Ferro Carril-San Eugenio: los copetudos del sueño vigente

Que Campeón a nivel de OFI en los años 2009 y 2011: ese es Ferro Carril. Fue Campeón a nivel de OFI en 1970: ese es San Eugenio. Los verbos del pasado, pero en nombre del presente también. Porque son los dos, a la cuenta de la escena.

Es que se vuelven a encontrar dos copetudos con historia de la saliente. Ferro Carril y San Eugenio. Es el segundo juego de la llave “A” del Campeonato Nacional de Clubes, después del empate 0 a 0 entre los “santos” y Zorrilla. Para la franja es el estreno. Es su aparición en el torneo, pasando a defender la condición de monarca, obtenida en agosto del 2011 cuando batió en la ejecución de tiros penales al Lavalleja de Rocha. Ahora, Ferro es ese otra vez de la ambición intacta.

EL OBJETIVO DE SÍ O SÍ

En serie de tres, el avance de dos equipos a la instancia siguiente y con Ferro Carril jugando en casa, no cabe otro fin que el de victoria. Jugando en “su” Merazzi, la motivación de sentirse auténticamente local. Y Ferro tiene razones para levantar vuelo, en relación a su despegue en el Campeonato local, donde aún no alcanzó el sentido estricto de regularidad.

Con los once ratificados por Ramón Rivas, la puesta a punto en materia ofensiva con Vera y Patritti, Ferro ofrece un aspecto vital: la conservación de la estructura. La base prolongada. A excepción hecha del sanducero Paolo, los demás vienen de tiempo y del bloque defensivo ni hablar. Habrá que ir relojeando la actitud de cada jugador, de cara al nuevo fin. Y en que medida el funcionamiento es capaz de afianzarse. Como el propio DT pretende.

ESE SAN EUGENIO

DEL HOY

Llega a la instancia, después del empate inaugural ante Zorrilla. Dispone de un selecto plantel y jugadores a los que no les falta historia. Entre ellos, González, Miki Paz, el brasileño Cafú…pretende cimentar protagonismo. Las noticias que llegan desde Artigas son puntuales: un proceso que pretende apuntar a lo más alto. No conformó este potencial para ser uno más. Será rival duro. De exigencia declarada.

Es que el partido marcará riesgos para Ferro Carril, sino realimenta la convicción de la que este equipo es capaz. Al trámite no le faltará tensión e incertidumbre. Son dos grandes del fútbol del Interior. Ferro vuelca su afán en casa. Está obligado y deberá persistir con todo su vuelo. El vuelo a la manera de ese Ferro capaz de poder.