Familia de refugiados sirios llegará a Salto entre noviembre y febrero, tienen 12 hijos y serán instalados en una chacra

Familia de refugiados sirios llegará a Salto entre noviembre y febrero, tienen 12 hijos y serán instalados en una chacra

Una familia de refugiados sirios compuesta por 12 hijos, es la que se instalará en Salto en los próximos meses cuando lleguen de la mano de la Secretaría de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, más refugiados desde aquel país, según informaron a EL PUEBLO fuentes de la Intendencia de Salto.
Los informantes declararon ayer martes 8, que vienen “coordinando acciones” en conjunto con las autoridades nacionales, para el arribo de una de las siete familias que ingresarán al país en los meses de noviembre de este año o en febrero del 2016, algo que aún no está definido del todo.
El hecho cobra mayor relevencia teniendo en cuenta que por estas horas el primer contingente de refugiados sirios, está reclamando su salida del país tras haber vivido algunos meses en el Uruguay lugar al que consideran “caro e inseguro”. Sin embargo, desde la Presidencia esperan poder atender sus reclamos y a la vez siguen coordinando la venida de más familias que lleguen desde Siria, atendiendo la situación de crisis por la guerra que se vive en ese punto del planeta.
SEGUIMIENTO
Según informaron fuentes de la comuna a este diario, tras la reunión mantenida semanas atrás entre el intendente de Salto, Andrés Lima y el secretario de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, Javier Miranda, surge la posibilidad de que la familia siria sea ubicada en una chacra que pertenece al Instituto Nacional de Colonización, la que está ubicada en Colonia Osimani.
En ese sentido, Miranda proporcionó datos al jefe comunal acerca de cómo sería el procedimiento que pretende llevar adelante la Presidencia para el traslado de los refugiados sirios que lleguen al país en los próximos meses.
En ese marco, la Intendencia de Salto se comprometió a proporcionar apoyo a las personas que vengan a instalarse en nuestro medio y así facilitarles su inserción en la sociedad. En ese aspecto, Lima le había dicho a Miranda, que la comuna a través del Departamento de Desarrollo Humano y Social le haría el seguimiento a las familias con las asistentes sociales de la Intendencia, para brindarles apoyo y contención.
A la vez que las autoridades comunales también se comprometieron a establecer una línea de ómnibus desde esa zona hacia el centro de la ciudad, con la intención de facilitar el transporte tanto de esas personas como de las que viven en la zona, hasta la ciudad para que puedan tener sistema de atención médica así como también para que puedan llegar al centro educativo al que concurran los niños.
En ese marco, la Intendencia de Salto analiza cómo será el impacto de la llegada de esta familia de refugiados de la que espera que la misma permanezca en nuestra ciudad y se adapten a la realidad local sin mayores inconvenientes.







El tiempo


  • Otras Noticias...