Flamante agrupación surgió como la segunda más votada del nacionalismo: Carlos Albisu y una nueva manera de hacer política surge dentro del Partido Nacional

Sorprendió la histórica mala votación que tuvo el Partido Nacional en Salto en las pasadas elecciones departamentales. Algo que destacó de esta debacle electoral fue una lista de pocos meses de vida con “perfil de agrupación”, que se constituyó en la segunda lista más votada de su partido, lo que le permitió alcanzar uno de los tres cargos de ediles electos en la Junta Departamental. Algunos analistas han comenzado a hablar del fenómeno de la Lista 50, por lo que EL PUEBLO invitó al Dr. Carlos Albisu, quien la encabezó, para reflexionar sobre lo que pasó.

– ¿Cuál es la primera evaluación que se hace de la votación del domingo 9 de mayo?
– En realidad es un sabor agridulce, por un lado el partido con la peor votación de la historia y por otro lado la realidad nuestra, la de la 50, que prácticamente en un mes y medio de campaña logra posicionarse como segunda lista más votada dentro del Partido Nacional y logra entrar a la Junta Departamental en lo que va a ser una de las representaciones más escueta del partido en la Junta de tan solo tres ediles de los cuales uno será de la 50.
– Al tener pocos meses de vida como lista y haber logrado llegar a la Junta en tan poco tiempo, cosa que algunos sectores históricos no alcanzaron en esta oportunidad, transformándose en la segunda lista más votada de su partido, ¿constituye a la Lista 50 en un fenómeno?
– Realmente no nos ha dado todavía el tiempo para darnos cuenta, si nos llegan comentarios de la gente como nos ha llegado a lo largo de esos dos meses en los que nosotros comenzamos a trabajar en esto, los comentarios eran buenos, inclusive nos llamaba la atención que gente del Frente Amplio y del Partido Colorado que no nos votó, nos alentaba porque les gustaba cómo estábamos encarando nuestro trabajo político. Era lo que nosotros decíamos, éramos una renovación de ideas y de trabajo, mostrando una manera diferente de hacer política.
– Una primera lectura general de lo que se votó en cada uno de los partidos políticos marca la búsqueda de respaldar a una nueva forma de trabajar en política, votando a quienes postulan el diálogo y los acuerdos antes que el enfrentamiento.
– Eso creo que es clarito y lo hemos visto en los últimos años. ¿Cómo se comporta el electorado? Por un lado está buscando una nueva manera de hacer política, busca la renovación que uno ve en otros partidos, inclusive el fenómeno Andrés Lima y el fenómeno Coutinho que aparte de no ir al roce, de tratar de construir y de aportar ideas y proyectos, uno ve también que trillaron toda la cancha porque han hecho un trabajo político sensacional en los últimos cinco años, no dejando ningún rincón del departamento sin visitar y estando en contacto con la gente. Sin lugar a duda que la confrontación, el choque para ser noticia creo que no lleva a nada, a la larga creo que se va desgastando lo que es el sistema político, por eso, cuando en la campaña decíamos renovación hablábamos justamente del sistema político y del Partido Nacional, pero recalcábamos del sistema político porque pensábamos que es el tipo de renovación que es necesaria.
– Ustedes hablan de una nueva forma de hacer política, sin embargo, recientemente tomó estado público una nota de un jerarca municipal acusando al Partido Nacional de haber entregado su dignidad pactando con el Partido Colorado el resultado del 9 de mayo.
– Ha sido poco feliz llegar a esa conclusión. Por lo menos de donde la vemos nosotros, creo que dejamos todo en la cancha, de eso pueden dar fe ustedes los periodistas que nos han visto trabajar este mes y medio. De todas formas, ese jerarca se refirió a todo mi partido, y estoy seguro, conociendo a todos los dirigentes del Partido Nacional, que se les podrá achacar cosas como a cualquier persona, pero no creo que hayan vendido al partido por esta definición de acordar entre colorados y blancos. En el caso nuestro del que puedo hablar porque me siento responsable, dejamos todo en la cancha por el Partido Nacional y por esta Lista 50 que si no salía como salió a trabajar, no hubiésemos llegado a ser la segunda lista más votada y menos llegar a la Junta Departamental.
