Ganador Latinoamericano junto a su equipo del Certamen Nacional de “Toma de decisiones empresariales”

Pedro Bortagaray Manassi (19) es estudiante de Primer año de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad Católica para formarse como Contador Público y junto a su equipo conformado por una estudiante liceal y un alumno de UTU ganó un certamen latinoamericano de “Toma de decisiones empresariales”.
El premio consiste en una beca total para estudiar en la Universidad Católica la carrera que eligió.
Este triunfo le ha dado aún mayor impulso para entrar pisando  fuerte en el mundo de los negocios al que estuvo vinculado desde pequeño, viendo trabajar a sus padres.
Me informé por medio de la cartelera de la facultad sobre un concurso a nivel nacional y me puse en comunicación con los docentes a fin de saber de qué se trataba.
Me explicaron que consistía en formar un equipo de tres personas, un estudiante universitario y  alumnos cursando Tercer Año de UTU o 6to. año de Secundaria que tuvieran planificado estudiar el año que viene la carrera de Contador Público.
Allí fue cuando pensé en contactar a los estudiantes que estuvieran mejor formados en la UTU, ya que el concurso básicamente era de tomar decisiones en una empresa” – explicó nuestro entrevistado.
Fue así que habló con Luis Fagúndez (UTU) y luego a Rebecca Gallino (Liceo Ipoll) para integrar el equipo que luego participaría en el certamen.
- ¿Cuál fue el objetivo de este concurso?
- “Presentaron a una empresa y se debió tomar decisiones acerca de su dinámica. Se trató de una empresa que vendía remedios a tres mercados; Estados Unidos, Finlandia y Francia.
Las decisiones pasaban por estudiar el precio de los productos, que calidad y los responsables nos daban condiciones del mercado como por ejemplo el estado del dólar, del euro y en base a ello debíamos manejarnos”.
-¿Y cuál fue el planteo de ustedes?
- “Nos inscribimos con alguna esperanza pues se presentaron más de 200 estudiantes de todo el país.
Al principio no teníamos muchas expectativas, pero fuimos de a poco y arrancamos sin agarrarle mucho la mano al programa.
Pero después nuestro equipo se fue perfeccionando… cada uno cumplía una función y así fue como fuimos escalando posiciones.
Se estableció un ranking de los veinte primeros equipos de todo el país y en ese momento ni figurábamos.
Posteriormente fuimos escalando a lugar número 17, luego al 13, de allí al 7, tercer puesto, segundo puesto y fue en la última ronda que nos posicionamos en el primer lugar y obtuvimos el premio”.
Estuvieron trabajando en el proyecto durante un mes, trabajando on line y reuniéndose todos los miércoles y los domingos.
Allí en esas reuniones analizaban las condiciones del mercado.
- Al comprobar que iban posicionándose cada vez mejor ¿Cómo fueron viviendo la experiencia?
-“Mirábamos el ranking y al ver que avanzábamos le fuimos tomando más el gusto y fue así que nos fuimos metiendo más con el programa.
Llegó un momento que estábamos toda la semana hablando de ese tema todo el tiempo y pensando una estrategia para avanzar”.
- ¿Contaron con algún guía para hacer las tareas?
- “No… y eso fue increíble porque habían grupos que recurrieron a Contadores y gente que los apoyaba.
Por eso nuestra expectativa fue mayor.
Cuando surgió esta oportunidad no le quise comentar nada a mi familia para no ilusionarlos, teniendo en cuenta el grado de dificultad del curso y la cantidad de estudiantes que se habían presentado a nivel nacional.
Hasta que llegó el día en que me informaron en la madrugada de un sábado que nuestro equipo era el ganador; entonces los desperté y les conté todo y que me había ganado junto a mis compañeros una beca de estudio del cien por ciento… fue una alegría enorme”.
“ME EMPEZÓ A GUSTAR EL MUNDO DE LOS
NEGOCIOS VIENDO TRABAJAR A MI PADRE”
-Después de este triunfo ¿Tienen pensado seguir trabajando juntos en algún proyecto?
-“Puede ser que más adelante hagamos algo, ya que como equipo funcionamos perfectamente.
Estuvimos motivados todo el tiempo y decidimos seguir adelante.
La relación fue excelente y siento también alegría por ellos, que el año que viene van a comenzar una carrera con una beca del cien por ciento”.
-¿Tienen conciencia de esta gran inversión que hicieron?
-“La verdad es que todavía no caímos…no tenemos esa noción de lo que ganamos…sí sentimos mucha alegría”.
-¿Cuándo descubrió que le gustaba el mundo de las finanzas?
- Lo viví siempre observando trabajar a mi padre y en Primer año de Liceo tuve a una muy buena profesora de Matemática, Silvia Jaureche, que le comentó a mi madre que yo tenía muy buenas condiciones para esa asignatura.
Así me fui dando cuenta que me gustaba el mundo de los negocios, observando trabajar a mi padre (José Pedro Bortagaray) y en la actualidad estoy muy interesado en el tema”.
- ¿De cuando en cuando aporta ideas en el negocio familiar?
-  “Sí… mi padre consulta para que también vaya tomando experiencia… por mi parte yo doy ideas y siempre me escucha”.
- ¿Qué balance hace de este primer año como universitario?
- “Muy satisfecho de poder aplicar lo que aprendí  en la UTU y siento que voy bien encaminado y con mucha expectativa de poder terminar este año”.
- ¿Qué particularidades tiene la dinámica empresarial actual?
- “Es muy cambiante…pienso que a la hora de emprender un negocio hay que ser muy innovador.
En Salto el cliente es muy difícil… me refiero al rubro gastronómico.
En otros lados la gente gasta más
A veces vemos muy buenos emprendimientos y el público salteño no apoya”.
Para Pedro Bortagaray, el empresario de hoy tanto puede experimentar el crecimiento de sus emprendimientos como de repente debe asumir momentos complejos.
Considera que resultan muy positivos los diversos programas de apoyo a pequeña y medianas empresas, sobre todo a los jóvenes emprendedores.
Es un apasionado del fútbol y siempre que tiene un momento libre trata de practicarlo y es un admirador de Washington “Loco” Abreu.
Ser Joven “Es tener ideas nuevas, objetivos claros y metas a cumplir”. María Fernanda
Ferreira

