Exceso de lluvias han sido beneficiosas para las plantaciones, pero dificultaron la aplicación de fungicidas para el control de plagas

Lo dijo el Ing. Agr. Martín Córdoba de CALSAL

El Ing. Agr. Martín Córdoba, integrante del equipo técnico de CALSAL (Cooperativa Agraria Limitada de Salto), en diálogo mantenido con EL PUEBLO, brindó un panorama de la situación de los cultivos en la zona norte del país, luego de las abundantes lluvias, registradas en los últimos 20 días.
DIFICULTAD EN
CONTROL DE PLAGAS
Córdoba indicó que en el caso de la soja, “que es el principal cultivo que tenemos”, hay varias situaciones, la soja de primera, “que había arrancado bien, con una buena implantación, (pese a) la seca de enero, las precipitaciones registradas en los últimos días, le han venido muy bien, porque están en plena formación de chauchas y granos “, sin embargo, “el único inconveniente que surgió, es que hay dificultad para el control de lagartas y chinches”, ya que el exceso de agua en la tierra, no ha permitido la aplicación de fungicidas, “por falta de piso para circular con los mosquitos” , y a ello sumado la lluvia y el viento de tantos días, tampoco se ha podido aplicar vía aérea.
El ingeniero explicó que estas plagas producen un daño en el cultivo que tiene que ser curado a tiempo, y muchas veces el mal tiempo retrasa las curas y se producen daños importantes.
Asimismo señaló que si bien los daños no son “definitivos”, siempre algún porcentaje pueden bajar los rendimientos.
Córdoba agregó que ante esta situación la mayoría de los productores han fumigado con aviones y ahora que el  tiempo permitió, están aplicando insecticidas con equipos terrestres.
Resumió que a la soja de primera “le vino muy bien”, pero las que se plantaron en diciembre y no recibieron lluvias como para nacer, sino que les vino a llover a fines de enero, y aunque esa lluvia les vino bien, “esos cultivos ya nacieron comprometidos en cuanto al rendimiento por bajo número de planta y por una mala implantación inicial”.
AL SORGO LE VINO BIEN
En cuanto a otras plantaciones como el sorgo, indicó que le vino muy bien, ya que es una planta que no tiene mayores problemas, a excepción de algún ataque de lagartas, es un cultivo que cuanto más le llueve, mejor.
En definitiva “hubo exceso de agua, que para las plantas no es bueno, pero en el balance general es mejor que haya exceso, y no la falta que hubo en enero”.
EN ESTE MOMENTO
ES FUNDAMENTAL
PREPARAR LAS
CHACRAS
Por otro lado comentó que en esta época se están preparando las chacras y los campos para la siembra de verdeo y de pradera, para lo cual ahora hay muy buenas condiciones, porque el campo está verde, con buen pasto, y eso facilita la aplicación de herbicidas y para preparar la siembra es muy bueno.
“Con la humedad que tienen hoy los suelos, el nacimiento de todos los verdeos, sobre todo avena y raigrás va a ser muy bueno”, fundamentó y recomendó que “para los verdeos y praderas lo fundamental es preparar la chacra con tiempo”, para que estén en condiciones al momento de  sembrar.

El Ing. Agr. Martín Córdoba, integrante del equipo técnico de CALSAL (Cooperativa Agraria Limitada de Salto), en diálogo mantenido con EL PUEBLO, brindó un panorama de la situación de los cultivos en la zona norte del país, luego de las abundantes lluvias, registradas en los últimos 20 días.

DIFICULTAD EN CONTROL DE PLAGAS

Córdoba indicó que en el caso de la soja, “que es el principal cultivo que tenemos”, hay varias situaciones, la soja de primera, “queriego había arrancado bien, con una buena implantación, (pese a) la seca de enero, las precipitaciones registradas en los últimos días, le han venido muy bien, porque están en plena formación de chauchas y granos “, sin embargo, “el único inconveniente que surgió, es que hay dificultad para el control de lagartas y chinches”, ya que el exceso de agua en la tierra, no ha permitido la aplicación de fungicidas, “por falta de piso para circular con los mosquitos” , y a ello sumado la lluvia y el viento de tantos días, tampoco se ha podido aplicar vía aérea.

El ingeniero explicó que estas plagas producen un daño en el cultivo que tiene que ser curado a tiempo, y muchas veces el mal tiempo retrasa las curas y se producen daños importantes.

Asimismo señaló que si bien los daños no son “definitivos”, siempre algún porcentaje pueden bajar los rendimientos.

Córdoba agregó que ante esta situación la mayoría de los productores han fumigado con aviones y ahora que el  tiempo permitió, están aplicando insecticidas con equipos terrestres.

Resumió que a la soja de primera “le vino muy bien”, pero las que se plantaron en diciembre y no recibieron lluvias como para nacer, sino que les vino a llover a fines de enero, y aunque esa lluvia les vino bien, “esos cultivos ya nacieron comprometidos en cuanto al rendimiento por bajo número de planta y por una mala implantación inicial”.

AL SORGO LE VINO BIEN

En cuanto a otras plantaciones como el sorgo, indicó que le vino muy bien, ya que es una planta que no tiene mayores problemas, a excepción de algún ataque de lagartas, es un cultivo que cuanto más le llueve, mejor.

En definitiva “hubo exceso de agua, que para las plantas no es bueno, pero en el balance general es mejor que haya exceso, y no la falta que hubo en enero”.

EN ESTE MOMENTO

ES FUNDAMENTAL

PREPARAR LAS

CHACRAS

Por otro lado comentó que en esta época se están preparando las chacras y los campos para la siembra de verdeo y de pradera, para lo cual ahora hay muy buenas condiciones, porque el campo está verde, con buen pasto, y eso facilita la aplicación de herbicidas y para preparar la siembra es muy bueno.

“Con la humedad que tienen hoy los suelos, el nacimiento de todos los verdeos, sobre todo avena y raigrás va a ser muy bueno”, fundamentó y recomendó que “para los verdeos y praderas lo fundamental es preparar la chacra con tiempo”, para que estén en condiciones al momento de  sembrar.







Recepción de Avisos Clasificados