Gira Merino Donhe pretende mostrar la rentabilidad de la raza

La actividad continúa hoy en establecimientos de Artigas

En estancia La Blanca de la familia Stolovas comenzó ayer la gira de la Sociedad de Criadores de Merino Dohne.
Allí se congregó un buen número de criadores, así como consignatarios y técnicos de diferent es instituciones que acompañaron la actividad donde los anfitriones mostraron su majada y explicaron sus virtudes, por la tarde la actividad continuó en el establecimiento de la familia Peruchena.
En diálogo con EL PUEBLO Yoel Stolovas, integrante del establecimiento contó que ayer20190508_103358 trataron de mostrar el tipo de animal que están buscando para su sistema de producción, dijo que no son ortodoxos en todo lo que son cruzas que llevan a una pureza racial y conformaciones estrictamente de una raza, pero sí el biotipo de animal. Explicó que buscan animales con buenas conformaciones carniceras y sin perder de vista la calidad de lana y la finura.
ADEMÁS DE LOS NÚMEROS, UNA SATISFACCIÓN PERSONAL
El establecimiento comenzó con la cría de la raza en el 2010 y en el 2011 “nació la primera cordera”; en ese momento comenzaron a medir, y así lo hicieron durante dos años y el tercer año decidieron masificar.
Para la familia Stolovas, más allá de los números, el trabajo que se realiza en el establecimiento debe ser una satisfacción personal, así lo expresó emocionado Yoel Stolovas quien manifestó que “si bien es una empresa, y tiene que generar recursos, viene acompañado de disfrutar lo que hacemos, yo vivo con mi familia en el establecimiento, y junto al resto de la familia los resultados los medimos en satisfacción; llega la primavera y uno no puede quedarse sin ir a ver un20190508_114344a majada o un ganado parir, entonces eso es el alimento de todo el año”.
Agregó que de esta manera se van cumpliendo metas; “son pariciones, destetes, ecografías ,esquilas; todo el año es una meta, y todo el año va generando satisfacciones, cuando se van logrando las metas que se plantean”.
VELOCIDAD DE CRECIMIENTO Y CONFORMACIÓN
En cuanto a los objetivos con la raza, indicó que en cuanto al micronaje “ya estamos en el micronaje que queremos; entre 19 y 20 micras, y el objetivo es no perderlo; queremos lograr animales con velocidad de crecimiento, no con pesos muy altos sino mucha velocidad de crecimiento y facilidad de crecimiento pero no pensando en pesos extremos y manteniendo este rango de finura y sin perder cantidad lana”. Recordó que tienen una majada que viene de un origen de lana pesada, y “no podemos perder de vista de perder esa característica”. Stolovas comentó que desde hace muchos años crían Merino Australiano, y continúan haciéndolo, son amantes de la raza, y si bien el Merino Australiano son animales que en tamaño corporal son de muy buen tamaño, pero tiene una carencia en cuanto a conformación y el Dohne entró tratando de suplir la conformación y el vigor.
CONTROL DEL PIETÍN
Stolovas destacó que tienen muy bien controlado el pietín y la metología aplicada es la recomendada por el SUL (Secretariado Uruguayo de la Lana) que es hacer revisaciones en momentos claves como s20190508_130212on las secas de enero, en poco tiempo tratar de revisar el 100% de los animales, aislar a los portadores y eliminar los crónicos; ser muy efectivos en un corto período de tiempo.
RAZA RENTABLE
Rafael Steverlynck, presidente de la Sociedad de Criadores indicó que el objetivo de la gira es transmitir que el Merino Dohne es una raza rentable, un doble propósito de lana fina, de entre 17-18 a 22 micras, de muy buena calidad, una lana fina, blanca, buen vellón, pesado y muy carnicera.
Destacó que el Dohne tiene un muy buen porcentaje de los cortes de valor que son el lomo y la parte trasera y además se pretende transmitir que el negocio del cordero pesado es muy bueno también, tiene una ganancia de peso de cordero muy importante, dependiendo de la comida que se le da, entonces para los campos uruguayos es una raza que se desarrolla muy bien.
CONTINÚA HOY
La actividad se desarrollará hoy en establecimiento “Ibirapitá” de Grasso, en el paraje Palma Sola (Artigas).
Al mediodía almorzarán en la Liga de Trabajo de Tomas Gomensoro.
En la tarde, a la hora 15 la actividad culminará en la estancia “El Rodeo” de Noboa, en el paraje Yucutujá.