Pedro Bortagaray Manassi (19) es estudiante de Primer año de la Facultad de Ciencias Económicas en la Universidad Católica para formarse como Contador Público y junto a su equipo conformado por una estudiante liceal y un alumno de UTU ganó un certamen latinoamericano de “Toma de decisiones empresariales”.

El premio consiste en una beca total para estudiar en la Universidad Católica la carrera que eligió.soyjoven001

Este triunfo le ha dado aún mayor impulso para entrar pisando  fuerte en el mundo de los negocios al que estuvo vinculado desde pequeño, viendo trabajar a sus padres.

Me informé por medio de la cartelera de la facultad sobre un concurso a nivel nacional y me puse en comunicación con los docentes a fin de saber de qué se trataba.

Me explicaron que consistía en formar un equipo de tres personas, un estudiante universitario y  alumnos cursando Tercer Año de UTU o 6to. año de Secundaria que tuvieran planificado estudiar el año que viene la carrera de Contador Público.

Allí fue cuando pensé en contactar a los estudiantes que estuvieran mejor formados en la UTU, ya que el concurso básicamente era de tomar decisiones en una empresa” – explicó nuestro entrevistado.

Fue así que habló con Luis Fagúndez (UTU) y luego a Rebecca Gallino (Liceo Ipoll) para integrar el equipo que luego participaría en el certamen.

– ¿Cuál fue el objetivo de este concurso?

– “Presentaron a una empresa y se debió tomar decisiones acerca de su dinámica. Se trató de una empresa que vendía remedios a tres mercados; Estados Unidos, Finlandia y Francia.

Las decisiones pasaban por estudiar el precio de los productos, que calidad y los responsables nos daban condiciones del mercado como por ejemplo el estado del dólar, del euro y en base a ello debíamos manejarnos”.

-¿Y cuál fue el planteo de ustedes?

– “Nos inscribimos con alguna esperanza pues se presentaron más de 200 estudiantes de todo el país.

Al principio no teníamos muchas expectativas, pero fuimos de a poco y arrancamos sin agarrarle mucho la mano al programa.

