Expresidente Piñera califica de «ilegal» la detención de opositor venezolano

Santiago de Chile, 19 feb (EFE).- El expresidente Sebastián Piñera calificó hoy de «abusiva, arbitraria e ilegal» la decisión del gobierno venezolano de detener al líder de la oposición, Leopoldo López, hace ya tres años tras participar en protestas para exigir la renuncia del presidente Nicolás Maduro.
«Los que creemos en la libertad, la democracia y los DDHH debemos levantar fuerte y clara nuestra voz para defender esos valores en Venezuela», señaló en un Twitter el exmandatario conservador.ASCIENDEN A 19 LOS MUERTOS EN UN ACCIDENTE DE AUTOBÚS EN ARGENTINA
López cumplió este sábado tres años en la cárcel López, condenado en septiembre de 2015 por haber pronunciado discursos que promovieron violencia durante una marcha antigubernamental que se realizó el 12 de febrero de 2014, tras la cual se desató una ola de protestas, muchas de ellas violentas, que dejaron 43 muertos y más de 800 lesionados.
No es primera vez que Sebastián Piñera expresa su apoyo al opositor venezolano.
En enero de 2015 intentó visitarlo en la prisión de Ramo Verde, hasta donde llegó acompañado del expresidente colombiano, Andrés Pastrana, sin embargo, se le impidió el acceso a la cárcel, ya que los tribunales mantenía al dirigente sin derecho a visitas.
Ese mismo año recibió en Chile a Lilian Tintori, la esposa del detenido líder opositor venezolano Leopoldo López.
En octubre del año pasado, Piñera también criticó duramente al gobierno de Nicolás Maduro, e hizo un llamamiento al resto de los países a manifestarse sobre esta situación.
«El Gobierno venezolano se transformó en dictadura», dijo el ex Mandatario en su cuenta de Twitter, en alusión a la suspensión del proceso revocatorio en contra de Maduro.
En este sentido, Piñera agregó que «los gobiernos democráticos deben alzar fuerte y clara su voz en defensa de libertad y democracia».
«Uno se da cuenta de inmediato que Venezuela está viviendo una crisis muy profunda, una crisis de múltiple naturaleza, que se ve a simple vista: una crisis política, una crisis económica, una crisis social».
El empresario conservador, que en marzo próximo anunciará su candidatura a las elecciones presidenciales de fines de año, señaló en su momento que «Venezuela no hay libertad, está comprometida la democracia y el Estado de Derecho por razones tan evidentes como que, por ejemplo, no existe separación de poderes».