– Una votación del Partido Nacional que es histórica donde apenas alcanzó una representación en la Junta de tres ediles, de los cuales uno de ellos será de la Lista 50. Ante este panorama, ¿cómo piensan encarar su trabajo político?
– Nosotros apelamos a trabajar desde la construcción, tenemos proyectos para llevar a la Junta Departamental, hay equipos en nuestro grupo en la parte de salud, turismo, agropecuaria, vivienda, cultura, seguridad ciudadana en la que ya hemos mantenido reuniones con el Jefe de Policía. Esos equipos estarán trabajando atrás de cada tema que vaya surgiendo en la Junta, también estos grupos podrán traernos preocupaciones y soluciones para llevar y presentar proyectos a nivel de la Junta Departamental y de ahí aportar al Ejecutivo comunal. Nosotros hablábamos de la necesidad de profesionalizar la política porque el político no sabe de todo, en mi caso yo puedo hablar mucho de medicina, me gusta toda la parte de educación, la parte social, pero sé que en lo que tiene que ver con el turismo o de vivienda tengo mis grandes baches, me tendría que sentar a estudiar, pero acá tenemos la suerte de tener equipos que van a estar atrás nuestro.
– En caso que sean convocados por el gobierno electo para colaborar desde el mismo gobierno, ¿cuál será su postura?
– La Lista 50 ha tenido el gesto de haber ido a saludar esa misma noche a quien fuera electo intendente, como habíamos dicho previamente que actuaríamos. Pero también hubo un gesto que nos gustó mucho que fue el del intendente electo venir hasta nuestra Departamental para saludarnos cuando se enteró que habíamos llegado a la Junta y ya ahí nos dijo que en las semanas próximas se estaría comunicando con nosotros para reunirnos para contarnos los planes para estos próximos cinco años, y que no tenga duda que desde esta lista apuntamos a la construcción y a aportar en lo que se pueda para el bien del departamento.
– Salto no está acostumbrado a que se plantee un gobierno de coparticipación entre distintas fuerzas políticas como se observa a priori, ¿esta búsqueda de entendimientos se trata de una cuestión generacional?
– Yo lo quiero mirar por ese lado, pienso que si y creo que Salto se tiene que acostumbrar a esto. Pienso que parte del desinfle que ha tenido Salto no ha sido solo responsabilidad de quienes han estado en la intendencia, creo que es una responsabilidad de todo el sistema político justamente por esas idas y venidas, peleas, intereses políticos para la toma de decisiones… estimo que la cosa viene por ahí, es importantísimo y es fundamental para que Salto despegue de una vez por todas esta coparticipación, este trabajo entre todas las fuerzas políticas, y empezar a convocar a participar –y en eso coincidimos también con Germán- a todas esas fuerzas vivas que hay en el departamento, escucharlos un poco más y trabajar junto a ellos que son en definitiva gente que está junto a la gente, en el día a día, que conoce la problemática de cada uno y andan solucionando los problemas reales de la gente.
– ¿Qué le pasó al Partido Nacional?
– No somos analistas políticos, si estuvimos el día a día acá de esos casi dos meses en los que recibimos a gente de todo tipo, no solo del Partido Nacional, o votantes del Partido Nacional que iban a votar al Partido Colorado a quienes le alcanzamos a preguntar por qué iban a votar por el Partido Colorado. Algunas personas nos dijeron que no les atraían los candidatos que tenían el partido y otras personas veían en Coutinho la posibilidad de ganarle la intendencia al Frente Amplio y apostaban a eso, una especie de ballotage. Creo que hubo de las dos y por ahí hubo algunos otros factores que no percibimos que capaz con los días vamos a ir viendo. Estamos escuchando mucho a los politólogos y a los analistas que saben leer la política en la que estamos dando nuestros primeros pasos, justamente para ver el análisis que se hace.
Para el levantamiento del Partido Nacional en lo electoral no hay misterios, acá tenemos que salir a trabajar, acá se ha perdido la juventud, la campaña que históricamente ha pertenecido al Partido Nacional, bueno, hay solo una del Partido Nacional, creo que hay que salir a trabajar la campaña, y ni que hablar los barrios, que los hemos estado recorriendo

