Gladiador “afilado”… esta vez lo sufrió Ceibal!!

Apostillas Araújo

Concurrencia.

Muy buena, la del domingo a la tarde allí en cancha de Ceibal, máxime teniendo en cuenta lo que ha venido siendo la presencia de público en fechas anteriores, en los diferentes escenarios deportivos.

Se vendieron 609 boletos en el Rufino Araújo, y la recaudación primaria por tal concepto, ascendió a la suma de $ 29.925, cifra para nada despreciable, y que seguramente puede estar marcando el esperado repunte en este aspecto.

Según transcurra el torneo, pensamos que una cifra aproximada a la registrada este domingo allí en el reducto ceibaleño, se puede estar repitiendo en más de una cancha, debido al interés, que comienzan a tener los diferentes partidos, siempre pensando en los números de la tabla, la de arriba, y la de abajo por supuesto, se entiende verdad ?

9

Una postal de lo que el partido Gladiador – Ceibal, el domingo a la tarde allí en el Rufino Araújo. Marcelo Menoni del local, en una intentona ofensiva rodeado de tres jugadores de Gladiador. Victoria justa, clara y merecida del equipo que dirige Richard Albernaz, que tiene un partido menos, y sueña con la punta de la tabla.

Primera hora.

Victoria de Lazareto ante Almagro por 2 a 0, sin dudas que el choque de “vecinos”, esta vez tuvo el festejo de la gente del “Tanque”, que mostrando una mejoría por demás notoria, más que nada en el juego, se terminó quedando  con los tres puntos en forma merecida.

Está claro que el Técnico Mario Souza le encontró la vuelta al plantel, posicionó en forma correcta a sus jugadores dentro del campo, estos entendieron el mensaje, y dicho aspecto ya se comienza a notar de un par de fechas a esta parte.

Lazareto hoy está en posición de Liguilla, la que jugarán  aquellos equipos que se ubiquen al final del torneo entre los puestos segundo, y quinto en la tabla general. Falto mucho es cierto, pero queda claro, que Lazareto será uno de los grandes animadores del torneo de aquí al final, y lo viene demostrando.

9-2

Marcelo Urroz de Lazareto, cubre la pelota ante la marca de un defensa de Almagro. El delantero del equipo dirigido por Mario Souza, anotó los dos goles, con los que Lazareto le ganó a Almagro el domingo a primera hora, en cancha de Ceibal.

De fondo.

Sin dudas el partido de la fecha, y aunque a esta altura todos los compromisos adquieren relevante importancia, está claro que el choque entre Ceibal y Gladiador, era el que se “robaba” toda la atención de la jornada futbolera dominical, siempre hablando en el plano local.

Un partido con todos los condimentos, dos equipos de convocatoria importante, y 90´ de juego para derimir un resultado, que en las previas, (y luego de conocerlo mucho más), podría estar marcando novedades trascendentes, en lo que a tabla de posiciones se refiere.

Una fiesta.

Se habló mucho antes del partido, y está bueno aquello de prevenir, así lo entendieron los dirigentes de Ceibal y Gladiador, los contactos que no faltaron, la comunicación entre ambos ni que hablar, y terminó siendo una fiesta del fútbol, como debiera acontecer siempre por otra parte.

No hubo problemas, el operativo de seguridad funcionó en forma normal, y de muy buena manera, y vale resaltarlo sin dudas.

El colorido de las hinchadas, los cánticos, las “batucadas”, el papel picado, la emoción del hincha en su máxima expresión… en fin, una fiesta.

El reconocimiento para la gente de Ceibal, y también para la de Gladiador, la visita se quedó con una justa, y merecida victoria, y se fue tranquila rumbo a su barrio festejando el logro conseguido. El local con la bronca lógica por el resultado, pero abandonando su cancha en forma normal, y correcta, incluso con los protagonistas saludándose en la cancha al final del juego.

Todo esto reconforta, y nos hace pensar que nada está perdido, fue nada más que un partido de fútbol, un espectáculo deportivo, que la gente disfrutó, y pese a las sensaciones encontradas al final, cada uno por su lado, y aquí no ha pasado nada… así está bueno, y queríamos resaltarlo, para que se tome como ejemplo, y que esto se repita ante situaciones similares a futuro. Vale la pena.

Arbitraje.

Fue bueno el trabajo de la terna encabezada por el Árbitro central Miguel Monzón el domingo a la tarde allí en cancha de Ceibal.

Alguna que otra situación puntual, que surge más que nada producto de un aspecto que hemos marcado en varias oportunidades…la colaboración de los jugadores dentro de la cancha, primero con los jueces, y luego en bien del  espectáculo. Técnicamente correcto, y físicamente impecable, se lo vio al central Monzón, pitando lo que tenía que pitar, y estando siempre muy cerca de la incidencia, bien asistido en este caso por sus colegas Héctor Bortagaray y Ricardo González. Cuando debemos criticar la labor arbitral lo hacemos, y cuando surge lo de nuestro comentario de hoy, tampoco nos tiembla la mano, a la hora de hacerlo notar… las cosas como son.

El tricolor mantuvo la punta.

Con dos goles de Alejandro Galliazzi, Nacional mantuvo los dos puntos de diferencia con Gladiador (con un partido postergado ante Ferro Carril), y la punta del campeonato Salteño.

Partido complicado para los dirigidos por Héctor “Pipo” Rodríguez, que comenzaron en desventaja ante Chaná por 0 – 1, con gol convertido por Hugo Castagnet mediante la ejecución de un tiro penal. El equipo “bolso” revierte el marcador, y lo termina ganando en cifras de 2 a 1.

Sin dudas que toda la expectativa planteada por la afición deportiva de nuestro medio, en cuanto a lo local, y a lo que será la definición de este campeonato, está dada una vez que se cumplan los partidos atrasados.

Algunos dicen que recién allí se comenzará a disputar la verdadera lucha por el primer lugar en la tabla… será tan así ?

9-3

Alejandro Galliazzi, de Nacional remata ante la marca de Montero de Chaná. Lo ganaba el “Indio” con gol convertido de penal por Hugo Castagnet, el tricolor lo dio vuelta con dos goles de Galliazzi. El equipo de Héctor “Pipo” Rodríguez, mantuvo la punta del torneo.