«Estoy satisfecho de haber hecho lo que pude y debí hacer en cada momento de mi vida»

Hoy por: Dr. Adrián Báez

Con Cr. Miguel Ripa

Nuestro entrevistado de hoy es una de esas personalidades
multifacéticas de nuestro medio, quien ha sido – y continúa
haciéndolo aún hoy-, llevar adelante diversas actividades,
no siempre relacionadas entre sí, demostrando que si bien el querer no siempre es poder, puede, con voluntad, llegar a serlo.
Miguel Ripa, de profesión Contador Público, dirigente político, productor rural y comerciante, accedió a brindarnos unos
momentos para poder realizarle las preguntas que compartimos con ustedes, en esta nueva entrega de Al Dorso.AL DORSO Cr. Miguel Ripa

¿Cuándo y por qué decidió seguir la carrera de Contador Público?
Desde muy niño tuve inclinación por los números, tenía facilidad para las matemáticas y me gustaba.
Mi padre fue en vida Contador Público con actividad muy intensa, y eso, también, influyó en mí para tomar esa decisión, porque como hijo varón, siempre estaba involucrado en esos temas.
Pasado el tiempo, sigo muy convencido de que es mi actividad preferida, y permanentemente estoy leyendo publicaciones sobre el tema, y tratando de entender la realidad y ver mejores caminos.

¿Durante cuántos años ejerció su profesión y qué recuerdos tiene de los mismos?
Me recibí hace 36 años y aún estoy en ejercicio. Recuerdos, tengo muchos y variados, dado que durante mi vida tuve distintas funciones que fui compartiendo; productor rural, funcionario de Ancap, asesor municipal, comerciante, y siempre, Contador Público independiente. En todas tuve alegrías y de las otras, pero lo importante es que mirando para atrás, soy un agradecido, porque me han dado una gran experiencia que hoy me respalda en mi actuar, y a la hora de opinar.

¿Ocupó cargos relacionados con la materia específicamente?
Por supuesto; en Ancap – El Espinillar, por mi condición de Contador Público-Licenciado en Administración, ingresé por Concurso abierto en el año 1984, como Jefe de Sector Finanzas y Contabilidad.
Como Asesor Municipal, si bien era un cargo político que me retiré junto con el Esc. Malaquina, fui Responsable del Frigorífico Municipal y de la Empresa de Transporte Urbano de Pasajeros.
Y como productor rural, hace mucho tiempo que es imprescindible llevar dentro el Contador, porque cada día es más necesario llevar muy de cerca los costos de funcionamiento y el gerenciamiento de toda empresa, en especial la rural.

¿Cómo pudo equilibrar la actividad profesional con la de hombre de campo?
Sencillamente, durante la semana me dedicaba a lo profesional y conducía lo agropecuario, y, los fines de semana, estaba directamente en la tarea de campo. Para ello, es imprescindible contar con personal con conocimiento y experiencia y, básicamente, de confianza, que lo tengo.

¿Desde su experiencia, cómo vio al campo en los últimos años?
El campo históricamente, ha sido el motor de la economía del Uruguay, y lo seguirá siendo.
Desde hace muchos años, ha cargado la mochila de empujar a otros sectores a través de una carga impositiva pesada, y a través de un tipo de cambio manejado de forma de que no subiera, en favor de consumidores e importadores.

¿Qué expectativas tiene al respecto para los años venideros?
Entiendo que más allá de circunstancias temporales es el sector que más y mejores perspectivas tiene en el futuro, dado que produce alimentos que mayoritariamente se exportan y el mundo los va a demandar en forma creciente.

¿Cuál sería la receta que le propondría al gobierno para que Uruguay despegue en el área productiva y competitiva?
Liberarlo de todas las trabas burocráticas, permitirle un marco de costos competitivo, y dejar que los productores se desarrollen libremente, que lo saben hacer, y busquen la forma de respaldarse para ese desarrollo.

¿Supo transitar también, por la arena política en los años del Esc. Malaquina, ahora se lo ha visto nuevamente en el ruedo, ¿por qué?
Fue una época que profesionalmente me produjo muchas satisfacciones. Tener al Esc. Malaquina de Jefe de Gobierno Departamental me permitió conocerlo y valorarlo como conductor y muy visionario de un Salto con muchas proyecciones.
Luego de las elecciones del 2015, me produjo un rechazo ver la decadencia en la que caímos políticamente, lo cual hizo que me retirara, y sin expectativa de retorno. Pero en el 2017 me invitaron a trabajar por la candidatura de Ernesto Talvi, hombre que conocía de años de leer sus comentarios y opiniones, y me entusiasmó a engancharme de nuevo, junto a la candidatura de Miguel Feris, porque creo en una nueva y mejor forma de hacer política y para esto estamos luchando nuevamente.

¿Hoy, disfruta más de su familia?
Sí, tengo más tiempo para la familia, aunque alguna parte también la comparto con este nuevo grupo, aunque debo reconocer que al estar parcialmente jubilado tengo más tiempo libre, o mejor dicho, sin tantos compromisos y responsabilidades.

¿Le han quedado deudas pendientes con la vida?
La verdad que no, estoy satisfecho de haber hecho lo que pude y debí hacer en cada momento de mi vida, y sí, tengo agradecimientos a mucha gente que me ha acompañado y acompaña hasta ahora.