Feria mensual en el Local Santa Catalina: hubo gran demanda, agilidad, y se lograron excelentes valores

El escritorio Federico Invernizzi realizó ayer su feria mensual en el Local Santa Catalina, donde ofreció destacados lotes de lanares y de vacunos, logrando comercializar de forma muy ágil y a muy buenos valores la totalidad de la oferta presentada.
VALORES
En lo que hace a los valores, se vendieron ovejas Poll Dorset (de Cabaña San Rafael) a 90 dólares, otras de abasto general a 51 dólares. Los corderos Poll Dorset (de la misma procedencia) se pagaron 70 dólares, un lote de corderos Merino con lana a 60 dólares. Los borregos se vendieron a 61 dólares.
En cuanto a los vacunos, los novillos gordos se pagaron entre 860 y 1.000 dólares, los más livianos entre 615 y 760 dólares. Las vacas de abasto entre 618 y 735 dólares, las vacas de invernada se pagaron entre 532 y 605 dólares, las vacas preñadas 600 dólares, las vaquillonas preñadas 585 dólares, vaquillonas falladas 425 dólares, las terneras entre 242 y 280 dólares, los terneros entre 380 y 402 dólares.
FEDERICO INVERNIZZI: MUY CONFORME
Al finalizar el remate, el martillero Federico Invernizzi dialogó con EL PUEBLO, mostrándose “realmente muy conforme”,  con la venta “que había arrancado con un panorama medio oscuro por el día, y terminamos con un día de sol, realmente hermoso”.
En cuanto a la feria concretamente indicó que fue “muy buena de principio a fin, con el lanar muy demandado, con precios realmente por arriba de las referencias de mercado, muy tonificado, y con valores excelentes”. De la misma forma señaló que en los vacunos,  la venta comenzó con los novillos que eran muy buenos ganados con buena terminación, un ganado de corral, que anduvieron en el entorno de los mil dólares los de punta, luego se vendió la fila de ganados para el campo,  vacas de invernar, vacas preñadas y vaquillonas, terneras y terneros, “con valores para feria realmente muy buenos, sumamente destacados, con mucha agilidad y dinamismo, en un rato se despachó toda la oferta”, expresó Invernizzi, quien destacó la participación de “gente compradora de Paysandú, y de más para el lado de Young que de Salto, (que) cuando se ofrece buena mercadería la gente aparece, y siempre se paga algún peso más”.
El rematador resumió que se vio un mercado sumamente ágil, valores muy buenos, y una feria realmente muy interesante. La próxima actividad dependerá de las consignaciones, ya que no está fácil armar remates, teniendo en cuenta que hay muy poca oferta, manifestó.
n

El escritorio Federico Invernizzi realizó ayer su feria mensual en el Local Santa Catalina, donde ofreció destacados lotes de lanares y de vacunos, logrando comercializar de forma muy ágil y a muy buenos valores la totalidad de la oferta presentada.

VALORES

En lo que hace a los valores, se vendieron ovejas Poll Dorset (de Cabaña San Rafael) a 90 dólares, otras de abasto general a 51 dólares. Los corderos Poll Dorset (de la misma procedencia) se pagaron 70 dólares, un lote de corderos Merino con lana a 60 dólares. Los borregos se vendieron a 61 dólares.

En cuanto a los vacunos, los novillos gordos se pagaron entre 860 y 1.000 dólares, los más livianos entre 615 y 760 dólares. Las vacas de abasto entre 618 y 735 dólares, las vacas de invernada se pagaron entre 532 y 605 dólares, las vacas preñadas 600 dólares, las vaquillonas preñadas 585 dólares, vaquillonas falladas 425 dólares, las terneras entre 242 y 280 dólares, los terneros entre 380 y 402 dólares.

FEDERICO INVERNIZZI: MUY CONFORME

Al finalizar el remate, el martillero Federico Invernizzi dialogó con EL PUEBLO, mostrándose “realmente muy conforme”,  con la venta “que había arrancado con un panorama medio oscuro por el día, y terminamos con un día de sol, realmente hermoso”.

En cuanto a la feria concretamente indicó que fue “muy buena de principio a fin, con el lanar muy demandado, con precios realmente por arriba de las referencias de mercado, muy tonificado, y con valores excelentes”. De la misma forma señaló que en los vacunos,  la venta comenzó con los novillos que eran muy buenos ganados con buena terminación, un ganado de corral, que anduvieron en el entorno de los mil dólares los de punta, luego se vendió la fila de ganados para el campo,  vacas de invernar, vacas preñadas y vaquillonas, terneras y terneros, “con valores para feria realmente muy buenos, sumamente destacados, con mucha agilidad y dinamismo, en un rato se despachó toda la oferta”, expresó Invernizzi, quien destacó la participación de “gente compradora de Paysandú, y de más para el lado de Young que de Salto, (que) cuando se ofrece buena mercadería la gente aparece, y siempre se paga algún peso más”.

El rematador resumió que se vio un mercado sumamente ágil, valores muy buenos, y una feria realmente muy interesante. La próxima actividad dependerá de las consignaciones, ya que no está fácil armar remates, teniendo en cuenta que hay muy poca oferta, manifestó.