Ex director de Cultura de la Intendencia fustiga el manejo en esa área por la actual administración

Denis Dutra critica las decisiones adoptadas.

El ex director de Cultura de la Intendencia de Salto fustigó el manejo que viene haciendo del área el actual gobierno de Germán Coutinho. Cuestiona la forma de organización del departamento que dirigió en la pasada administración y critica severamente la destitución del profesor Eduardo Piñeyro.

CARTA ABIERTA

A quien corresponda: Cuando uno escucha algunos comentarios sobre lo que está haciendo este nuevo Gobierno Departamental, me parece ver una película de ficción. Lamentablemente no es una película, es la realidad, y realmente están sucediendo estas cosas. Cinco años construyendo para dejar una base sólida donde poder desarrollar distintas políticas, más allá de que pelo sea, era de pensar que tan solo con continuar y profundizar levemente el trabajo ya realizado, suponía una buena estrategia para aquel que no tenía nada pensado.

Si te dan un comercio en marcha con toda la mercadería y una fluida clientela, si sos un buen comerciante no lo vas a cerrar para abrirlo en otro lado.

Eso está pasando con Cultura. Se está, literalmente, desmontando Cultura. De hecho, su oficina la estarían trasladando a «los fondos» del Teatro Larrañaga. Biblioteca no depende más de la Oficina de Cultura. Hay un encargado de Museo de Bellas Artes, Casa Quiroga y Teatro. Hay un encargado de Museo del Hombre y Museo Histórico. Hay un encargado de los Talleres de Desbordando Barrios. No hay conexión entre ninguno de estos.

En el 2005 cada lugar tenía su encargado y nadie tenía nada que ver con nadie. ¿La vieja teoría – «divide y reinarás»? El viejo sentido de aburguesamiento de una dedicación exclusiva a su propia «chacrita», donde  prima el sentido de propiedad de cada encargado.

En los cinco años de Gobierno del Frente Amplio, se trabajó con metas, objetivos, estrategias y un sentido amplio de participación general, de utilización de TODOS los Servicios de Cultura tras un mismo objetivo, una misma meta, con una misma estrategia. Sin dudas que algunos encargados discrepaban seriamente con este proceder, le estaban sacando el mando de su «chacrita».

Pues ahora se lo están dando nuevamente; el «tomá hacete cargo y no molestes». ¿Objetivos? ¿Metas? ¿Estrategias? La de sus propios encargados, sin una necesaria mirada política, en el buen sentido de la palabra, porque esta mirada es la que va a primar por encima de los intereses personales, el bienestar de una comunidad, el distribuir hacia una población, el interpretar desde donde se escucha más fuerte la voz de los que más necesitan.

Ahora se comienza a desarrollar una escena de horror, donde con una fuerte amenaza a los funcionarios municipales, se llevan a cabo procedimientos de revisión que dan pavor a cualquier trabajador que hoy se encuentra en la Intendencia.

Para muestra no hace falta más que un botón…. Y la realidad en que se desarrollan estos hechos demuestra la ineptitud de un gobierno que recién comienza y que personalmente, dije deberíamos de darle un tiempo para que se acomoden y puedan desarrollar sus estrategias de Gobierno, pero lo demostrado hasta el día de hoy, solo hace que no podamos seguir más callados, esperando que todo se desbarranque.

Se ha puesto en tela de juicio la idoneidad del Prof. Eduardo Piñeiro, Director de la Escuela de Danzas Ibirapitá, Director de los cursos de Danza Folklórica de la Intendencia de Salto. Lo incluyen en una lista de funcionarios que deberían dejar de trabajar para la Intendencia porque se piensa que entraron como Cargos Políticos.

Es infame esta aseveración, es desconocer los distintos procedimientos con los que se manejó la Intendencia de Salto en estos últimos cinco años. El Prof. Piñeiro tuvo que concursar para poder acceder a ese cargo. Se hizo un llamado PÜBLICO Y ABIERTO para Docente del Curso de Danza Folklórica de la Intendencia de Salto, y el Prof. Piñeiro obtuvo ese cargo incluso con un consentimiento expreso de la Dirección Nacional de Cultura quien intervino en el Concurso realizado.

Decir que el Prof. Piñeiro entró como cargo político es desconocer profundamente no solo los procedimientos que llevaron a su contratación, sino también su profunda trayectoria a nivel nacional e Internacional. »Lo mas pior», decía un compañero mío, que yo creo firmemente, que esto no se hace por desconocimiento, y eso es más grave aún. No se puede desconocer que el Prof. Piñeiro entró por Concurso cuando existe un expediente con todas las actuaciones de cada uno de los pasos que se dio, desde el momento que el Dpto. de Cultura propone al Intendente la creación de un cargo de docente para el Curso de Danza Folclórica, la autorización, el pasaje a Contaduría, el llamado público, la presentación de los candidatos, el concurso, la evaluación, la intervención de la Dirección Nacional de Cultural, la Resolución definitiva. todo está en la Intendencia en un expediente. Y para dejar más claro aún, la Sra. Cecilia Eguiluz recibió en la transición en forma personal por parte del Director de Cultura saliente, o sea de mi propia boca, la información detallada precisamente de este caso. ¿Es desconocimiento? Entonces, ¿hay que seguir callado?, ¿hay que dejar que se siga diciendo «no sé, porque yo no estaba»?.

No. No nos podemos callar más. Y quien tenga algo que decir, que públicamente lo diga. No se puede tapar todo con bajar a seis pesos el boleto.

Denis Dutra. Ex-Director de Cultura de la Intendencia de Salto.