«Estamos para cuidarlos a ustedes»

Ocurrió en el segundo tiempo del partido que jugaron Progreso y Fénix en el Parque Carlos Ambrosoni. Un objeto contundente (o no tanto, pero peligroso), partió desde el sector de hinchas de Progreso. El árbitro central, Ricardo González, lo recogió y fue directo a donde se ubicaban los guardias de seguridad de la empresa privada. Fue entonces que uno de los principales de la empresa se acercó, alambrado de por medio, espetando: «Nosotros estamos para cuidarlos a ustedes». Una manera de concluir en que «lo que pase afuera», irá a permanecer siempre fuera del radio de acción de quienes son parte de la seguridad. Ricardo González a su vez, plantó la determinación:«Si se repite, termino el partido». Y no se repitió. Hubo alguien que en Progreso se equivocó, lanzando el objetivo.Todos los demás, se limitaron al rol de hinchas: alentar la causa. Generalizar es un acto penoso en si mismo. Que conste.