Facio sí o Facio no; volviendo Alexander

Universitario

Todo sobre rieles. El Universitario de Ramón Walter Rivas, con dos imposiciones consecutivas en la tercera rueda. Socio con Nacional en la punta. Hoy jueves, tiempo de definiciones, si del plantel rojo se trata. Por ejemplo, en lo relativo a Luis Eduardo Facio, el volante ausente en los últimos partidos, a consecuencia de la dolencia física que lo alejó. Facio será exigido, para calibrar su chance de cara al juego de la tercera fecha.
Otra situación más o menos similar se plantea en torno a Fabricio Añasco: de los que viene de una lesión. Son de las dudas pendientes en Universitario.
Como contrapartida, una más que buena: el retorno de Alexander Píriz, ausente de última ante Ceibal. Pero el goleador está a punto. Ninguna señal de la complicación física que padeció. Todo hace suponer que suplirá a Facundo Granja, para sumarse a Matías Laxague y Diego Llama. El nivel de Llama: para el impacto. Desborde o diagonal, pero además con el gol como expediente. La soberbia regularidad de Universitario, sin decadencia física (clase del Prof. Carlos Ribero) y técnica (desde Ramón Rivas y los jugadores, culto a la armonía), más resultados que profundizan una condición que lo seduce: la de ser campeón.
Desde 1993 no lo es. Al fin de cuentas, más de 20 años han pasado.

Todo sobre rieles. El Universitario de Ramón Walter Rivas, con dos imposiciones consecutivas en la tercera rueda. Socio con Nacional en la punta. Hoy jueves, tiempo de definiciones, si del plantel rojo se trata. Por ejemplo, en lo relativo a Luis Eduardo Facio, el volante ausente en los últimos partidos, a consecuencia de la dolencia física que lo alejó. Facio será exigido, para calibrar su chance de cara al juego de la tercera fecha.

Otra situación más o menos similar se plantea en torno a Fabricio Añasco: de los que viene de una lesión. Son de las dudas pendientes en Universitario.

Como contrapartida, una más que buena: el retorno de Alexander Píriz, ausente de última ante Ceibal. Pero el goleador está a punto. Ninguna señal de la complicación física que padeció. Todo hace suponer que suplirá a Facundo Granja, para sumarse a Matías Laxague y Diego Llama. El nivel de Llama: para el impacto. Desborde o diagonal, pero además con el gol como expediente. La soberbia regularidad de Universitario, sin decadencia física (clase del Prof. Carlos Ribero) y técnica (desde Ramón Rivas y los jugadores, culto a la armonía), más resultados que profundizan una condición que lo seduce: la de ser campeón.

Desde 1993 no lo es. Al fin de cuentas, más de 20 años han pasado.