Ferro Carril formulará descargos: ¿perjuicio real?

Cuando Gabriel de Souza fue conquista de gol para Ferro Carril el pasado domingo en el estadio Matías González de Artigas, el partido en lo inmediato no se pudo reanudar.
Las piedras arrojadas desde el sector de hinchas de Pirata Juniors en el sector este, imposibilitó que el partido se reanudara. El árbitro central, Néstor Coelho (Rivera), apuntó que “restaban tres minutos más”.
El hecho objetivo es que Ferro Carril SE PRIVÓ DE JUGAR ESOS TRES MINUTOS y tentar el desnivel. Fueron minutos de turbulencia. En determinado momento, jugadores de Ferro se jugaron a que sus pares artiguenses tomaran conciencia: “con este resultado, quedamos eliminados los dos”. Llegaría la hora de Coelho, “dando por finalizado el partido”, de acuerdo al apunte inicial. Ya en zona de vestuario, el árbitro alteró la carátula: “fue suspendido”.
LAS CAUSAS EXTERNAS
Cierto es que en las últimas horas, en Ferro Carril se analizó lo sucedido, mientras un aspecto no es menor: la nota ampliatoria que redactará el árbitro central. El tenor de lo que exponga Coelho, implicará una puesta a punto de cara al pronunciamiento del Tribunal que sea.
A su vez, la Comisión Directiva que preside Juan Carlos Realini, tiene pactado elevar en tiempo y forma una nota a OFI, denunciando los acontecimientos que se generaron, para fortalecer una cuestión no menos que saliente: el partido NO PUDO REANUDARSE POR CAUSAS EXTERNAS A FERRO CARRIL.
En tiendas albinegras se coincide en que EL PERJUICIO DEPORTIVO HA SIDO REAL. Claramente Ferro jugará las cartas, restando definir si efectivamente reclama los puntos. La dirigencia albinegra acumulará testimonios de los sucedido, como asimismo circunstancias antideportivas que determinaron una situación consumada: el partido trunco y la duda abierta.