Pero después nuestro equipo se fue perfeccionando… cada uno cumplía una función y así fue como fuimos escalando posiciones.

Se estableció un ranking de los veinte primeros equipos de todo el país y en ese momento ni figurábamos.

Posteriormente fuimos escalando a lugar número 17, luego al 13, de allí al 7, tercer puesto, segundo puesto y fue en la última ronda que nos posicionamos en el primer lugar y obtuvimos el premio”.

Estuvieron trabajando en el proyecto durante un mes, trabajando on line y reuniéndose todos los miércoles y los domingos.

Allí en esas reuniones analizaban las condiciones del mercado.

– Al comprobar que iban posicionándose cada vez mejor ¿Cómo fueron viviendo la experiencia?

-“Mirábamos el ranking y al ver que avanzábamos le fuimos tomando más el gusto y fue así que nos fuimos metiendo más con el programa.

Llegó un momento que estábamos toda la semana hablando de ese tema todo el tiempo y pensando una estrategia para avanzar”.

– ¿Contaron con algún guía para hacer las tareas?

– “No… y eso fue increíble porque habían grupos que recurrieron a Contadores y gente que los apoyaba.

Por eso nuestra expectativa fue mayor.

Cuando surgió esta oportunidad no le quise comentar nada a mi familia para no ilusionarlos, teniendo en cuenta el grado de dificultad del curso y la cantidad de estudiantes que se habían presentado a nivel nacional.

Hasta que llegó el día en que me informaron en la madrugada de un sábado que nuestro equipo era el ganador; entonces los desperté y les conté todo y que me había ganado junto a mis compañeros una beca de estudio del cien por ciento… fue una alegría enorme”.

“ME EMPEZÓ A GUSTAR EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS VIENDO TRABAJAR A MI PADRE”

-Después de este triunfo ¿Tienen pensado seguir trabajando juntos en algún proyecto?

-“Puede ser que más adelante hagamos algo, ya que como equipo funcionamos perfectamente.

Estuvimos motivados todo el tiempo y decidimos seguir adelante.

La relación fue excelente y siento también alegría por ellos, que el año que viene van a comenzar una carrera con una beca del cien por ciento”.

-¿Tienen conciencia de esta gran inversión que hicieron?

-“La verdad es que todavía no caímos…no tenemos esa noción de lo que ganamos…sí sentimos mucha alegría”.

-¿Cuándo descubrió que le gustaba el mundo de las finanzas?

– Lo viví siempre observando trabajar a mi padre y en Primer año de Liceo tuve a una muy buena profesora de Matemática, Silvia Jaureche, que le comentó a mi madre que yo tenía muy buenas condiciones para esa asignatura.

Así me fui dando cuenta que me gustaba el mundo de los negocios, observando trabajar a mi padre (José Pedro Bortagaray) y en la actualidad estoy muy interesado en el tema”.

– ¿De cuando en cuando aporta ideas en el negocio familiar?

–  “Sí… mi padre consulta para que también vaya tomando experiencia… por mi parte yo doy ideas y siempre me escucha”.

– ¿Qué balance hace de este primer año como universitario?

– “Muy satisfecho de poder aplicar lo que aprendí  en la UTU y siento que voy bien encaminado y con mucha expectativa de poder terminar este año”.

– ¿Qué particularidades tiene la dinámica empresarial actual?

– “Es muy cambiante…pienso que a la hora de emprender un negocio hay que ser muy innovador.

En Salto el cliente es muy difícil… me refiero al rubro gastronómico.

En otros lados la gente gasta más

A veces vemos muy buenos emprendimientos y el público salteño no apoya”.

Para Pedro Bortagaray, el empresario de hoy tanto puede experimentar el crecimiento de sus emprendimientos como de repente debe asumir momentos complejos.

Considera que resultan muy positivos los diversos programas de apoyo a pequeña y medianas empresas, sobre todo a los jóvenes emprendedores.

Es un apasionado del fútbol y siempre que tiene un momento libre trata de practicarlo y es un admirador de Washington “Loco” Abreu.

Ser Joven “Es tener ideas nuevas, objetivos claros y metas a cumplir”.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...