Falleció el inquilino y la dueña descubrió a una pareja con un bebé viviendo en su casa

El inquilino de una vivienda ubicada en la calle Solari entre Cuareim y J. H. Paiva falleció el pasado 25 de marzo y cuando la dueña de la casa concurrió a verificar el estado en que se encontraba la misma, descubrió a una pareja durmiendo en el sofá allí existente.
La mujer de 69 años de edad, reconoció enseguida que se trataba de dos amigos del fallecido, quienes habitualmente consumían “sustancias” y “bebidas alcohólicas” junto a él, según expresó la propia denunciante en la sede policial.
Para peor, el hombre y la mujer admitieron estar viviendo en dicha casa junto a su pequeño hijo, pese a no tener el consentimiento de la propia dueña, y dejaron en claro que no se irían de ella.
Por dicho motivo, la sexagenaria los denunció por apropiación indebida de la finca. Además, agregó que la casa está en muy mal estado y que tuvo que retirarse de la misma a causa del mal olor que había en el lugar.
Por si todo esto fuera poco, la mujer constató que había sido arrancado íntegramente un techo de chapa del lugar y que también faltaban varios metros de tejido.

El inquilino de una vivienda ubicada en la calle Solari entre Cuareim y J. H. Paiva falleció el pasado 25 de marzo y cuando la dueña de la casa concurrió a verificar el estado en que se encontraba la misma, descubrió a una pareja durmiendo en el sofá allí existente.

La mujer de 69 años de edad, reconoció enseguida que se trataba de dos amigos del fallecido, quienes habitualmente consumían “sustancias” y “bebidas alcohólicas” junto a él, según expresó la propia denunciante en la sede policial.

Para peor, el hombre y la mujer admitieron estar viviendo en dicha casa junto a su pequeño hijo, pese a no tener el consentimiento de la propia dueña, y dejaron en claro que no se irían de ella.

Por dicho motivo, la sexagenaria los denunció por apropiación indebida de la finca. Además, agregó que la casa está en muy mal estado y que tuvo que retirarse de la misma a causa del mal olor que había en el lugar.

Por si todo esto fuera poco, la mujer constató que había sido arrancado íntegramente un techo de chapa del lugar y que también faltaban varios metros de tejido.







El tiempo


  • Otras Noticias...