Existe expectativa por la exposición ovina a realizarse en el local Chiflero, de Artigas

Luis Silva, periodista agropecuario de Radio Frontera de Artigas, entrevistó al Dr. Senatore, Presidente de la Asociación Agropecuaria de Artigas. Hablaron acerca de la próxima exposición ovina en la frontera y de otros temas de actualidad.

¿Cómo viene la exposición ovina de este año?

Venimos trabajando intensamente con el grupo de directivos de la Agropecuaria. Estamos muy contentos porque fue una idea que se lanzó hace unos años (atrás); como veíamos que la parte de la encarnerada de las majadas se iba atrasando cada vez más, se largó esta idea. Año a año venimos mejorando en cuanto a número y esperemos que también en cuanto a calidad de los productos presentados.

¿Cómo están las inscripciones?

Hasta ahora tenemos alrededor de 160 carneros de distintas razas, sobre todo Merino, Merino Doone, Corriedale y alguna otra raza carnicera. También la parte de vientres se viene incrementando año a año. Este año contamos con alguna oveja pedigrí plantelera que trae una de las cabañas, y también con borregas y ovejas generales que permiten ser encarneradas.

¿Se esperan buenos valores teniendo en cuenta la situación del ovino? Creo que sí. Los primeros remates que se hicieron a nivel de todo el país están marcando eso. El repunte de la lana en estos últimos 15 o 20 días a nivel internacional -que se reflejó en el mercado interno- amerita una cosa así. Esperemos que se recuperen los precios que hubo en algún momento; pienso que este año se van a superar en cuanto a reproductores, por lo menos a los machos. En cuanto a hembras, hemos visto que en algunas cabañas que se han rematado ovejas MO y planteleras han logrado valores que hace cinco, seis o diez años era impensable en vientres.

Se nos ha dicho que en los próximos días quizás nos consiguen algún lote de corderos también.

En cuanto al programa de la exposición, dijo Senatore que “seguramente, con el correr de los días iremos haciendo el programa, pero pienso que, como el año pasado, comenzaremos con lo general para luego hacer el remate de los carneros”.

- Desde el punto de vista gremial ¿qué lectura se hace en el arranque de este año, de este apoyo que se le ha dado al tema sanitario dejando de lado la exportación en pie?

Desde el punto de vista personal, creo que el apoyo que le ha dado el gobierno al Ministro de Ganadería -que había rumores de que sería reemplazado y no se dio-  ha sido un espaldarazo hacia el Ministro. No juzgo su actuación porque no me corresponde a mí hacerlo, pero desde el punto de vista personal debe empezar a actuar con  más seguridad en su  puesto porque ha tenido un apoyo político importante. Eso beneficiará a la parte agropecuaria, porque sabemos que el Ministro conoce el tema y está capacitado para encarar distintos temas porque los conoce. Si no lo hace, seguramente debe ser porque él considera que no (es conveniente), pero creo que hoy por hoy tiene la fuerza política para aplicar sus conocimientos en la parte agropecuaria.

¿Debe actuar más de lo que se ha venido hablando hasta el momento?

Sí, pienso que él estaba en una situación bastante incómoda. Todos sabemos cómo se estaba manejando el tema a nivel del Ministerio, por lo menos los rumores que había. Ahora él tiene la firmeza necesaria para actuar. La parte de los productores debe en cierta forma confiar en que él está capacitado para ver los problemas que tiene el agro. Pero aparte del apoyo político, creo que el Ministerio de Ganadería y Agricultura debería tener un apoyo económico. La Agropecuaria de Artigas lo planteó hace muchos años. En un congreso de la Federación en Salto se planteó un esquema nuevo de funcionamiento de la parte sanitaria del país, con recursos nuevos, logrados por el propio productor. Eso no se puso en práctica y sé que está en un cajón del Ministerio; creo que es un gran déficit que hoy tenemos los productores: no hay una política de Estado que avale un proyecto, porque el país mira hacia otros puntos donde están los votos, políticamente hablando, y no se da cuenta que el país es agrodependiente.

Usted es médico veterinario, integra la CODESA departamental. Se ha dado un refuerzo a la actuación de los diferentes departamentos contra la fiebre aftosa. O sea, hay técnicos de otras instituciones apoyando. ¿Esto no quiso decir que se reconoce ese viejo reclamo que se tiene de la falta de funcionarios a nivel de campo?

Desde que yo estoy en la parte gremial, creo que todos los ministros que hemos tenido han conocido eso. El problema es que se dice una cosa y no tienen el suficiente apoyo no sé si del Ministerio de Economía o desde el punto de vista político para llevarlo adelante. Todos saben que hoy la parte tanto logística como de personal del Ministerio es mínima. Hay que ponerse en la cabeza que el Ministerio tiene que hacer un rol de policía sanitaria en el país, porque los productores podemos actuar muy bien, podemos tener toda la buena voluntad de hacer las campañas pero no depende solo de los productores. Está el ejemplo de la lucha contra la Brucelosis: el productor y el país en sí han derrochado un montón de dinero en estos últimos años que existe esta campaña y siempre hay una pata que está fallando, que es la parte de productores, la parte del Ministerio, la parte de la profesión liberal, la parte de los laboratorios, pero en definitiva el dinero sigue saliendo del bolsillo del productor y no se ha logrado nada.

¿Qué hemos logrado? Que han disminuido algunos focos, pero los animales aumentan. Entonces, creo que tenemos que ponernos los pantalones largos y pensar que el país es agrodependiente, que estamos hablando de una zoonosis, no estamos hablando de cualquier enfermedad, que si bien es cierto no incide en la parte de exportación a nivel internacional, nos puede repercutir enormemente en la parte de salud pública de todo el país.