Ferro Carril por 40 y la razón de los que escalan

Saladero -
Nacional:
con
esos del gol
no se juega

Ferro Carril y Ceibal con el partido pendiente de la primera fecha de la segunda rueda, pero además, otro aspecto aún a dilucidar. Es el relativo a la apelación de Salto Uruguay en OFI. Saber si se le restituye o no los tres puntos frente a Parque Solari. Lo que si es claro, es el dominio en la punta a la cuenta de Ferro Carril, con un total de 40. Tras la franja, se plantea la razón de los que escalan e igualmente pretenden. Nacional 34, Ceibal 30, Gladiador 28, Saladero 27, Salto Uruguay 25, Universitario 23, River Plate 22, Salto Nuevo 19, Deportivo Artigas 14, Progreso 13 y Parque Solari 1.

Con 13 imposiciones, Ferro Carril es el equipo más ganador, mientras Parque, el único que permanece sin vencer. Gladiador a su vez, con el mayor número de empates: 7.

Para Ferro Carril igualmente otra distinción: el menos derrotado, con solo 2 partidos de los 16 disputados. 16 derrotas verificadas en el caso de Parque Solari. En tanto Gladiador es el más goleador de todos: 34. Parque Solari el menos efectivo: 5 goles. El Ceibal del “Gringo” Cavani, el menos goleado: solo 13 goles en contra, Ferro Carril 14 y Nacional 15 en puestos inmediatos. Igualmente Parque Solari, el más goleado: 42.

.Gladiador-Ferro Carril: obligado sin más giros

Los 40 puntos de Gladiador. Claramente el objetivo de la franja es acreditarse el acumulado. Será primero o será segundo. No se caerá de esa escala. Pero el obligado es Gladiador, sobre todo porque con sus 28 puntos, no está al margen de la intriga. Ocurre que Salto Uruguay y Saladero le pisan los talones. No tiene derecho a descuidarse, si es que la ambición de acceso a la liguilla le es cosa concreta. Para colmo de males en la fecha pasada, padeció un durísimo contraste como local: el 5 a 1 de Salto Nuevo. Ante Ferro Carril esta tarde, sabe que su obligación no sabe de giros. Una obligación que es real y concreta. Debiera ganar. El rival no es un rival más. Ferro Carril tiene argumentos a mano. El orden, el equilibrio, el gol. Y sobre todo, el peso de su vigencia misma.

No por nada, vuelve a ser postulante otra vez. A falta de un partido pendiente ante Ceibal, los 6 puntos de ventaja frente a Nacional. Por Patritti, por Vera, por Di Nápoli, por Burgos…por Ferro Carril. En la primera rueda, fue victoria de la franja. Ahora Gladiador se juega las fichas por el desquite, desde el gol de Dany Miranda y la reserva espiritual que debe surgir después de la zancadilla de siete días atrás. De los partidos esenciales.

Lo es. Con Ferro Carril llegando mejor. Definitivamente mejor para vencer sí o sí?. Por lo demás, Gladiador bien que sabe su condición de obligado sin más giros.

Universitario-Deportivo Artigas:

¿quién dijo un empate-negocio?

Nunca como en este caso, un empate puede ser negocio. Por los 14 puntos de Deportivo Artigas y por los 23 de Universitario. La urgencia es específica en el caso de los dos. Deportivo, con un punto arriba de Progreso en la tabla general, mientras Universitario por debajo de Saladero y Salto Uruguay. La “U” sabe que si pierde, pierde el tren de la ilusión liguillera. Contra la pared y no menos que así. Viene a contramano con el gol. Solamente 14 en 17 partidos. Crisis de mitad de cancha para arriba. Cabe preguntarse si la vuelta de Alexander Píriz le soluciona los males ofensivos, después de la suspensión. A Deportivo Artigas le produjeron la quita de 6 puntos. Tiene que remarla. No le queda otra. Va apostando al funcionamiento y a los goles de Jesús Barboza. El equipo de Julio Argain dispone de mayor capacidad de gol. ¿Es capaz entonces de producir desnivel?. De todas maneras, ninguno ofrece garantía previa. Habrá que ir descubriéndola. En esos 90 minutos de la exigencia. Una exigencia que la realidad palmo a palmo ratifica.

Saladero – Nacional: con esos del gol no se juega

La notable fórmula goleadora de Marcelo José Mezza y Maycol Trindade. 24 goles entre los dos. Por eso, este Saladero de Juan Carlos Mendietta, entre quienes tienen el tiempo a favor. Quinto en la clasificación general con 27 puntos. Dos arriba de Salto Uruguay. A su vez Nacional, arribando a la escena después de una tarde cargada de grises ante River Plate y la derrota consumada de 1 a 0. Si vuelve Dany Samit, el equipo es capaz de un superior reencuentro de mitad de cancha para arriba. Nacional fue limitado en la excursión ofensiva. Deberá restablecer circuitos o caso contrario en su cancha, Saladero ofrece la receta que sabe y de mitad de cancha para arriba, las armas letales… ¡ahí!.

