Ferro Carril tiene que mostrar chapa de rey

2 a 0 o 3 a 1. Alerta con este Peñarol de Rivera.
Ferro Carril tiene que
mostrar chapa de rey
En la frontera, Peñarol fue 4 a 2. El gol de Carlos Vera, ya en los descuentos, achicó la diferencia. Ese gol, impactó en el ánimo de Peñarol y potenció a Ferro Carril. Sucede que los goles de visitante, tienen un peso real. Inocultable. Por eso, esta tarde en el Merazzi a la hora del desquite por la segunda fase de la Copa Nacional de Clubes, la calculadora en mano: con 2 a 0 o 3 a 1, por ejemplo, Ferro se queda con el boleto de la clasificación en el bolsillo. De todas maneras, el equipo en manos de Ramón Walter Rivas, no debiera pensar tanto, sobre todo de arranque, en la diferencia que debe conquistar, sino más bien, CONCENTRARSE EN JUGAR PARA QUE EL DESNIVEL LLEGUE COMO CONSECUENCIA INEVITABLE.
Jugando en su cancha. Con su gente. Con la intacta motivación y tras el 2 a 0 frente a Nacional, inyección válida si lo fue, el campeón del Interior debe mostrar su chapa. Consignar lo que sabe y aplicar lo que puede. Lo que puede no es poco.
CON ESE PEÑAROL DE LA AMENAZA
Para tener en cuenta: le convirtió cuatro goles a Ferro. Es equipo saludable en términos generales. No le falta repertorio ofensivo y un volante con llegada de los aptos: Pitter Del Pino. Con Marcio Galli. Con William Brochi. Con un estilo de fútbol que en Rivera pesó y decidió. Ferro Carril sabe que no será rival de poco contenido. Es un oponente-amenaza, con criterio incluido. Claro está, que para Ferro es la hora señalada.
Debe contemplar fines: jugar, ganar y plasmar la diferencia que necesita. Con Vera y Patritti para resolver. Con los volantes para sumarse. Con la estructura general al servicio de la causa.
2 a 0 o 3 a 1. Ya en el primer tiempo, Ferro debiera ir resolviendo la historia. Es una manera de que el alma no salga del cuerpo y que la razón, su razón, domine la escena. La escena coloreada con blancos y negros. De eso se trata?.
2 a 0 o 3 a 1. Alerta con este Peñarol de Rivera.
Ferro Carril tiene que
mostrar chapa de rey
En la frontera, Peñarol fue 4 a 2. El gol de Carlos Vera, ya en los descuentos, achicó la diferencia. Ese gol, impactó en el ánimo de Peñarol y potenció a Ferro Carril. Sucede que los goles de visitante, tienen un peso real. Inocultable. Por eso, esta tarde en el Merazzi a la hora del desquite por la segunda fase de la Copa Nacional de Clubes, la calculadora en mano: con 2 a 0 o 3 a 1, por ejemplo, Ferro se queda con el boleto de la clasificación en el bolsillo. De todas maneras, el equipo en manos de Ramón Walter Rivas, no debiera pensar tanto, sobre todo de arranque, en la diferencia que debe conquistar, sino más bien, CONCENTRARSE EN JUGAR PARA QUE EL DESNIVEL LLEGUE COMO CONSECUENCIA INEVITABLE.
Jugando en su cancha. Con su gente. Con la intacta motivación y tras el 2 a 0 frente a Nacional, inyección válida si lo fue, el campeón del Interior debe mostrar su chapa. Consignar lo que sabe y aplicar lo que puede. Lo que puede no es poco.
CON ESE PEÑAROL DE LA AMENAZA
Para tener en cuenta: le convirtió cuatro goles a Ferro. Es equipo saludable en términos generales. No le falta repertorio ofensivo y un volante con llegada de los aptos: Pitter Del Pino. Con Marcio Galli. Con William Brochi. Con un estilo de fútbol que en Rivera pesó y decidió. Ferro Carril sabe que no será rival de poco contenido. Es un oponente-amenaza, con criterio incluido. Claro está, que para Ferro es la hora señalada.
Debe contemplar fines: jugar, ganar y plasmar la diferencia que necesita. Con Vera y Patritti para resolver. Con los volantes para sumarse. Con la estructura general al servicio de la causa.
2 a 0 o 3 a 1. Ya en el primer tiempo, Ferro debiera ir resolviendo la historia. Es una manera de que el alma no salga del cuerpo y que la razón, su razón, domine la escena. La escena coloreada con blancos y negros. De eso se trata?