Florida se moviliza por la situación de curtiembre y frigorífico que genera una fuerte desocupación

La ciudad de Florida, en el centro del país, se viene movilizando, ante el envío al Seguro de Desempleo, de los funcionarios de la curtiembre y frigorífico local. Unas 600 familias son las perjudicadas por esta situación, que de acuerdo a lo señalado por los representantes de estas industrias, se debe a que la baja oferta de ganado, hace prácticamente imposible que la planta siga funcionando. Algo que de alguna manera ya se ha repetido en Florida y que preocupa a los trabajadores. Desde el exterior, el principal de la empresa señaló que se están haciendo tratativas ante nuevos mercados para asegurar el funcionamiento en el mes de agosto y con ello, el reintegro de los obreros a la planta.

PREOCUPACIÓN

En diálogo con nuestro colega Alberto Hernández de La Nueva Radio de Florida, señaló que » Esta es una situación muy complicada, una crisis importante, de las más significativas que ha tenido el departamento. No sólo hablamos del frigorífico, sino que también de la curtiembre con cerca de 600 personas que han sido enviadas al seguro de desempleo, como consecuencia de esta situación. En el caso en particular del frigorífico, la planta ubicada en los accesos de la capital departamental, de la firma Clademar S.A., con capitales angoleños, y que hoy sufre la misma situación de la mayoría de las plantas frigoríficas, debido a la escasa disponibilidad de oferta de hacienda, los altos precios que se manejan y una ecuación que es negativa.

En el caso de este tipo de plantas lo grave es que no tienen acceso a mercados de alto valor con el Nafta o la Unión Europea, incluso es uno de los reclamos que hace la industria.

LOS RECLAMOS

En el día de ayer, nos llamó desde Angola el titular de la firma, Carlos Carneiro, quien nos decía que hoy uno de los aspectos que están pendientes a solucionar es ese del acceso a esos mercados. Se han hecho algunas inspecciones, la planta ha realizado las reformas pero no se ha conseguido aún la habilitación. Hoy no cierran los números, la planta perdió más de un millón de dólares en este último período, como consecuencia de esta situación, ante el encarecimiento de los valores de las haciendas y sin poder reajustar los valores de la misma en el exterior al mismo ritmo. Esta es una situación muy particular que vive hoy el departamento de Florida.

LA MOVILIZACIÓN

En las últimas horas hubo una movilización muy significativa que se llevó a cabo en la ciudad capital del departamento, reclamando por estas dos fuentes de trabajo sumamente importantes con 600 familias que ven comprometido su futuro. En el caso particular del frigorífico, son 300 personas, los que componen la plantilla del personal, donde la mayor parte iría al seguro de desempleo en principio por un mes. No se sabe si esto se extendería luego por tres meses, o por un período menor. Todo depende hoy de como se encauce esta situación.

Los inversores aseguran que estarán llegando al país para ver el estado de la situación dentro de una semana y tomarán nuevas decisiones para futuro. La idea es de continuidad de la actividad, y en un futuro restablecer las mismas.

ANTECEDENTES

Desde hace unos cinco años la planta venía trabajando sin problemas y tenía mucha actividad «a façón» con su propia industrialización  y colocación a terceros países. En una ciudad de 40 mil personas como Florida esto se siente más. Aquí los polos de desarrollo son estas plantas hoy sin actividad, junto a Conaprole, la lanera y la zona franca, que dan vida activa al departamento.

Hoy el cierre afecta al comercio general y a las familias con mucha angustia. Miles de personas estuvieron en la marcha, donde aparte de las familias de los obreros, estaban los comerciantes que cerraron sus puertas, los legisladores departamentales, el Intendente Municipal y otras autoridades consustanciados con lo que significa esta fuente de trabajo.