Con 27 puntos en la tabla, Saladero es dimensión de la buena. Vino de la “B” y se puso el traje de protagonista. Lo es a carta cabal. Por la estructura que dispone. Pero sobre todo por esos dos del gol, con los cuales no se juega. Si Nacional no reacciona, puede volver a padecer. Sus 34 puntos aún, no le aseguran nada. El equipo de Jorge Noboa bien que lo sabe. Por lo tanto, no descuidarse, como factor clave. Con ese doble azote saladeril… no se juega. Eso está claro.

Salto Uruguay – Parque Solari:

si es más… que lo demuestre

La distancia en la tabla de posiciones es notoria, a favor de Salto Uruguay. Pero puede ser notoria también en el nivel de producción?. Ese es el tema. Porque este Parque Solari, más allá de la posición en la tabla, ha complicado a más de uno. Con Nacional por ejemplo, perdió 1 a 0. Con River Plate 2 a 1. Sucede que se le fue un equipo entero, entonces, cómo suplir tantos finales de ciclo?. Salto Uruguay es la otra cara de la moneda. Viene acomodando el cuerpo, a partir de la certeza general. Solidez defensiva, la influencia de volantes y sobre todo en los metros finales, con Julio Martín Bruno y Jonhatan Dos Santos, el gol anda suelto. Ninguna duda en cuanto a la perspectiva superior de Salto Uruguay. Pero no basta con ser más: tendrá que demostrarlo. Es acaso el partido que incluye una lógica real. Por eso de Salto Uruguay queriendo. Por eso de la capacidad de resolución ofensiva que ahora tiene. Y porque en definitiva, Parque Solari, sumar puntos a esta altura de los hechos, no es una cuestión demasiado vital.

Ceibal y Salto Nuevo:

¡las barriadas de pie!

Porque frente a partidos como estos, mucho más allá de los equipos jugando, es la esencia de la fiesta misma. De los barrios. De la gente. Es Ceibal y es Salto Nuevo. Son los dos que vienen de años, fomentando la misma e inalterable consigna: la de ofrecer lo máximo. Pero además, la necesidad misma de victoria. En casos como estos, los tres puntos se convierten en objetivo sin más vueltas. El Ceibal de los 30 puntos y los 19 de Salto Nuevo. Si de Ceibal se trata, postulante sin más trámite a la liguilla. No por nada observa la tercera colocación y a despecho de algunos desniveles, ha sostenido un nivel para el rescate. Y además será domingo de retorno para Luis Faccio en zona de volantes, mientras el gol de Pablo González es una amenaza de cara al gol.

Lo de Salto Nuevo, parte misma de un mejoramiento real. De última, le desfondó la red a Gladiador. Fue 5 a 1 en el Barrio Artigas. Desde Fonseca y Funes, la cuota de gol puntual. Los dos, con antecedentes válidos. De los salientes. A la medida de un partidazo. De esos donde la traición no se planteará: será la franqueza del dar. Del generar lo posible. ¿Qué es lo posible?. Ceibal favorito?: no. Salto Nuevo: tampoco!. La puerta a la incógnita está abierta. Es Ceibal. Es Salto Nuevo. Las barriadas…de pie.

River Plate – Progreso:

y una porfiada misión

De los últimos 9 puntos jugados por River Plate, los 9 alcanzados. Una regularidad manifiesta en este caso, a la cuenta del equipo que orienta Eduardo Mazzarino. Ha sabido del gol justo en los momentos justos. No por nada, ha sido parte de una evolución sostenida. Superó la zona roja del descenso y se abraza al sueño liguillero. Hasta que los números no digan lo contrario, River Plate tendrá esa porfiada misión a mano. Y si de porfiada misión se trata, la de Progreso igualmente planteada en esos términos, porque debe generar mejora en el rendimiento para sumar. Ese es el punto: sumar. La compleja situación del equipo franjeado. Para colmo de males, con dudas en el funcionamiento y escasez de gol. Si no le encuentra la vuelta al partido, entonces River Plate es capaz de seguir de largo y plasmar la cuarta imposición consecutiva. En ese caso y más que nunca, apertura de renovada ilusión. Sin Ángelo Sagradini. Con Julio Santín de punta para que el equipo no resigne poder de ofensiva?. Cuesta determinar chances superiores, más allá de la diferencia de River Plate en la tabla. Ocurre que Progreso tiene que ofrecer respuesta y apuntar la mira. Si no apunta bien y fracasa, entonces River con derecho a afilarse.