, la constancia puntual, el quehacer en pro de una dirección concreta.
“TODO LO CONTRARIO”
Sabe que Saladero tiene relación con ese tiempo, “por eso uno pretende que todo lo que no sea fútbol se supere porque la directiva, el plantel, el hincha que le transmite lo mejor al club, merece una posición que lo contemple. Todas estas cosas que han pasado en Saladero, no le hacen bien al club. Todo lo contrario”.
Cuando habla de Saladero, con Oscar Aranda, no hay de giros extraños. Cree en el coraje de la entrega, “porque en eso vamos a estar siempre de acuerdo. Hay que dejarlo todo en cada partido. Podemos ser un equipo ordenado, que sepa lo que quiere, pero que no deje de traspirar la camiseta. A la cancha no se va a pasear, a la cancha se va y se juega el destino del grupo en cada partido. Tenemos plantel para ir subiendo. A esa ilusión bien que la tenemos”.
Arrancó a media luz. Pero ahora suma seis puntos, con un partido menos, en este caso frente a Dublín Central.
“El” Oscar Aranda. Aquel 10 en la espalda en la década de los 80 y este DT de la apuesta, con Saladero en el fin.