Facultad de Agronomía de la UDELAR tuvo su stand en Salto Ovino y expuso sobre “El ovino no es tonto ni se hace”

Durante los días 9 al 11 de agosto se desarrolló en Salto la 2ª. Salto Ovino, organizada por la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS)
La Facultad de Agronomía de la Regional Norte tuvo un destaque especial en dicho evento con la presencia de dicha casa de estudios en la exposición con un stand a cargo de la Estación Experimental de la Facultad de Agronomía en Salto (EEFAS), la Unidad de Posgrados y Educación Permanente de la FAgro (UPEP) y la Unidad de Extensión y Actividades en el Medio (UnEAM).
Fue la única institución oficial que estuvo presente con un stand, y las conferencias ofrecidas, a cargo de la Dra. Elize Van Lier titulada «¿El ovino es tonto o se hace?» y la Ing. Agr. María Helena Guerra con su exposición denominada «Alimentación de la oveja de cría en condiciones extensivas», concitaron la atención de productores y técnicos. Estas conferencias tuvieron una considerable asistencia de público, a pesar de haberse realizado una fría tarde de sábado.
Según Isabel Sans, quedó demostrado, mediante la evidencia científica lograda por la investigación realizada en la Estación Experimental de Facultad de Agronomía en Salto, que: el Ovino no es tonto, que en todo caso el tonto es el ser humano por considerar de esta forma a estos animales.
Además, Salto Ovino tuvo como actividades destacables la realización de las segundas “ovinpíadas”, en las cuales estudiantes de las escuelas agrarias de la UTU compitieron por lograr el primer lugar, y poder así participar de giras de capacitación en el exterior. Los ganadores de las realizadas el año pasado en Durazno irán a Limoges, Francia a presenciar las ovinpíadas que allí se realizan, preparatorias de las mundiales del 2014, y a cuya competencia es aspiración lograr participación de equipos uruguayos.
En esta ovino-exposición también se desarrollaron concursos de tejedoras, demostraciones de perros ovejeros y de cortes ovinos, así como también un sabroso concurso de asadores en el cual los equipos debían cocinar a la parrilla un cordero, utilizando diferentes técnicas y complementos saborizantes, que hicieron por demás atractivo el concurso. El producto de este concurso estuvo disponible al público a muy bajos precios.

Durante los días 9 al 11 de agosto se desarrolló en Salto la 2ª. Salto Ovino, organizada por la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS)

La Facultad de Agronomía de la Regional Norte tuvo un destaque especial en dicho evento con la presencia de dicha casa de estudios en la exposición con un stand a cargo de la Estación Experimental de la Facultad de Agronomía en Salto (EEFAS), la Unidad de Posgrados y Educación Permanente de la FAgro (UPEP) y la Unidad de Extensión y Actividades en el Medio (UnEAM).

Fue la única institución oficial que estuvo presente con un stand, y las conferencias ofrecidas, a cargo de la Dra. Elize VanUDELAR UNO Lier titulada «¿El ovino es tonto o se hace?» y la Ing. Agr. María Helena Guerra con su exposición denominada «Alimentación de la oveja de cría en condiciones extensivas», concitaron la atención de productores y técnicos. Estas conferencias tuvieron una considerable asistencia de público, a pesar de haberse realizado una fría tarde de sábado.

Según Isabel Sans, quedó demostrado, mediante la evidencia científica lograda por la investigación realizada en la Estación Experimental de Facultad de Agronomía en Salto, que: el Ovino no es tonto, que en todo caso el tonto es el ser humano por considerar de esta forma a estos animales.

Además, Salto Ovino tuvo como actividades destacables la realización de las segundas “ovinpíadas”, en las cuales estudiantes de las escuelas agrarias de la UTU compitieron por lograr el primer lugar, y poder así participar de giras de capacitación en el exterior. Los ganadores de las realizadas el año pasado en Durazno irán a Limoges, Francia a presenciar las ovinpíadas que allí se realizan, preparatorias de las mundiales del 2014, y a cuya competencia es aspiración lograr participación de equipos uruguayos.

En esta ovino-exposición también se desarrollaron concursos de tejedoras, demostraciones de perros ovejeros y de cortes ovinos, así como también un sabroso concurso de asadores en el cual los equipos debían cocinar a la parrilla un cordero, utilizando diferentes técnicas y complementos saborizantes, que hicieron por demás atractivo el concurso. El producto de este concurso estuvo disponible al público a muy bajos precios.