Ex empleado de una distribuidora intentó rapiñarla a mano armada pero fracasó cuando no funcionó el arma

n hombre de 21 años, fue enviado a la cárcel por tentativa de rapiña y hurto especialmente agravado, según dispuso la justicia. La policía logró aclarar el hecho registrado el lunes último que consistió en un intento de rapiña armada contra una distribuidora de la ciudad, hecho que hasta el momento no había trascendido. Ocurrió el lunes cuando el ahora procesado amenazó con un arma de fuego al dueño de una distribuidora, con intenciones de hurtarle dinero, pero fracasó al hallar resistencia del empresario. El delincuente llegó a gatillar para disparar pero la bala no salió.
Una vez atrapado por la policía, confesó su autoría en el hecho, además manifestó haber hurtado y vendido una moto en el mes de mayo.
Según pudo saber EL PUEBLO, la víctima, un hombre de 39 años, manifestó que el lunes, próximo a las 20 horas, cuando se retiraba de su local dedicado a la distribución de mercadería, sito en 8 de Octubre al 800 (entre Asencio y Soca), fue interceptado por un hombre que lo apuntó con un revólver y le exigió que entregara dinero. El comerciante agregó que el delincuente estaba nervioso, gatilló el arma y no salió el disparo, por lo que tomó un ladrillo, se lo arrojó y el malviviente se dio a la fuga. El acontecimiento quedó registrado en las cámaras de seguridad del local.
Ayer la policía logró aclarar el episodio, ya que al detener a un hombre como posible autor del hecho, éste reconoció ser el responsable, e indicó que a la mencionada hora, concurrió al local donde había desempeñado tareas y hacía dos o tres meses ya no trabajaba, agregando que no recibió pago por despido. Una vez en el lugar, conociendo la rutina de la empresa, esperó que los empleados se retiraran y entró con el revólver en la mano, con la cara cubierta, “queriendo asustar” al propietario del local, apuntó con el arma hacia arriba, apretando el gatillo dos veces, y le pidió plata,  el dueño salió hacia atrás y se escondió detrás de un camión, por lo que optó por darse a la fuga rápidamente en una moto en la que había ido hasta el lugar.
HURTO DE MOTO
Al detener al malviviente, la Policía también logró aclarar el hurto de una moto, que éste había hurtado en el mes de mayo y había vendido a una mujer.
Según pudo saber EL PUEBLO, vendió la moto en 6 mil pesos, y recibió en primera instancia la suma de 1.500 pesos, por parte de la mujer a la que le vendió, manifestándole que le haría entrega de los papeles una vez cancelado el total del pago.
De esta manera la justicia determinó el procesamiento con prisión de un hombre de iniciales Y.F, de 21 años, siendo alojado en el Centro de Rehabilitación, ex Cárcel Departamental de Salto.
Un hombre de 21 años, fue enviado a la cárcel por tentativa de rapiña y hurto especialmente agravado, según dispuso la justicia. La policía logró aclarar el hecho registrado el lunes último que consistió en un intento de rapiña armada contra una distribuidora de la ciudad, hecho que hasta el momento no había trascendido. Ocurrió el lunes cuando el ahora procesado amenazó con un arma de fuego al dueño de una distribuidora, con intenciones de hurtarle dinero, pero fracasó al hallar resistencia del empresario. El delincuente llegó a gatillar para disparar pero la bala no salió.
Una vez atrapado por la policía, confesó su autoría en el hecho, además manifestó haber hurtado y vendido una moto en el mes de mayo.
Según pudo saber EL PUEBLO, la víctima, un hombre de 39 años, manifestó que el lunes, próximo a las 20 horas, cuando se retiraba de su local dedicado a la distribución de mercadería, sito en 8 de Octubre al 800 (entre Asencio y Soca), fue interceptado por un hombre que lo apuntó con un revólver y le exigió que entregara dinero. El comerciante agregó que el delincuente estaba nervioso, gatilló el arma y no salió el disparo, por lo que tomó un ladrillo, se lo arrojó y el malviviente se dio a la fuga. El acontecimiento quedó registrado en las cámaras de seguridad del local.
Ayer la policía logró aclarar el episodio, ya que al detener a un hombre como posible autor del hecho, éste reconoció ser el responsable, e indicó que a la mencionada hora, concurrió al local donde había desempeñado tareas y hacía dos o tres meses ya no trabajaba, agregando que no recibió pago por despido. Una vez en el lugar, conociendo la rutina de la empresa, esperó que los empleados se retiraran y entró con el revólver en la mano, con la cara cubierta, “queriendo asustar” al propietario del local, apuntó con el arma hacia arriba, apretando el gatillo dos veces, y le pidió plata,  el dueño salió hacia atrás y se escondió detrás de un camión, por lo que optó por darse a la fuga rápidamente en una moto en la que había ido hasta el lugar.
HURTO DE MOTO
Al detener al malviviente, la Policía también logró aclarar el hurto de una moto, que éste había hurtado en el mes de mayo y había vendido a una mujer.
Según pudo saber EL PUEBLO, vendió la moto en 6 mil pesos, y recibió en primera instancia la suma de 1.500 pesos, por parte de la mujer a la que le vendió, manifestándole que le haría entrega de los papeles una vez cancelado el total del pago.
De esta manera la justicia determinó el procesamiento con prisión de un hombre de iniciales Y.F, de 21 años, siendo alojado en el Centro de Rehabilitación, ex Cárcel Departamental de Salto.