Expertos disertaron sobre opciones de vigilancia sanitaria y control en jabalíes y cerdos asilvestrados

Se realizaron en Salto las III Jornadas Regionales de vigilancia sanitaria y control en jabalíes y cerdos asilvestrados.
Dichas actividades fueron la continuidad de las organizadas en Artigas en 2016 y Santana do Livramento (Brasil) en 2017, cuyos organizadores fueron organizadas por el CENUR Regional Norte de la UDELAR, con el apoyo de otras instituciones públicas y privadas de Uruguay y Brasil, vinculadas a la temática.
Participaron disertantes de Argentina, Brasil, España, Estados Unidos (USDA) y de nuestro país.
Dirigidas a profesionales, estudiantes, cazadores y público en general interesados en las problemáticas sanitarias, ambientales y económicas de esta especie exótica invasora, las jornadas trataron temas relacionados sobre caza de jabalicaracterísticas biológicas del jabalí, vigilancia sanitaria, enfermedades zoonóticas y de importancia económica, medidas de control y manejo, taller de necropsia, toma y envío de muestras.
PROYECTO EN ARGENTINA HA DADO BUENOS RESULTADOS
Aldo Delaloye de la administración de Parques Nacionales desde hace 15 años está a cargo de un proyecto que comenzó con el objetivo de encontrarle la vuelta a este grave problema que es el jabalí que afectaba seriamente los palmares.
Explicó que se hizo un proyecto piloto para trabajar con la gente de la zona, cazadores furtivos y se pudo montar un proyecto que inicialmente fue cacería con perros y caballos, luego se incorporó el apostadero que es una manera que los cazadores construyen plataformas, hay 40 apostaderos en la noche se hacen partidas simultáneas de dos a tres personas por apostadero, el cazador lleva el animal ahí y lo espera para abatirlo al acecho.
Es un proyecto muy exitoso que mucha gente de latinoamérica está siguiendo, es una alianza que se ha logrado con una parte de la sociedad que no es bien vista como es el cazador y se ha podido potenciar.
El guardaparques afirmó que lo interesante es que es un actividad que se ha puesto al servicio de mantener un área protegida, el proyecto no es deportivo, sino muy antideportivo y tiene una visión que tiende a controlar una especie para cumplir los objetivos y puntualmente salvar la palmera ya que el jabalí preda el 90% del palmar, tanto palmeras chicas hasta palmeras de 1,5 metros.
La carne proveniente de los animales cazados pasa a ser casi en su totalidad del cazador, mientras que un cuarto trasero lo reserva el parque y una vez que están todos los estudios se entrega a los comedores comunitarios barriales.
“Si bien la gente critica mucho el hecho de matar, cuando entiende el proyecto es para salvar una especie, un área protegida y podemos llegar con ese producto una vez analizado para hacer un aporte a los comedores la gente acepta un poco más”.
EN ESPAÑA CONSIDERAN QUE LA CAZA ES NECESARIA PARA SU CONTROL
El Dr. Cristian Cortázar (de España) hizo su aporte indicando que en Europa el jabalí es una especie nativa a diferencia de las américas donde el cerdo asilvestrado es una especie invasora, pero aún siendo una especie nativa está multiplicando su población de una forma casi exponencial lo cual está generando una serie de problemas tanto accidentes como en la agricultura y a nivel de salud pública por la transmisión de algunas enfermedades a las personas y serios problemas en sanidad animal como pestes porcinas que, si bien aún no tienen pueden afectar, así como la tuberculosis animal, hepatitis C y brucelosis porcina entre otras. Un total de 45 infecciones son compartidas entre cerdos y muchas de ellas son zoonosis.
En España se está tratando de lograr que la caza tenga un mayor impacto en la población de jabalíes porque a pesar que es una especie cazada sigue multiplicándose.
Debido a que la caza no está dando esos resultados, hay tres líneas de actuación, por un lado mejorar la bioseguridad tanto en las explotaciones ganaderas como en la caza destruir bien los residuos cuando se caza, por ejemplo destruir las vísceras de los animales cazados en el campo para que tengan acceso otros jabalíes y desde el punto de vista de la producción bovina o porcina evitar el contacto directo de los cerdos con el ganado , a partir de ahí está el control poblacional mediante caza u otras técnicas.
“La caza es un control necesario sin el cual crecimiento anual de la población sería aún más rápido pero siendo necesario no es suficiente”, dijo Cortázar.