Fue un excelente espectáculo: pasó José Alfonso Lorca por el Teatro Larrañaga

Subió al escenario, cantó e hizo cantar durante algo más de una hora, tomó vino blanco y brindó por los salteños, bailó, conmovió y se conmovió. Le regaló a Salto un excelente espectáculo en el que, como pocas veces, se pudo ver el disfrute del público desde el primero hasta el último minuto.
José Alfonso Lorca, madrileño, paseó a los espectadores por algunas de sus más emblemáticas canciones, “El tren del olvido”, “En el andén del corazón”…pero también por algunas nuevas que rápidamente despertaron el guiño cómplice de la gente en un gesto de inmediata aprobación.
Fue un repertorio compuesto por piezas de notable conjugación entre música y letra, de una fuerza expresiva que merece destacarse y cantadas con la pasión de un verdadero artista, es decir aquel que deja lo mejor de sí en cada presentación, por respeto al arte, a su propia imagen y al público.
En los comentarios que fue exponiendo entre canción y canción, Lorca explicó que viene realizando una gira por el Uruguay y que “felizmente la estadía en este país se ha extendido más de lo que pensaba”. Agradeció al público uruguayo no solamente por la recepción que tiene cada uno de sus espectáculos, sino también porque los medios de comunicación uruguayos, especialmente radios, siempre se han ocupado de sus trabajos “pero siempre de corazón, porque gustan las canciones, porque la gente las pide, y nunca porque haya dinero de por medio”. Comentó además que se encuentra en Montevideo finalizando un trabajo discográfico, en el que reúne buena parte de su producción desde el año 1994 hasta el presente, que saldrá en nuestro país antes incluso que en España.
Cabe recordar que el show de Lorca el pasado sábado en Teatro Larrañaga fue una iniciativa solidaria, con el fin de ayudar a Casa Amiga. Un muy buen espectáculo y una muy buena causa hicieron una noche inolvidable.

Subió al escenario, cantó e hizo cantar durante algo más de una hora, tomó vino blanco y brindó por los salteños, bailó, conmovió y se conmovió. Le regaló a Salto un excelente espectáculo en el que, como pocas veces, se pudo ver el disfrute del público desde el primero hasta el último minuto.

José Alfonso Lorca, madrileño, paseó a los espectadores por algunas de sus más emblemáticas canciones, “El tren del olvido”, “En el andén del corazón”…pero también por algunas nuevas que rápidamente despertaron el guiño cómplice de la gente en un gesto de inmediata aprobación.

Fue un repertorio compuesto por piezas de notable conjugación entre música y letra, de una fuerza expresiva que merece destacarse y cantadas con la pasión de un verdadero artista, es decir aquel que deja lo mejor de sí en cada presentación, por respeto al arte, a su propia imagen y al público.

En los comentarios que fue exponiendo entre canción y canción, Lorca explicó que viene realizando una gira por el Uruguay y que “felizmente la estadía en este país se ha extendido más de lo que pensaba”. Agradeció al público uruguayo no solamente por la recepción que tiene cada uno de sus espectáculos, sino también porque los medios de comunicación uruguayos, especialmente radios, siempre se han ocupado de sus trabajos “pero siempre de corazón, porque gustan las canciones, porque la gente las pide, y nunca porque haya dinero de por medio”. Comentó además que se encuentra en Montevideo finalizando un trabajo discográfico, en el que reúne buena parte de su producción desde el año 1994 hasta el presente, que saldrá en nuestro país antes incluso que en España.

Cabe recordar que el show de Lorca el pasado sábado en Teatro Larrañaga fue una iniciativa solidaria, con el fin de ayudar a Casa Amiga. Un muy buen espectáculo y una muy buena causa hicieron una noche inolvidable.