“Apostamos a la construcción y a aportar para el bien del departamento”

durante estos meses y realmente se ven pocos blancos. No es para achacarle nada a nadie, tenemos que mirar para adelante.

– ¿Cuáles son las prioridades a encarar por el próximo gobierno desde su visión?
– De pronto hay muchos temas que no entran dentro de lo municipal pero creo que hay que acompañarlo, temas que hemos visto con la gente como el de la seguridad que si bien no entra dentro de lo municipal, sabemos que muchos de los candidatos, inclusive Coutinho ha tenido reuniones con el Jefe de Policía porque muchas veces la seguridad no la da solo la policía si no la da también la iluminación y los servicios de los barrios que mucho tiene que ver la intendencia.

Tenemos todo el tema de lo que es la caminería rural para defender a nuestra producción. Después tenemos toda la parte de educación, la Regional Norte, tenemos que acompañar y apuntalar al intendente electo a tratar de conseguir cosas para Salto, sabemos que no solo es la Facultad de Medicina. Lo del centro cardiovascular que no podemos estar más en esta situación, ya llevamos cuatro años entre idas y venidas, se transformó en un ninguneo, nadie sabe en qué están las cosas porque el otro día escuchábamos al Dr. Hugo Olaizola que decía que la pelota está ahora del lado de Montevideo porque el Centro Médico presentó toda la documentación, pero todavía no tenemos ninguna respuesta, si bien es a nivel del gobierno nacional sabemos que desde aquí tenemos que cinchar no solo los diputados, los ediles de los diferentes partidos, sino que el intendente personalmente tiene que ser el que esté en la cabeza de todo este tipo de gestiones para el departamento y nosotros acompañarlo.

Luego toda la parte de saneamiento que sabemos que falta en muchos barrios, hemos estado por Barrio Caballero, La Humedad, La Amarilla que están realmente complicados. Todo el tema de la vivienda, se hizo muy poco, había una propuesta del Cr. Goñi que estaba muy bien que era la de los MEVIR urbanos, son muy pocas las viviendas que se han hecho y conocemos las necesidades de la gente en esa materia. Sabemos que no es fácil, pero sabemos que es posible, hay que buscar todos los medios y tener en cuenta todas las ideas de los diferentes partidos para que Salto se ponga a construir viviendas.

– Comenzamos la charla con ese contrasentido de sensaciones entre la mala votación del Partido Nacional pero el destaque electoral de la 50. Cuando su padre se enteró que ustedes se habían transformado en la segunda lista fuerte de su partido, ¿qué dijo?
– Estaba muy contento, muy emocionado por nosotros. Nunca pisó nuestra Departamental, pero siempre nos daba algunas ideas sobre cosas que le preguntábamos. La gente lo llamó mucho, lo paraban en la calle para comentarle el agrado por esto de la Lista 50, pero así como él, hay muchas personas mayores que con su experiencia nos dieron mucha luz en temas que a veces no sabíamos o nos costaba encarar.

– ¿Es cierto que ustedes perdieron muchos votos por este efecto polarización que se dio entre Coutinho y Fonticiella?
– Nos pasó que en la misma semana previa a la elección, entre ese lunes y viernes, mucha gente que levantó la lista después nos contó, “gurises, levanté la lista pero terminé votando al Partido Colorado”, parece que era más fuerte que no ganara Fonticiella, te lo decían directamente, y bueno, sé que perdimos muchos votos en eso. Por otro lado, nosotros por un tema de tiempo trabajamos sobre todo la ciudad y algunos barrios, creo que la polarización principal y el escape más grande que habría que analizarlo después con todos los circuitos estoy seguro que la mayoría se dio justamente en la zona donde trabajamos nosotros. En ese sentido, como cualquier otro sector del partido, fuimos golpeados por esa polarización.

– ¿Podría contarle a nuestros lectores como surgió la idea de sacar la Lista 50 en el cordón de la vereda?
– Junto a Carlos Silva y a Andrés Pratti en la puerta de la Departamental de la 92 cuando el ballotage, estábamos en el cordón de la vereda sentados por no decir caídos (risas) después de ese gran golpe, fue una idea de Carlos Silva que nos dijo “muchachos, acá tenemos que salir a trabajar por el partido”, ya se veía, se sentía que el partido no iba a quedar en ese segundo lugar de octubre, uno lo palpaba sin tener mucho dato que podíamos seguir cayendo. Entonces Carlos Silva nos dice que teníamos que formar un grupo político para defender al partido, y así surgió.

El primer objetivo no era llegar a la Junta Departamental, era agarrar experiencia política en todo lo que tiene que ver con lo electoral, nosotros en política siempre hemos estado, tanto él como yo en la parte gremial de la universidad, a mí me toca ahora estar en la parte gremial de FEMI y nos tocó estar como ediles suplentes en la Junta en este período, pero la parte electoral no lo habíamos vivido nunca. Luego nuestro objetivo fue llegar a mil votos, y después que empezó a juntarse gente, a adherirse, donde hicimos un lanzamiento que nos acompañó mucha gente, incluso alguna que nunca había trabajado en política que se puso a trabajar con nosotros, ahí empezamos a cambiar el objetivo, y la idea ya fue llegar al edil. Y se llegó nomás con mucho sacrificio y trabajo.
Entrevista de Leonardo Silva