Fomentan el turismo en el norte pero no se incluye la zona termal

Montevideo, 11 jun (EFE).- El Gobierno de Uruguay busca impulsar el turismo en la zona norte del país a través de la articulación y el planeamiento conjunto de acciones con las Administraciones locales de la región, con el fin de alcanzar la descentralización de esa actividad, informaron hoy fuentes oficiales.
Las «estrategias de desarrollo del turismo» están determinadas por la «confluencia» de los tres niveles de Gobierno en Uruguay -nacional, departamental y municipal- para potenciar los destinos alternativos que propone la zona norte del país, según dijo a la presidencia uruguaya el director nacional de Turismo, Carlos Fagetti.
El alto funcionario participó de numerosas reuniones en los departamentos norteños de Rivera, Tacuarembó y Artigas, en el afán del Ministerio de Turismo de atraer visitantes a destinos como Paso de los Toros, San Gregorio de Polanco, el Valle del Lunarejo o el yacimiento arqueológico de «El Catalán».
En uno de los encuentros, se ajustaron detalles para la realización en Paso de los Toros de la «Semana de Mario Benedetti» en septiembre, en homenaje al célebre escritor uruguayo (1920-2009), originario de esa localidad del departamento de Tacuarembó, a 250 kilómetros de Montevideo.
Del mismo modo, los representantes del Gobierno nacional, departamental y municipal trabajaron en la planificación de un circuito de caminatas en esa población.
Junto a los directores de Turismo de los tres departamentos del norte, Fagetti estableció como prioritaria la creación conjunta de «un calendario de fiestas y actividades turísticas», una manera de coordinar iniciativas para atraer visitantes a la zona.
El representante del Gobierno nacional destacó la fortaleza del producto turístico llamado «5 Días Dorados», que «integra naturaleza, gastronomía, oro y piedras preciosas», recursos estos últimos dos por los que se caracteriza el norte uruguayo.
También enumeró dentro de los asuntos que interesan a la cartera de Estado el fomento al turismo en San Gregorio de Polanco, un balneario de Tacuarembó a orillas del río Negro, que divide a Uruguay en dos mitades.
En ese sentido, valoró la relevancia de un museo al aire libre y de la pesca artesanal como posibles atractivos turísticos.