Ferro: el día después

El Cuerpo Técnico. El plantel. Los dirigentes. El hincha y el chau a Jorge Coimbra

Sucedió el lunes al mediodía. Fue el día después. En la sede, no faltaron. La mayoría acudió al encuentro.
El Cuerpo Técnico, el plantel, la dirigencia y más de un colaborador de esos incondicionales a la causa de Ferro Carril. El día después tiene un sabor distinto. Especial. Distendidos. Ya sin el peso de la responsabilidad acuñada. ¿O jugarse las fichas a ser campeón, no es una responsabilidad acaso? Por eso, desde Juan Carlos Realini el presidente, el convincente sentir “que las victorias ayudan siempre, pero tampoco descansarnos en ellas. ellosche
Pero estamos felices. ¿Si sigo o no sigo! Ahhh…no sé, no sé”.
LA PRIMERA DE UN CAMPEÓN
En el 2012. Cuando Richard Usuca desembarcó en Ferro Carril. Le llegaría el momento de ser el DT y en aquella primera vez no tan lejana, respuesta de la saludable, pero sin prosperar. Por eso lo de este año, olía a revancha. A buena revancha.
“Había sido el equipo del invicto de 24 partidos, en los primeros tres partidos de la tercera rueda, no nos pudieron ganar. Uno sentía que era justo definir. Lo bueno, no es solo esto de ser campeón, sino de haber defendido una idea.
O una manera de sentir el fútbol”.

CUANDO UN AMIGO SE VA…
En cada encuentro de estos días, igualmente la salutación encendida en pro de Jorge Coimbra, uno más en el Cuerpo Técnico. Emigrar a España, es el destino inmediato. Y pensó en voz alta, para que se escuche bien: “Sé que no estoy perdiendo amigos, más bien que me los gané para siempre. Si más de una lágrima aparece, me van a comprender: porque aprendí a quererlos a ustedes como hermanos de la vida y el fútbol. Parte de mi corazón queda por aquí, con una franja en el pecho. No vale la pena decir adiós, simplemente: hasta la vuelta. ¡Seguro que nos volveremos a ver! Les dejo desde este afecto de par en par….¡y un abrazo de gol!”

¿CUÁL ES EL FUTURO?
Es obvio que en esta semana en Ferro Carril no se hablará del mañana. Porque además, viene clareando una cuestión no menor: el acto eleccionario. Por lo menos tres meses atrás, cuando Ferro Carril traslucía una chance real de consagración, Richard Usuca admitía en EL PUEBLO.”Jugar el campeonato de OFI sería ineludible.
Ferro necesita volver a jugarlo”.Ese es un punto. El restante no menos que esencial: la conformación del plantel superior: ¿se prolonga la base y quiénes se alejan? Algún fin de ciclo puede producirse. O más de uno.
En tanto en Ferro Carril se alinean los convencidos: “hay que ascender juveniles que los tenemos y muchos”. El segundo año consecutivo de Richard Usuca: cantado.Ferro Carril llegó a la copa 42. Pero al decir del presidente: “tampoco descansarnos en las victorias”.
A veces el fútbol salteño, acciona al compás de Ferro: el de la historia.

El quiste de tirar la
pelota hacia adelante

El lunes a la noche en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, énfasis en una situación de hecho: la estrechez del Parque Dickinson, cuando se trata de albergar espectáculos capaces de generar una asistencia que supera lo normal. Sucedió el pasado domingo con Ferro Carril-Gladiador y podrá suceder el 28 de diciembre, cuando Edinson Cavani se transforme en eje del espectáculo benéfico.
Alguien alguna sostuvo: “es inviable suponer que alguna vez jueguen en el Dickinson Cavani y Suárez. ¿Dónde ponen a la gente?”.
Un razonamiento que se clava como aguijó en la realidad. Pero además, ¿cuántos años van transcurriendo que respecto al Dickinson, concluímos en esa certidumbre de la capacidad limitada?
Que el fútbol más convocante a nivel de Campeonatos de Liga en el Interior, no incluya un escenario con capacidad mínima para 8.000 aficionados, suena a un estado de incomprensión real.
Pero sobre todo, la vigencia de ese quiste sin más vueltas: el tirar la pelota hacia adelante, sin admitir que el tiempo pasa, fluye y no espera. Si el fútbol salteño pretendiese acceder al esquema rentado-profesional, tendría esa opción vedada en razón de lo descripto.
Un delegado tiró la reflexión sobre la mesa: “es hora de repensar el Dickinson”. El presidente invocó el mes que viene, para reconocer de futuro, cual es la perspectiva de convenio.
Pero, ¿para cuándo? ¿Y para cuándo la mejoría en las redes lumínicas del propio estadio y las restantes canchas? ¿Para cuándo los gabinetes higiénicos en condiciones?
El fútbol salteño es de un potencial envidiable, pero determinadas actitudes emparentadas con la omisión o la inacción, hunden la estaca del “no se puede”.
Quiste también.
Inalterablemente también. Penosamente…también. ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...