Ferro: la marca registrada

 Cuando a Peñarol le expulsaron dos, Ferro localizó la ruta del terminante desnivel.

4 a 1…¡Lo desfondó!

A los 5’ del segundo tiempo, no menos que la clave del partido, cuando desde el árbitro central, dos expulsiones en Peñarol de Rivera: Maiko y Mauro Britos. A partir de esos dos de menos, a Ferro Carril se le fue abriendo la avenida. Despejada. Ya sin la incertidumbre del primer tiempo. Por eso, cuando a los 20’ de esa recta final, Nicolás Ferreira recibió desde derecha y reventó el larguero para que la pelota se metiera, el golpe de espada en medio de un trámite que Peñarol tentó congelar. Ferro no lo pensó dos veces: aceleró, circuló, desniveló.

9

La hora del segundo gol. Una decisión a la manera de Nicolás Ferreira. En el área y funcionando, esa pelota que se metió arriba contra el travesaño bajó y se metió.

Por los 27’, la pelota puesta por el “Juanchi” Iriarte. El mágico anticipo de Ferreira: balazo de cabeza y a las piolas. El 3 a 1. Ya Peñarol con la condena a cuestas. Cómo resistir y sobre qué base argumental, ante ese Ferro de la compaginación maciza, muy a despecho de algunos errores que ganaron la escena.

Al fin de cuentas, cuando Vera cantó el 4 a 1 a la salida de un tiro libre y el impacto clavándose fenomenalmente, la historia consumada y la verdad incuestionable de quien dejó la huella, porque tenía que dejarla. Obligado a dejarla sin más trámite.

Y la dejó. Por Ferreira. Por Vera. Por la riqueza del funcionamiento en los pasajes esenciales. Vivió tiempos de dudas. Y a esas mismas dudas concluyó matando.

¿POR QUÉ ESE SEGUNDO TIEMPO?.

Porque al cabo, fue el tiempo del desnivel. De la contemplación del fin en el caso de Ferro, después de esa fracción de arranque, salpicando más muecas que valoraciones. A Ferro le costó demasiado. Lo derriban a Nicolás Ferreira en los 7’ (el propio golero de Peñarol) y Vera decide en el 1 a 0. Por los 13’ un “jugadón” de Vera por poco no alcanza la recompensa de un manual perfecto y después, el silencio ofensivo de Ferro. El quiebre de funcionamiento. La ausencia de luces intelectuales y técnicas. Por eso, a Peñarol le fue gustando el aroma. Salió de la cueva y fue un emporio de preciosismo a través de Marcio Galli y Pitter del Pino. En los 32’ el show del toque y la devolución. Cuatro mirasoles y el último fue Del Pino: una definición de novela.

El a 1 a 1. Antes, con Diego Burgos en el rechazo. Y después, más después, en los 5’ del segundo tiempo, cuando las expulsiones ganaron la escena: denuncias del asistente y alevosía de quienes se fueron de la cancha. Un pronunciamiento inapelable y el comienzo del fin de ese Peñarol que se fue desplomando, desnutriendo, desarticulado… imperfecto en la contención primero y en la tentativa de salida después. Marcio Backes  hundió el bisturí. Ferreira fue clase y coraje, pero además los goles. Los aurinegros además, lo vieron a Vera jugar y resolver.

Al cabo, el 4 a 1. La justicia estricta. Ferro plasmó la distancia de tres goles. No es la definitiva.

Pero tiene un gusto sabroso.

Sabroso y rescatable. Rescatable y válido.

Pregunta: válido y terminante?.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Así pasó

Campo de juego: Parque Ernesto Dickinson. Partido de ida, correspondiente a la segunda fase del Campeonato de Clubes del Interior. Árbitro central: Luis Borgueaud (Regular). Asistentes: Marcos Sum-Nelo González. Asistencia: 400 aficionados.

FERRO CARRIL (4)- Diego Sebastián Burgos; Juan Viera, Pablo Malinovsky, Jorge Luis Alvez, Bruno Fiordelmondo (Juan Rodrigo Robaina); Carlos Vera, Matías Suárez (Fabricio Lairihoy), José María Di Nápoli, Juan Alberto Iriarte; Rodrigo Quiroga (Marcio Backes), Nicolás Ferreira. Director Técnico: Ramón Walter Rivas.

PEÑAROL de Rivera (1)- Juan Carlos De León; Rodrigo Silva, Andrés Martínez, Maiko Britos, Mauro Britos; Marcio Nogueira (Pablo Lemos), Marcos Boldrini, Pitter Del Pino (Darwing Enrique), Marcio Galli; Marcos Ramos (Luis Ponce De León), Luis Souza. Director Técnico: Donato Lemos.

GOLES: 7’ Carlos Vera de penal (F.C); 32’ Pitter Del Pino (P). Segundo tiempo: 20’ Nicolás Ferreira (F.C); 27’ Nicolás Ferreira (F.C); 45’ Carlos Vera (F.C).

Expulsados: 5’ del segundo tiempo, Maiko Britos y Mauro Britos (P).

EL MEJOR DE LA CANCHA: Carlos Vera-Nicolás Ferreira.

EL MEJOR DE PEÑAROL: Marcio Galli.

Uno por uno

Vera-Ferreira: voló todo…

DIEGO BURGOS (3)- Un rechazo clave. Bien siempre. JUAN VIERA (2)- Desniveles técnicos. Generosidad inalterable. PABLO MALINOVSKY (3)- Sólido y con coraje incluido. JORGE ALVEZ (2)- No le faltaron imperfecciones en el primer tiempo. BRUNO FIORDELMONDO (2)- Apenas aceptable. CARLOS VERA (4)- Cuando se propone: juega. Y jugó. MATÍAS SUÁREZ (3)- Arrancó tibio y terminó resonando. JOSÉ MARIA DI NÁPOLI (3)- El pecho a las balas y su influencia.. JUAN IRIARTE (3)- Más de un toque de distinción. RODRIGO QUIROGA (3)- Esta vez, con técnica individual a favor del equipo. Bien. NICOLAS FERREIRA (4)- Potente. Guapo. Encarador. Aptitud con la pelota y resolución frente a los caños. Bárbaro. MARCIO BACKES (3)- No se ocultó. Fue participativo. Valió. RODRIGO ROBAINA (2)- Le costó amoldarse al lateral. FABRICIO LAIRIHOY (2)- Menos de lo que es, puede y sabe.