Explosión en México: bajo los escombros oía llorar a los bebés

Bastó un segundo. Una explosión, un estruendo y después la nada. Eran las siete de la mañana del jueves cuando un camión cisterna descargaba gas en la cocina del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, al este de la Ciudad de México. El sulfuroso olor que desprendía invadió las habitaciones de la única planta del centro de neonatología. Un estallido cambió la vida de recién nacidos, mujeres y personal médico. A la enfermera Ivonne Lugo, de 43 años y cabello oscuro, le quedaba apenas una hora para acabar su turno. Entonces llegó el aviso y la rutina, tras 21 años de servicio, se quebró en segundos.
“Nos advirtieron de que había una fuga y debíamos desalojar. Mis compañeras y yo no quisimos irnos hasta asegurar a los bebés. Había ocho en esa área. Estábamos pensando cómo sacarlos, pero enseguida sucedió todo. Una explosión, ruido, oscuridad y de pronto quedamos entre los escombros”, relata la sanitaria, todavía confundida.
Minutos antes, tres trabajadores de la compañía Gas Express Nieto (Julio César Martínez, Carlos Chávez y Salvador Alatorre, hoy detenidos), habían conectado una manguera del camión a la instalación del edificio. Al tiempo que vigilaban la conexión al sistema, el olor inconfundible del hidrocarburo comenzó a salir. No es la primera vez que Gas Express tiene un accidente. En julio de 2014 otro escape mató a tres personas en Querétaro. A las siete en punto de este jueves los operarios pidieron auxilio a los bomberos: la fuga era incontrolable.
“Me encuentro triste, enojado, preocupado, todos los sentimientos que se agolpan en situaciones como esta”.
“En la colonia Contadero, en Cuajimalpa, reportaron fuga de gas, ya estamos cerca del lugar”, alertaba en su cuenta de Twitter el director de Bomberos de la Ciudad de México, Raúl Esquivel, tan solo un minuto después de la llamada de emergencia. Ocho minutos más tarde, con casco y guantes en mano, un grupo de bomberos llegaba a las puertas del hospital. El estallido interrumpió su camino. Vidrios rotos volaron por la calle, la tranquila Cuajimalpa se cimbró y una columna de humo blanco cubrió las ruinas del hospital.
Bastó un segundo. Una explosión, un estruendo y después la nada. Eran las siete de la mañana del jueves cuando un camión cisterna descargaba gas en la cocina del Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, al este de la Ciudad de México. El sulfuroso olor que desprendía invadió las habitaciones de la única planta del centro de neonatología. Un estallido cambió la vida de recién nacidos, mujeres y personal médico. A la enfermera Ivonne Lugo, de 43 años y cabello oscuro, le quedaba apenas una hora para acabar su turno. Entonces llegó el aviso y la rutina, tras 21 años de servicio, se quebró en segundos.
“Nos advirtieron de que había una fuga y debíamos desalojar. Mis compañeras y yo no quisimos irnos hasta asegurar a los bebés. Había ocho en esa área. Estábamos pensando cómo sacarlos, pero enseguida sucedió todo. Una explosión, ruido, oscuridad y de pronto quedamos entre los escombros”, relata la sanitaria, todavía confundida.
Minutos antes, tres trabajadores de la compañía Gas Express Nieto (Julio César Martínez, Carlos Chávez y Salvador Alatorre, hoy detenidos), habían conectado una manguera del camión a la instalación del edificio. Al tiempo que vigilaban la conexión al sistema, el olor inconfundible del hidrocarburo comenzó a salir. No es la primera vez que Gas Express tiene un accidente. En julio de 2014 otro escape mató a tres personas en Querétaro. A las siete en punto de este jueves los operarios pidieron auxilio a los bomberos: la fuga era incontrolable.
“Me encuentro triste, enojado, preocupado, todos los sentimientos que se agolpan en situaciones como esta”.
“En la colonia Contadero, en Cuajimalpa, reportaron fuga de gas, ya estamos cerca del lugar”, alertaba en su cuenta de Twitter el director de Bomberos de la Ciudad de México, Raúl Esquivel, tan solo un minuto después de la llamada de emergencia. Ocho minutos más tarde, con casco y guantes en mano, un grupo de bomberos llegaba a las puertas del hospital. El estallido interrumpió su camino. Vidrios rotos volaron por la calle, la tranquila Cuajimalpa se cimbró y una columna de humo blanco cubrió las ruinas del hospital.






El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...